Sociedad

Aumenta aún más el número de mayores que viven solos

65ymás

Foto: Bigstock

Viernes 9 de abril de 2021

8 minutos

Los hogares unipersonales formados por población de más de 65 años crecen en 122.300 en 2020

Un demógrafo alerta de la "soledad tremenda" que provocará la baja natalidad
65ymás

Foto: Bigstock

Viernes 9 de abril de 2021

8 minutos

El aislamiento generado durante la pandemia, el cual se agravó en algunos casos como en el de las personas mayores, es una de las duras consecuencias que hemos vivido durante este último año tan atípico. Y es que, comparando con los valores medios de 2019, el número de personas que viven solas se incrementó un 2,0% en 2020 (96.200 más), el de dos un 0,6% y el de cinco o más personas creció un 1,3%. Por el contrario, el número de hogares con tres y cuatro personas se redujo un 0,1% y un 0,4%, respectivamente, respecto a 2019.

La estadística precisa que, en España, había 4.849.900 personas viviendo solas en el año 2020. De esta cifra, 2.131.400 (un 43,6%) tenían 65 o más años (un 6,1% más), de las que el 70,9% (1.511.000) eran mujeres. "Aparte de los factores estructurales, la cuestión de la pandemia en términos de sobremortalidad ha tenido que ver", señala a 20 Minutos Juan Manuel García, profesor de Sociología de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, sobre el crecimiento de la cifra de mayores que viven solos.

Los expertos barajan asimismo la hipótesis de que se haya producido un efecto protector. Esto habría llevado en algunas ocasiones a que las personas más jóvenes de un hogar hayan decidido ausentarse de él por miedo a infectar a los más vulnerables. "Hay mayores que antes convivían con una persona que les ayudaba en las tareas y que ha dejado de estar con ellos por temor a contagiarlos", incide Gerardo Hernández, doctor en Sociología.

 

CEOMA acerca las redes sociales a los mayores para romper con la soledad no deseada

 

En cuanto a los hogares unipersonales de menores de 65 años, el 59,1% estaban formados por hombres y el 40,9% por mujeres (1.629.700, frente a 1.128.800).

De esta forma, se ha visto que los hogares formados por una sola persona y los de cinco o más convivientes fueron los que más crecieron en España durante la pandemia, según la 'Encuesta Continua de Hogares (ECH)' correspondiente al año 2020 publicada este 7 de abril por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por grupo de edad, los hogares unipersonales de personas de 65 y más años aumentaron un 6,1% en 2020, mientras que los formados por menores de 65 años disminuyeron un 0,9%. Por sexo, los hogares unipersonales de mujeres se incrementaron un 1,9% y los de hombres aumentaron un 2,1%.

Respecto al estado civil, los hogares unipersonales de hombres más frecuentes estaban formados por solteros (59,7% del total) y los de mujeres por viudas (45,5%). Por edad, el 44,1% de las mujeres mayores de 85 años vivían solas, frente al 24,2% de los hombres.

El porcentaje de personas que viven solas difiere por sexo y edad. Así, en las edades hasta 64 años fue más elevado en los hombres. Y en las edades mayores de 65 años fue mayor en las mujeres. A edades tempranas (menos de 25 años) la propensión a vivir solo fue del 0,7% en los hombres y del 1,1% en las mujeres.

En cuanto a los jóvenes, más de dos millones entre 25 y 34 años aún no se habían emancipado en 2020. Concretamente, el 55,0% de los jóvenes entre 25 y 29 años vivía con sus padres o con alguno de ellos en 2020, un porcentaje que ha crecido 6,5 puntos en los siete últimos años según el INE. Por sexo, el porcentaje de no emancipados fue del 62,9% en los hombres y del 46,9% en las mujeres.

Por su parte, el porcentaje de personas de 30 a 34 años que vivían con sus padres o con alguno de ellos se situó en el 25,6%, con un aumento de 5,1 puntos desde 2013. En los hombres el porcentaje fue del 31,3% y en las mujeres del 20,0%.

El número de hogares en España aumentó durante 2020

En líneas generales, el número de hogares en España volvió a aumentar durante 2020 y alcanzó los 18.754.800 como valor medio, lo que supuso un 0,7% más que en el año anterior (129.100 hogares más). La población residente en viviendas familiares se incrementó un 0,5%, mientras que el tamaño medio de los hogares se mantuvo en 2,50 personas por hogar.

