Salud

¿Puedo tener fiebre por estrés?

Olga Selma

Foto: bigstock

Domingo 4 de julio de 2021

3 minutos

El estrés puede causar fiebre incluso cuando no hay una enfermedad o infección subyacente

¿Puedo tener fiebre por estrés?
Olga Selma

Foto: bigstock

Domingo 4 de julio de 2021

3 minutos

La fiebre suele ser una de las primeras señales de una infección por bacterias o virus en el cuerpo, pero algunos estudios han encontrado que los episodios de estrés crónico y ansiedad también podrían causar esta molestia.

Algunos pacientes desarrollan una temperatura corporal central alta cuando están expuestos a eventos emocionales, mientras que otros muestran una temperatura alta persistente de bajo grado (37-38 ° C) durante situaciones de estrés crónico. Es lo que se conoce como fiebre psicógena.

El mecanismo de la fiebre psicógena aún no se comprende completamente, pero es una enfermedad psicosomática relacionada con el estrés. Debemos tener en cuenta que el estrés inflama, oxida y resta defensas a nuestro organismo. Su origen profundo está en aquellas emociones que no tenemos bien integradas y activan respuestas físicas y psíquicas que pueden acabar por enfermarnos.

Las fiebres psicógenas pueden ocurrir a cualquier edad y parecen ocurrir más comúnmente en mujeres que en hombres. Sin embargo, debido a que no ha habido una gran cantidad de investigaciones, no hay datos precisos y consistentes. 

Algunos estudios en animales han demostrado que el estrés aumenta la temperatura a través de mecanismos distintos de la fiebre infecciosa. De forma que los animales con estrés crónico también muestran una respuesta hipertérmica ante un estrés nuevo, igual que las experiencias pasadas de miedo.

bigstock Fiebre por estrés

Cómo reconocerla

Una fiebre psicógena presenta muchos de los síntomas típicos de la fiebre, como una temperatura corporal elevada, sensación de calor o enrojecimiento, dolores corporales y fatiga. Otra forma de distinguirla es analizar y ver los síntomas paralelos que tienes a esa fiebre. En el caso de que padezcas congestión o secreción nasal y estornudos o tos, garganta irritada y ojos llorosos, estamos ante una infección. 

Aunque todavía no se ha realizado ningún estudio epidemiológico de las fiebres psicógenas y por tanto, se desconoce el número de pacientes afectados, esta condición está relativamente extendida, según los informes de casos disponibles. Tal y como indican dichos informes, la sintomatología se atenúa con ansiolíticos o mediante la resolución de las dificultades de los pacientes por medios naturales o psicoterapia. Ello quiere decir que debemos atacar la fuente del estrés para solucionar este problema ya que por si solo no desaparecerá. Aunque la mayoría de las fiebres psicógenas son de corta duración y se resuelven por sí solas, volveremos a padecerla ante un nuevo estresor. 

Es por ello, por lo que si padecemos fiebre psicógena, debemos hacer un esfuerzo para reducir nuestros niveles de estrés, porque una vez tengamos identificada la fuente del estrés, podremos abordar la causa principal de la fiebre y los siguientes episodios. Detrás del estrés se esconden muchas veces nuestras emociones. Por ello, una buena gestión emocional, las terapias corporales y prácticas como la meditación pueden ser de gran ayuda.

 

Sobre el autor:

Olga Selma

Olga Selma es redactora especializada en temas de salud, alimentación y consumo.

… saber más sobre el autor