Asociaciones de mayores

Mensaje de los mayores a los políticos: "Somos invisibles. No existimos"

Antonio Castillejo

Sábado 8 de mayo de 2021

12 minutos

CEOMA y UDP explican la realidad del colectivo en la Comisión de Derechos Sociales del Senado

Mensaje de los mayores a los políticos: "Somos invisibles. No existimos"
Antonio Castillejo

Sábado 8 de mayo de 2021

12 minutos

La voz de los mayores por fin se ha escuchado, fuerte y clara, en el Senado. Paca Tricio, presidenta de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), y el doctor Juan Manuel Martínez Gómez, presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Mayores (CEOMA), han sido los encargados de explicar ante la Comisión de Derechos Sociales de la Cámara Alta la realidad de este colectivo, cada vez más amplio. Y es que debemos tener muy presente que las personas mayores de 65 años ya son 9,3 millones en nuestro país.

Doblar el presupuesto de la Ley de Dependencia

Juan Manuel Martínez destaca de su comparecencia, de casi hora y media, "las propuestas que hicimos, como la de impulsar un desarrollo de la ‘Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación Dependencia’ para que se resuelva la lista de espera en la prestación de servicios y la valoración de las personas que lo solicitan".

Juan Manuel Martínez Gómez, presidente de CEOMA
El doctor Juan Manuel Martínez Gómez, presidente de CEOMA

 

Para ello, el presidente de CEOMA argumenta que es necesario "incrementar el presupuesto asignado a dicha Ley y por eso proponemos el incremento del 0,7% del PIB actual al 1,5%, teniendo además en cuenta que nuestro país es la cuarta economía europea, pero una de las últimas en servicios sociales. Sería subirlo al doble porque esa es la media europea". Eso sí, una media muy alejada aún del 17% que dedican los países escandinavos. En cualquier caso, concluye: "No podemos olvidar que hay 300.000 personas en las listas de espera entre las que están pendientes de evaluar y las que lo están de la adjudicación de la cartera de servicios".

Otro de los temas importantes que abordó Juan Manuel Martínez fue el de que "las asociaciones de defensa de los mayores vivimos de las subvenciones que recibimos. ¿Cómo es posible que no se incrementen esas subvenciones y se agilice su entrega que ahora está siendo en diciembre, casi a año vencido? ¿De qué vamos a vivir cuando se está promoviendo que seamos un grupo de población activo y participativo? Este es un tema muy serio del que Luis Alberto Barriga, director general del Imserso, ya es consciente", explica.

comparecencia ceoma

¿Aumentar los impuestos o disminuir los gastos?

Otra de las propuestas que llevó al Senado el presidente de CEOMA fue la de aumentar la ayuda a domicilio que reciben las personas mayores de 65 años, "del 4,9% actual con una media de 20 horas al mes, a un mínimo del 12% de esos mayores con una intensidad también mínima de 60 horas al mes". Además, en el caso de las residencias también propuso que "es necesario qué cambio del modelo actual hacia unidades convivenciales en las que la prestación de los servicios se dirija a la atención centrada en las personas, así como que se garantice la coordinación sociosanitaria con los sistemas de salud".

“Para CEOMA, fomentar una vida activa contribuye a reducir los costes sociosanitarios y a prevenir la dependencia. No solo es importante vivir más años, sino también, vivir con buena calidad de vida” valora el presidente de la Confederación. Este es un tema que me gusta mucho porque llevo muchos años luchando por todo esto y le dije a los senadores que ya hay que pasar del dicho al hecho. Ya no hay que decir más, lo que hay es que hacer", explica el doctor Martínez Gómez.

El coloquio posterior a la presentación realizada por Juan Manuel Martínez, los senadores le preguntaron sobre numerosas cuestiones como por ejemplo, "cómo se podría resolver el tema del envejecimiento de la población en lo que la natalidad se refiere. Yo les contesté que para aumentar la natalidad habría que redistribuir el trabajo entre el nombre y la mujer, que todas las empresas con más de 100 trabajadores tuviesen una guardería en la propia empresa y también les recordé que hay otros países en los que se da una subvención monetaria por el primer, segundo, tercer hijo... Pero aunque eso está bien, no lo veo como un incentivo para aumentar la natalidad".

"Fue muy curioso que la representante de ERC me dijese que estaba absolutamente de acuerdo con todo lo que yo estaba diciendo, pero para lograr eso habría que aumentar los impuestos y le contesté que por mis años de experiencia hay que aumentar los impuestos, pero también hay que disminuir los gastos. Disminuir el gasto es como tener más ingresos. Por ejemplo, somos la cuarta economía europea, pero también somos el país de Europa con mayor economía sumergida, el 23 % del PIB , casi 240.000 millones de euros", asegura Juan Manuel Martínez antes de añadir que "si se resuelve esta situación y se aplica la fiscalidad a esa economía sumergida se resolvía el problema de las ayudas a domicilio, de las pensiones, y de muchísimas cosas más. Empeñémonos en reducir los gastos y si aún no es suficiente entonces sí habría que arbitrar alguna fórmula para que se incrementaran los impuestos pero siempre teniendo en cuenta que debe pagar más quien más tiene".

