Sociedad

Qué es la luz azul y cómo afecta a la piel

David Vargas

Foto: Bigstock

Jueves 25 de marzo de 2021

5 minutos

La sobreexposición a la luz de las pantallas puede aumentar el envejecimiento de nuestra piel

Qué es la luz azul y cómo afecta a la piel
David Vargas

Foto: Bigstock

Jueves 25 de marzo de 2021

5 minutos

El confinamiento y el teletrabajo han provocado que pasemos más tiempo delante de nuestros dispositivos electrónicos que dentro de casa. Estos dispositivos proyectan luz azul, un tipo de luz blanca con un tono frío, que puede afectarnos más de lo que parece.

Según la Academia Americana de Oftalmología (AAO), la sobreexposición a la luz azul puede afectar a nuestro ritmo circadiano vigilia-sueño, enviando señales erróneas al cerebro y alterando la producción de melatonina.

Recientemente se ha sabido que la luz azul también causa efectos en la piel. Aunque se suele utilizar en centros estéticos para realizar tratamientos antiacné, una sobreexposición puede resultar nociva.

La luz azul es una forma de contaminación lumínica que incide en nuestra piel y produce estrés. Además, al inhibir la síntesis de la melatonina, hace que la piel sea más propensa al envejecimiento y disminuye los pigmentos naturales de nuestra piel.

La sobreexposición continuada a la luz azul se traduce, con el paso el tiempo, en un aumento de las arrugas, las líneas de expresión, las ojeras, las manchas y la sequedad de la piel.

Según enumera la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), las pieles más susceptibles a los efectos de la luz azul son aquellas con un fototipo alto, ya que sus células tienden a producir más melanina, las mujeres embarazadas y las personas que se someten a peelings, ya que su piel está más sensible durante un tiempo a la radiación luminosa.

bigstock Serious Business Man Trader An 394931603

¿Cómo protegernos de la luz azul?

Uno de los factores que debemos tener en cuenta para proteger nuestra piel de los efectos de la luz azul es la proximidad. Por ejemplo, recibiremos menos luz azul de la televisión, situada a cierta distancia, que del teléfono móvil o el ordenador, que están más cerca de nuestro rostro.

Tenemos muy normalizado protegernos la piel cuando nos vamos a exponer a la luz solar, por ejemplo, en la playa. Sin embargo, no hemos adquirido este hábito al ponernos delante de un ordenador.

Aplicar crema solar en el rostro puede prevenir la aparición de manchas y el envejecimiento prematuro de la piel a causa de la luz azul. Es aconsejable que nuestro bloqueador solar sea con color, ya que contiene minerales con óxido de hierro que protegen más de la luz azul.

Para reducir todavía más la incidencia de la luz azul en nuestra piel, podemos limitar la cantidad de luz azul que emiten nuestros dispositivos. Cada vez más aplicaciones y fabricantes incluyen diferentes opciones para regular el tipo de luz que emiten. Utilizando el modo oscuro o el modo lectura, que poseen tonos más cálidos, reduciremos considerablemente nuestra exposición a la luz azul.