Salud

Prueban con éxito una terapia no hormonal que reduce los síntomas de la menopausia

65ymás

Martes 11 de agosto de 2020

2 minutos

El fezolinetant ofrece alivio para los sofocos y los sudores nocturnos

Terapia Hormonal Sustitutiva para combatir los sofocos de la menopausia

Una terapia no hormonal para tratar los sofocos y otros síntomas asociados con la menopausia es efectiva en un reciente ensayo clínico, de acuerdo con un estudio publicado por un equipo de investigadores que incluye profesores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado (Estados Unidos).

El fezolinetant, una terapia oral no hormonal en desarrollo clínico, ofrece alivio para los sofocos y los sudores nocturnos, que son los síntomas asociados a la menopausia más comunes para los que las mujeres buscan tratamiento. Alrededor del 80 por ciento de las mujeres estadounidenses experimentan estos síntomas.

"Se necesita una alternativa efectiva al estrógeno para el tratamiento de los sofocos para proporcionar una mejor atención. Hay algunos medicamentos que se pueden usar, pero todos tienen efectos secundarios significativos y son de menor eficacia que el estrógeno", explica Nanette Santoro, autora principal del estudio, que se ha publicado en la revista Menopause.

El estudio revisó la experiencia de 352 mujeres con síntomas vasomotores menopáusicos (SVM) de moderados a severos, como sofocos, que se inscribieron en un estudio de 12 semanas que comparó el tratamiento con fezolinetant frente a un placebo. El tratamiento se probó en una gama de dosis.

Consejos para cuidar el corazón de una mujer en la menopausia

"La aparición de síntomas vasomotores interfiere con el sueño, la concentración, la memoria, la productividad laboral y las relaciones personales y se ha relacionado con sentimientos de depresión, irritabilidad, ansiedad, fatiga y vergüenza/aislamiento social. Todos estos factores contribuyen a la influencia negativa observada del SVM en el bienestar psicológico y la calidad de vida relacionada con la salud", resaltan los autores.

Los síntomas del SVM se desencadenan por la actividad neuronal que afecta al funcionamiento termorregulador del cerebro. El estrógeno ayuda a regular esa actividad, pero durante la menopausia los niveles de estrógeno disminuyen y ya no se modulan tan eficazmente. El fezolinetant funciona bloqueando la señal de la neurokinina B (NKB) y normalizando la actividad de la neurona KNDy (kisspeptin/NKB/dinorfina).

En este estudio, más del 80 por ciento de las mujeres que tomaban fezolinetant informaron de una reducción de los síntomas y más de la mitad de las mujeres que tomaban el tratamiento indicaron una reducción de los síntomas del 90 por ciento o más. Las participantes registraron sus síntomas diariamente en un dispositivo electrónico y llenaron cuestionarios de calidad de vida. Tenían una edad media de 54,6 años. La mayoría de las mujeres (73 por ciento) se identificaron como blancas, 25 por ciento negras, 1 por ciento asiáticas y 1 por ciento de otro tipo.

"Este es un resultado extraordinariamente exitoso y ofrece una promesa de alivio a millones de mujeres. Este estudio allana el camino para realizar más estudios de mayor duración del tratamiento y en un grupo más amplio de personas", concluye Santoro.

0

No hay comentarios ¿Te animas?