"Una edad cronológica, otra biológica y un tercera psicológica" 

Los senadores también preguntaron al presidente de CEOMA sobre las residencias y éste les recomendó dos cosas: "Lo primero que lean el Plan Gerontológico Español, del que soy coautor. Por este plan, el gobierno, entonces del PSOE, recibió las felicitaciones de la Comunidad Europea y ahora mismo está totalmente actualizado a pesar de que se hizo hace 30 años. Y en segundo lugar, les recomiendo que también lean el documento que hemos elaborado en el Colegio de Médicos de Madrid dentro de la Comisión encargada del Adulto Mayor, donde se dice que hay que cambiar el modelo funcional y de gestión de las residencias para que vayan realmente dirigidos a las personas. Son 12 puntos en los que exponemos cómo mejorar la gestión de las residencias además de su funcionalidad".

Al doctor Martínez le preguntaron por el servicio que reciben las personas mayores en atención primaria por parte de unos médicos que en realidad no son expertos en geriatría sino en medicina general. La respuesta del presidente de CEOMA fue que son esos mismos médicos de familia los deberían estar formado ampliamente en la asignatura de geriatría puesto que tienen que resolver el 97% los problemas de salud de los mayores. No podemos olvi8dar que uno de cada tres pacientes que atienden es mayor de 65 años. Fue entonces cuando el propio presidente de la Confederación se preguntó a sí mismo delante de los senadores. "¿Cómo es posible que en una especialidad como la geriatría, que fue reconocida como tal en 1978, hace 43 años, no lleguemos a mil los geriatras que hay en España donde son bastantes más de nueve millones las personas mayores de 65 años?". "Habría que crear más servicios de geriatría en nuestros hospitales", concluyó.

Por último, sobre el tema de la jubilación, el doctor Martínez Gómez, pidió en el Senado una "jubilación flexible y voluntaria compatible con el trabajo si es necesario. No tiene que haber jubilación para la gente que no quiere jubilarse, siempre en función del trabajo que se desarrolle porque no es lo mismo un trabajo físico que uno más intelectual. La edad cronológica no tiene nada que ver con la edad biológica ni con la edad psicológica y eso nos lleva a desear una jubilación voluntaria, libre y flexible además de compatible con el trabajo".

Sociedad al margen de las personas mayores

Por su parte, Paca Tricio habló largo y tendido sobre muchos temas como por ejemplo de la banca. "Les trasladé que estamos creando una sociedad al margen de las personas mayores. Sin contar con ellas ni con sus intereses. Un ejemplo clarísimo lo tenemos en la banca, porque en estos últimos días, estamos escuchando con perplejidad, las razones que los grandes grupos bancarios están esgrimiendo para justificar el cierre de otras 4.000 sucursales bancarias. Algo para lo que utilizan el término 'adelgazamiento' como si fuera una 'operación bikini'. Explican que cierran tantas oficinas porque ya no va mucha gente a ellas, debido a la progresiva digitalización de servicios".

Paca Tricio, presidenta de UDP. Foto: Pablo Recio
Paca Tricio, presidenta de UDP

 

Para la presidenta de UDP, esta situación tiene tres caras y dos de ellas son dramáticas. "Una, los despidos de una cantidad terrible de trabajadores y trabajadoras de la banca. No los grandes ejecutivos, sino los técnicos y técnicas que defienden con sus sueldos, sus situaciones vitales. Otra, que nos afecta directamente a nosotras y a nosotros, es la imposibilidad de muchos colectivos para poder acceder a sus sucursales habituales. Una tercera acuña la frase 'la banca siempre gana'. Quien toma estas decisiones es quien sigue generando millones de beneficios trimestralmente. Pero esto no es nuevo, la banca lleva muchos años expulsando de sus oficinas a amplios sectores de la población, entre otros, a las personas mayores. La banca lleva años haciendo de sus servicios una auténtica 'carrera de obstáculos' para muchos mayores que siguen necesitando una atención personalizada. Les dicen que hagan sus gestiones a través de las app, desde el ordenador, o utilizando los puestos automáticos a la entrada de las oficinas".

Paca Tricio tiene muy claro que esta actitud de la banca tiene un nombre, "es edadismo, discriminación por edad. Las personas mayores y otros colectivos tenemos derecho a la autonomía personal y con esta situación se dificulta dicho derecho, al tener que contar con un familiar para gestionar sus ahorros. En definitiva supone una pérdida de derechos para muchas personas a las que la sociedad debería mostrar respeto, consideración y dar respuesta a sus necesidades, atendiendo a su situación personal. Es muy grave lo que está sucediendo con la banca, especialmente en pequeñas localidades del mundo rural en las que el cierre de oficinas bancarias lleva años produciéndose, y ahora se verá aún más agravado tras el cierre masivo demás oficinas".

