Salud

¿Qué tengo en mi cabeza, verrugas o bultos de grasa?

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 14 de enero de 2021

1 minuto

Estos cuerpos molestos deben ser evaluados por un especialista por si precisan ser extirpados

¿Qué tengo en mi cabeza, verrugas o bultos de grasa?
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 14 de enero de 2021

1 minuto

Si te has notado alguna vez un pequeño bulto en la cabeza puede tratarse de una verruga o bien de un bulto de grasa o quiste. Diferenciarlos es importante, y para ello será necesario acudir a un dermatólogo para que lo analice y valore si es necesario quitarlos. En ambos casos, lo cierto es que la presencia de alguno de estos dos cuerpos puede resultar incómodo tanto físicamente al peinarnos, como estético según el corte de pelo que llevemos y lo que se aprecien a la vista. Para diferenciarlos, vamos a tratar de explicar qué es cada uno de ellos.

¿Qué es un quiste?

Los quistes son por regla general benignos. Tienen forma de saco y crecen bajo la piel. Contienen materia grasa de origen folicular. Suelen aparecer en el cuero cabelludo, cara y espalda, aunque pueden crecer en cualquier parte del cuerpo.

En ocasiones los quistes se pueden confundir con los lipomas, tumores benignos de masa grasa que se localizan en la piel y el tejido muscular subyacente. Aparecen con más frecuencia en el tórax, extremidades y en la zona superior de la cabeza.

Aunque ambos casos son benignos, en el caso de presentar algún tipo de molestia, deben ser evaluados por un especialista para que valore la extirpación.

El cáncer de cabeza y cuello es uno de los tumores con más impacto psicológico y social

Verrugas capilares

Al igual que con los quistes, las verrugas en la cabeza suelen ser generalmente benignas, aunque también deben ser evaluadas por un especialista ya que podrían ser síntoma de alguna enfermedad.

Las verrugas en la cabeza suelen ser provocadas por una infección del virus del papiloma humano (VPH). Estas pueden llegar a ser contagiosas, con lo cual es recomendable cuidar la higiene a la hora de compartir objetos.

Si las verrugas presentan un color rosáceo o blanquecino y con forma redondeada, no tienen ningún peligro para la salud. Sin embargo, si notamos que aumentan de tamaño, cambian de color, aparece sangre, dolor, picor o pus, deberías acudir a tu médico.

¿Hay que quitarlas?

Lo primero que hará el especialista será analizar si se trata de una verruga vulgar o por el contrario es preciso hacer una biopsia para evaluar si puede estar relacionada con otra enfermedad como por ejemplo un cáncer.

En el caso de que sea una verruga común lo más habitual es utilizar un tratamiento de crioterapia para eliminarla.

En muchos casos, las verrugas benignas pueden llegar a desaparecer por sí solas pasado un tiempo, una vez que el virus muere por sí solo.

No obstante, siempre pueden ser extirpadas con una pequeña cirugía y láser.

0

No hay comentarios ¿Te animas?