Salud

El significado de las marcas blancas que aparecen en las uñas

Ignacio Casanueva

Jueves 15 de octubre de 2020

2 minutos

El significado de las marcas blancas que aparecen en las uñas

“Me ha salido una mancha blanca en las uñas, tengo falta de calcio”. Esta frase es una de las más comunes y a la vez más alejadas de la realidad. Nadie ha confirmado esta hipótesis y a día de hoy no existe ningún dato en la ciencia que apoye esta creencia.

La uña es un organismo vivo y en crecimiento y sabremos que su estado de salud es bueno cuando tenga un color rosado pálido, con una forma de media luna más clara en la parte inferior (que es donde se encuentra la matriz en la que crece la uña). Y es que las uñas, como la piel o el cabello, hablan mucho sobre la salud en general.

Formadas por queratina y diversas proteínas, suelen crecer un centímetro al mes en las manos, y un centímetro cada nueve meses en los pies. Unas uñas lisas, de color uniforme y consistente y sin manchas o decoloraciones suelen ser unas uñas sanas. Pero ¿qué pasa cuando aparece algún defecto en ellas? ¿Qué significan esas manchas?

La mayoría de la población tiene o ha tenido alguna vez manchas blancas en sus uñas, o también conocido como leuconiquia. Se trata en gran parte de una alteración inofensiva. Cuando las manchas son pequeñas, suelen ser el resultado de una lesión en la uña porque se muerde, porque se ha producido un golpe excesivo o por alguna reacción alérgica a productos para uñas. Pueden producirse lesiones en las uñas sin que se haya producido dolor durante la realización de tareas cotidianas. La mayoría de las manchas blancas tienden a curarse por sí solas y suelen desaparecer una vez que la uña ha crecido completamente, al cabo de aproximadamente seis a ocho meses.

Manchas blancas uñas

Debemos empezar a preocuparnos si la mancha blanca es grande, ya que podría indicar síntomas subyacentes graves como insuficiencia renal o cirrosis. Si se presentan varias manchas en la mayoría de las uñas, pueden estar relacionadas con enfermedades de la piel.

Como hemos indicado antes, esta parte del cuerpo es un reflejo de nuestro estado de salud. Dependiendo de su estado podremos saber una u otras cosas. Estos son los problemas más frecuentes:

  • Estrías. Las longitudinales suelen aparecer con la edad y no están asociadas a ninguna patología. De origen casi siempre hereditario, no tienen tratamiento específico.
  • Uñas blandas y débiles. Suelen romperse con facilidad y pueden deberse a enfermedades crónicas, reumáticas…
  • Uñas de color amarillo: Las lacas, la psoriasis o infecciones de hongos suelen estar detrás de este color.
  • Uñas encarnadas en los pies. Su causa es hereditaria. Para evitarlo, es aconsejable no cortar los bordes de la uña, solo la zona central, es decir, dejar la uña en forma cuadrada.
  • Microtraumatismos. Suelen ocurrir tras realizar deportes agresivos que hacen que aparezcan pequeñas rayas amarillentas.
  • Hongos. Es quizás uno de los más frecuentes. Pueden aparecer zonas amarillentas o blanquecinas, o pueden suceder que la uña se separe.
  • Problemas asociados al uso de esmaltes. El uso excesivo de lacas puede hacer que la uña se vuelva áspera y sin brillo, incluso que adopte un tono amarillento porque los pigmentos de la laca penetran en su interior.

Las uñas son una de las partes más visibles de nuestro cuerpo, y al igual que el resto dicen mucho de nuestra salud. Cuidarlas será cuidarnos a nosotros mismos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?