Preguntas

Si tienes la vista cansada, sigue estos consejos para calmarla

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 5 de noviembre de 2019

2 minutos

Debes evitar permanecer mucho tiempo con la mirada fija en el ordenador o leyendo y descansar

Si tienes la vista cansada, sigue estos consejos para calmarla

La presbicia o vista cansada es un problema común, sobre todo, a partir de los 45 años, y pasados los 50 se puede considerar que la mayor parte de la población presenta este problema, según algunos expertos. Esta afección aparece porque el cristalino, la lente natural que tenemos dentro del ojo, a medida que envejece se torna menos rígido y flexible, lo que provoca una disminución de su función de enfoque.

Conocer los factores de riesgo

A la hora de detectar este trastorno debemos tener en cuenta los factores de riesgo, la edad es uno de ellos, pero también influye la genética de cada persona. También tiene que ver la actividad diaria que se haga con el ojo, ya que afecta el tiempo que pasemos delante del ordenador o si leemos mucho. Asimismo, las personas con miopía tienen tendencia a desarrollarla más tarde que las que poseen hipermetropía o aquellos que nunca han necesitado gafas para ver correctamente.

Su evolución varía desde que aparece en torno a los 40 años y hasta cumplir los 60 años, aproximadamente, que es cuando ya está desarrollada del todo y permanece estable. Con los años se puede experimentar una mejora en la visión, y a lo mejor hasta no necesitamos gafas para realizar actividades como coser o leer, pero según los expertos esto suele ser el primer síntoma de desarrollo de cataratas.

Ejercicios para aliviar los efectos de la vista cansada

Cómo calmarla

Como la presbicia está asociada al envejecimiento no se puede prevenir, pero sí es posible adoptar medidas para identificar y calmar algunos de sus síntomas.

Una de ellas es acudir a revisiones periódicas con el oftalmólogo, al menos a partir de la cuarta década, y sobre todo si pasamos muchas horas frente al ordenador. Es importante saber cuáles son sus manifestaciones. Algunas de ellas son dificultades para ver imágenes de cerca o leer, así como presentar dolores de cabeza tras realizar tareas que impliquen la visión de cerca durante un tiempo prolongado, explican desde Laboratorios Cinfa (@CinfaSalud).

Al trabajar delante del ordenador se han de respetar los tiempos de descanso, usar un tamaño de pantalla y de letra lo más amplio posible, configurar su brillo y mantener la distancia adecuada.

Si usas gafas, has de llevar la graduación que te haya indicado tu oftalmólogo. La presbicia evoluciona al principio, por lo que es importante mantener un control. Hoy en día, además, hay distintas opciones para abordar este problema y quien mejor te puede asesorar es el experto.

0

No hay comentarios ¿Te animas?