"Los mayores no existimos"

La presidenta de UDP también habló en el Senado sobre la invisibilidad de los mayores. "Parece que somos invisibles. Los mayores no existimos". Cuando pronunció estas palabras, los senadores le preguntaron qué se podía hacer al respecto. Paca Tricio fue, como siempre, tan clara como rotunda y les contestó: "Una cosa muy sencilla, participar con nosotros, conocer lo que hacemos y cómo lo hacemos y también que nos echéis una mano para poder mantener abiertas las entidades sociales de mayores que han sido tremendamente activas y solidarias con sus hijos, sus nietos, sus amigos y sus vecinos".

05.05.2021 Foto Sra. Tricio 2 (1)

 

"Aquí estamos, existimos. Y queremos que se rompa nuestra invisibilidad, esa a la que en tantas ocasiones la sociedad nos condena. Una sociedad quizás demasiado centrada en el cortoplacismo, deslumbrada por lo nuevo y marcada por la obsolescencia de casi todo. Una sociedad en la que las personas mayores seguimos pensando en esa triste máxima: No trabajamos, luego ya no existimos, no contamos, no cuentan con nosotros", se lamenta Paca Tricio.

"También les trasladé –continúa Tricio– que queremos ser tratados en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía. Sabemos que nuestras capacidades físicas se van reduciendo con la edad, es una ley de vida, y sólo demandamos que nuestros entornos y espacios sean adecuados a esas capacidades. Sean amigables y accesibles". También destacó que "no es comprensible que los políticos hablen del colectivo de mayores en época electoral y sin embargo no hayan podido hasta el momento ponerse de acuerdo para tratar el blindaje de las pensiones, que venimos reivindicando año tras año".

Brecha digital y otras tres realidades incontestables

No olvidó la presidenta de UDP hablar también en el Senado de la brecha digital, "de las dificultades en el uso de medios electrónicos de un gran número de personas mayores y por lo tanto, de sus asociaciones. Esta pérdida efectiva de derechos, alcanza niveles aún más preocupantes en el medio rural, en el que, a la falta de formación en el uso de las TIC, se suma la inexistencia o bajísima calidad de las infraestructuras de conectividad de banda ancha", aseguró.

Finalmente, Paca Tricio quiso poner en valor tres realidades, para ella, incontestables. "La primera tiene que ver con lo castigadas que han sido las personas mayores en esta maldita pandemia. Soledad, enfermedad y un profundo aislamiento".

"La segunda, es la importancia y el valor de las mujeres mayores en nuestra sociedad. Doblemente discriminadas, por ser mujeres y por ser mayores. En ellas podemos ver todavía desgraciadamente lo que la desigualdad supone. Especialmente en el ámbito rural, en el que se añade además, un tercer elemento discriminador: ser mujeres, ser mayores y ser rurales… es decir, invisibles". 

"Y la tercera realidad, es lo poco valoradas y consideradas que estamos las asociaciones de personas mayores. Especialmente en el ámbito político y económico. Hablo de las entidades con base social, constituidas por personas mayores, que luchan por defender los intereses de nuestro colectivo. Haciéndolo muchas veces de forma subsidiaria frente a la desidia administrativa. Las personas mayores queremos que se nos escuche. Que no se nos aísle. Que se cuente con nosotras. Que se nos apoye en nuestra labor. Que no se nos discrimine obviando nuestra existencia. Los mayores somos ciudadanos de pleno derecho".

Premio Princesa de Asturias de la Concordia

Antes de dar por concluida la reunión, Paca Tricio aprovechó para recordar a sus señorías que este año ha sido presentada y aceptada, una candidatura especial al Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021. "Es especial, porque no se trata de una persona ni de una entidad u organización. Es una candidatura colectiva que valora la labor de cuatro millones de héroes anónimos, mayores de 65 años, que prestan ayuda económica a sus familias con carácter habitual. La idea surgió –explicó– de una empresa amiga que se fijó en uno de los Barómetros que publicó UDP en 2018. Trataba sobre la solidaridad familiar. Los resultados concluían que casi el 48% de las personas mayores ayudaban económicamente y con carácter habitual a sus familias".

La presidenta de UDP nos confiesa también que "la verdad es que al final los senadores me dijeron: 'Estamos muy contentos de que hayas venido porque hay cosas que ni siquiera conocíamos es que ese es el camino: ¿si no consultas a los mayores cómo vas a saber lo que realmente necesitan?"

Sobre el autor:

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo es abogado y periodista. Comenzó su carrera profesional en la Agencia Fax Press dirigida entonces por su fundador, Manu Leguineche, en la que se mantuvo hasta su desaparición en 2009. Especializado en información cultural y de viajes, desde entonces ha trabajado en numerosos medios de prensa, radio y televisión. Actualmente volcado con los mayores en 65Ymás desde su nacimiento.

… saber más sobre el autor