Los hogares más frecuentes en 2020 volvieron a ser los formados por dos personas (30,4% del total), seguidos de los unipersonales (26,1%, aunque la población incluida en estos sólo supuso el 10,4% del total). Por su parte, los hogares de cinco o más personas constituyeron el 5,8% del total. Su tamaño medio fue de 5,60 personas y concentraron al 13,1% de la población.

El número de hogares creció en 2020 en todas las comunidades autónomas y no varió en la ciudad autónoma de Ceuta. Los mayores aumentos se dieron en Canarias (1,5%), Región de Murcia (1,4%) y en Illes Balears y Comunitat Valenciana (1,1% ambas).

En cuanto al tamaño medio del hogar, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla presentaron los más elevados, con más de tres personas en ambos casos. A continuación se situaron Región de Murcia (2,72 personas) e Illes Balears (2,62). En el extremo opuesto figuraron Principado de Asturias (2,20 personas por hogar), Castilla y León (2,29) y Cantabria y País Vasco (2,37 ambas).

Las ciudades autónomas de Melilla (19,6%) y Ceuta (17,2%) y Región de Murcia (9,1%) presentaron los mayores porcentajes de hogares de cinco o más miembros. Por el contrario, Principado de Asturias (2,5%), Castilla y León (3,4%) y Extremadura (4,0%) tuvieron los menores.

Las comunidades con mayor porcentaje de hogares unipersonales fueron Principado de Asturias (31,0% del total de hogares), Castilla y León (30,2%) y La Rioja (28,9%). Por su parte, los menores porcentajes de hogares unipersonales se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (18,9%) y Ceuta (20,9%) y en Región de Murcia (21,6%).

El hogar formado por parejas es el más común

El tipo de hogar más frecuente en 2020 fue el formado por parejas, con o sin hijos, que supuso el 54,0% del total. Atendiendo al número de hijos que viven con la pareja, en España había 3,91 millones de hogares formados por parejas sin hijos, 2,89 millones formados por parejas con un hijo y 2,76 millones por parejas con dos hijos. El número de parejas que vivían con tres o más hijos se situó en 562.200, con un incremento del 2,1% respecto a 2019.

Si se tienen en cuenta otros tipos de hogar en los que además de la pareja figuran otros miembros, en 2020 se alcanzaron los 10,7 millones de hogares en los que residía una pareja. Y, considerando los hogares en los que había más de una pareja, se llegó a un total de 11,3 millones de parejas.

 

Hogares durante el confinamiento (Bigstock)

 

Las parejas casadas supusieron el 83,8% del total en 2020 y las parejas de hecho el 16,2% (en un 71,4% de ellas ambos miembros estaban solteros). El número de parejas casadas disminuyó un 0,9% respecto a 2019, mientras que el de parejas de hecho aumentó un 2,5%.

Atendiendo a la situación legal de convivencia, el mayor porcentaje de parejas de hecho se observó en las parejas sin hijos (con 898.300, el 20,2% del total). En el caso de parejas con dos y con tres o más hijos este porcentaje se situó en torno al 11,0%.

El porcentaje de hogares monoparentales aumenta un 3%

Los hogares monoparentales (formados por uno solo de los progenitores con hijos) estaban mayoritariamente integrados en 2020 por madre con hijos. En concreto había 1.582.100 (el 81,4% del total), frente a 362.700 de padre con hijos.

El número de hogares monoparentales aumentó un 3,0% respecto a 2019. El de madre con hijos creció un 3,4% y el de padre con hijos un 1,6%. El tipo de hogar formado por un progenitor con uno o más hijos menores de 25 años se incrementó un 6,8%. En un 37,6% de los hogares de madres con hijos ésta era viuda, en un 40,2% separada o divorciada, en un 15,8% soltera y en un 6,4% casada.

Por otro lado, el 76,9% de los hogares ocupaba viviendas en propiedad en 2020, tanto con pagos pendientes como sin ellos. Por su parte, el porcentaje de hogares que vivía en alquiler se situó en el 17,3%, frente al 18,3% de 2019.

El régimen de tenencia de las viviendas varía según la nacionalidad. Así, el 56,0% de los hogares con algún miembro extranjero vivían en régimen de alquiler, frente al 11,7% de los hogares con todos sus miembros de nacionalidad española.

Por su parte, el porcentaje de hogares con algún miembro extranjero con vivienda en propiedad con pagos pendientes aumentó al 20,6%, desde el 19,4% de 2019. En los hogares con todos los miembros de nacionalidad española, el porcentaje de viviendas en propiedad con pagos pendientes se situó en el 28,8%, frente al 28,1% del año 2019.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor