Sociedad

Comprobado: la luz azul de las pantallas acelera el envejecimiento

Laura Moro

Foto: Bigstock

Miércoles 25 de mayo de 2022

3 minutos

Un estudio asegura que causa daños en las células de la retina y las neuronas cerebrales

Comprobado: la luz azul de las pantallas acelera el envejecimiento
Laura Moro

Foto: Bigstock

Miércoles 25 de mayo de 2022

3 minutos

La luz azul es una luz de onda corta que emiten las pantallas de los ordenadores, móviles y tablets, y que en los últimos años ha sido motivo de estudio por las consecuencias que puede tener para nuestra salud, en concreto sobre nuestra vista y en el desarrollo neurológico. 

A día de hoy, pasamos una gran cantidad de horas delante de estas pantallas y en consecuencia recibimos este tipo de luz, algo a lo que hace unos años no estábamos acostumbrados, y menos por la noche. La exposición a esta luz en las últimas horas del día puede alterar la producción de melatonina.

La revista Nature ha publicado los resultados del estudio que han llevado a cabo desde la Oregon State University, donde aseguran que las ondas azules dañan las células del cerebro y las retinas y pueden afectar a la longevidad de las personas acelerando el envejecimiento. 

Para llegar a esta conclusión, los expertos utilizaron a la mosca de fruta por tener un mecanismo celular muy parecido al de los humanos. Las expusieron a exposiciones diarias de 12 horas a la luz azul, similar a la que emiten los dispositivos móviles. 

Daños en las células de la retina

Qué es la luz azul y cómo afecta a la piel

 

Los resultados demostraron que el envejecimiento se aceleraba cuanto más tiempo estaban expuestas a esta luz, ya que las moscas tuvieron vidas más cortas que las moscas mantenidas en la oscuridad total o aquellas mantenidas en la luz con las longitudes de onda azules filtradas como las que recibimos del sol. 

Además, sufrieron otras consecuencias como daños en las células de la retina y las neuronas cerebrales o alteraciones en el aparato locomotor. También disminuyó su capacidad para escalar paredes.

Los expertos creen que la luz azul nos afecta de esta manera porque los seres humanos nos regimos por el ciclo circadiano, que se encarga de regular la producción de hormonas y la regeneración celular, así como los patrones de alimentación y sueño. 

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor