Sociedad

Cómo prevenir que el móvil se dañe en verano

65ymás

Lunes 19 de agosto de 2019

2 minutos

Riesgos derivados de actividades en el mar, montaña o largos viajes

pedri taxi dispotivo móvil

Que el teléfono móvil se ha convertido en un apéndice más de nuestro cuerpo es una realidad en nuestros días. Este dispositivo nos suele acompañar allá donde vayamos, y más si estamos de vacaciones, puesto que generalmente suele ser también nuestra cámara fotográfica.

Sus ventajas son muy numerosas porque en un solo aparato unimos unos cuantos que antes nos tocaba llevar aparte (cámara de fotos y de vídeo, mapa, reproductor musical…), de modo que resulta clave protegerlo. Y en verano mucho más.

Consejos para hacer las mejores fotografías desde el móvil (Bigstock)

Teléfono en peligro

En nuestras vacaciones tendemos a hacer actividades que no suelen ser habituales en el día a día y a las que también se debe enfrentar nuestro smartphone: desde llevarlo en alguna caminata por plena naturaleza, hasta manejarlo en la playa, mientras tomamos el sol y estamos rodeados de arena y agua. Ante tales circunstancias, lo mejor es optar por medidas de protección adicionales a las que solemos utilizar habitualmente. Estas son algunas:

  • Funda acuática sumergible. Este accesorio no solo sirve para proteger a tu teléfono, sino que además, al ser hermética y estanca, te permite utilizarlo bajo el agua. Por lo tanto, resulta perfecta si vas a algún lugar donde vayas a practicar buceo o snorkel o en caso de que quieras hacer fotos a la familia sin poner en peligro el dispositivo. Las hay con un amplio rango de precios, pero lo más aconsejable es no escatimar y adquirir una que asegure una total protección.
  • Funda protectora. Además de las acuáticas, hay otras muchas fundas que aíslan el smartphone de los agentes externos que más lo perjudican, especialmente en la playa. Como imaginarás, la arena y el polvo se pueden colar por cualquiera de sus entradas, provocando un mal funcionamiento o directamente que se estropee. Así que una funda impermeable resulta cuanto menos esencial para salvaguardarlo. También las hay de cualquier precio, aunque las más “normales” suelen ser muy baratas (3 o 4 euros). Eso sí, recuerda que esta funda solo protege a tu equipo de las salpicaduras y de la arena, es decir, al igual que no debes dejar el teléfono al sol, tampoco lo hagas aunque esté en la funda. Se recalentará igualmente y puede provocar una avería fatal para su funcionamiento.
  • Bolsa impermeable. Otra opción es utilizar una bolsa un poco mayor que nos sirva como transporte en caso de que vayamos a hacer una ruta por el monte (o incluso por la playa). Hay riñoneras impermeables que ayudan a proteger a nuestros dispositivos.
  • Carcasas acorazadas. Si vas a realizar una actividad en la que tu teléfono pueda sufrir algún golpe (por ejemplo, caminar por alguna zona algo más complicada), lo mejor es que compres una carcasa acorazada para protegerlo aún más que con la que utilizas habitualmente.
  • Renueva tu protector de pantalla si está roto. Finalmente, si utilizas un protector y no se encuentra en buenas condiciones, lo mejor será que lo cambies por uno nuevo. Tu teléfono te lo agradecerá.
0

No hay comentarios ¿Te animas?