Cultura

El Museo Adolfo Suárez de la Transición en Cebreros cumple 10 años

Antonio Castillejo

Martes 25 de junio de 2019

5 minutos

José Luis Rodríguez Zapatero es el único presidente del Gobierno que ha visitado la institución

Museo Adolfo Suárez de la Transición

El Museo Adolfo Suárez y la Transición (@MuseoTransicion) acaba de cumplir sus primeros diez años. Abrió sus puertas el 12 de junio de 2009 gestado desde el Ayuntamiento de Cebreros (@aytocebreros). "Es un amplio y pionero homenaje, no con carácter localista sino con perspectiva nacional y también internacional puesto que es bien sabido que, sobre todo en el ámbito de nuestros países hermanos iberoamericanos, la figura de Adolfo Suárez es absolutamente reconocida y de hecho muchos han utilizado nuestra Transición como un espejo en el que mirarse para intentar hacer las suyas”, explica la gerente del museo, Cristina Blanco.

Actual portada de acceso al museo
Actual portada de acceso al museo

 

El proyecto, que en su día fue impulsado desde el Ayuntamiento gracias a las ayudas recibidas desde los Fondos Proder, Programa Operativo de Desarrollo y Diversificación Económica de Zonas Rurales (@redespanola), aprobados por la Comisión Europea (@EU_Commission), de la Fundación para el Desarrollo Local Asocio de Ávila (ASOCIO), de la Junta de Castilla y León (@jcyl) y en especial de la Diputación de Ávila (@dipuavila), que es quien actualmente mantiene la gestión y tiene como objetivo que las distintas generaciones recuerden, conozcan y aprendan los valores de la Transición, esta etapa fundamental para la definición de nuestra nación, y a las personas que lucharon para que la llegada de la democracia fuera posible, con especial mención a Adolfo Suárez desde su localidad natal.

Para su inauguración se hizo una apertura de puertas al público a la que se invitó, y acudieron, a todas aquellas personas empadronadas entonces en Cebreros. “De los 3.500 habitantes de la localidad no hubo nadie que no viniera a esos seis días en los que abrimos las puertas y se dieron a todos los asistentes pases guiados. La idea es que fueran los propios cebrereños los que, con su presencia, presentasen y abriesen el Museo al resto del país para que todos pudieran rendir homenaje a la figura del presidente Suárez”, nos aclara Cristina Blanco.

Museo Adolfo Suárez la Transición

Túnel del tiempo

El Museo Adolfo Suárez y la Transición (MAST) debe ser entendido, en palabras de su gerente como “un túnel del tiempo que recorre toda la histórica etapa de la Transición haciendo hincapié en el hecho de que el legado de Adolfo Suárez aún está vivo, sobrevive a su persona y es nuestra democracia. De hecho vienen muchos grupos de escolares para conocer cómo se gestó esta democracia. Es un museo muy audiovisual, explicativo y didáctico”. 

Las dimensiones del proyecto, unido al hecho de ser el único museo que se ha puesto en marcha para homenajear la Transición y la gran labor que llevó a cabo Adolfo Suárez, le han convertido en un importante centro de atracción de visitantes, 70.000 desde su apertura. No pocos han sido los políticos que se han acercado hasta Cebreros para conocer el MAST, pero sólo un expresidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Allí encontró, entre otras muchas, piezas relevantes de nuestra reciente historia común.

Museo Adolfo Suárez la Transición

“Las piezas que más suelen gustar a los visitantes son un Seat 600 en perfecto estado que simboliza el cambio social y económico previo al cambio político. También gustan mucho los escaños originales del hemiciclo que votó aquel cambio legislativo durante la legislatura constituyente. Las más de 200 piezas del merchandising y propaganda original de la mayoría de los partidos en 1977”, explica Cristina Blanco antes de añadir que “también exhibimos documentos originales del presidente, entre otros sus borradores de dos de sus más trascendentes discursos, la defensa de la Ley de Asociaciones Políticas y la primera cuestión de confianza de nuestras Cortes que presentó al Congreso tras la moción de censura presentada por el PSOE (@PSOE) en 1980. O su petición de voto para ser procurador a las Cortes franquistas que es, aún hoy, tremendamente actual hasta el punto de que yo creo que algunos de nuestros representantes políticos en las últimas elecciones lo podrían haber leído y nos habrían solicitado el voto de forma mucho más moderna, emocionante y comprometida de lo que lo han hecho”.

 
Los Monclis de Gallego y Rey

Los Monclis de Gallego y Rey

En el museo también se vienen desarrollando desde su inauguración exposiciones temporales como La Transición de Schommer, con el Ministerio de Cultura (@culturagob); Ruedo Ibérico y Hora de España y Antonio Machado, con el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua (@ILCyL); Hermano Lobo, con la Fundación Gin (@FundacionGIN) y la Universidad de Alcalá (@UAHes); Presencia y Olvido con artistas vinculadas a la Universidad Complutense de Madrid (@unicomplutense); Aprendiendo a votar, que concluyó con la cesión integra de los materiales por parte de José María Moreno Solanas ; o El humor gráfico en la transición primera exposición de producción propia que además está siendo itineranda por Castilla y León, encontrándose en Burgos en este momento. Una muestra organizada para conmemorar el 40º aniversario de la Constitución y en la que fue fundamental el hecho de que el MAST gestiona el archivo de redacción íntegro de Diario 16 que, en colaboración con la Fundación San Pablo CEU (@FundacionCEU), ya se ha ordenado y está en proceso de digitalización. Archivo que, entre muchos otros documentos, conserva más de dos millones de fotografías.

Museo Adolfo Suárez

¡Gracias Presidente!

Por otra parte, también para contribuir al conocimiento, divulgación e investigación de la época se han puesto en marcha Monográficos del MAST en los que se dedica toda la jornada a destacar elementos de la Transición que se mantienen de máxima actualidad, además del Ciclo el Español en la Transición coorganizado con el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, y los ciclos de conferencias InClave, fechas clave de la Transición, “a las que hemos ido invitando a los personajes más relevantes que compartieron aquella etapa con Adolfo Suárez y que ahora comparten con nosotros aquellas experiencias como Alfonso Osorio, Francisco Laina, Landelino Lavilla, José Pedro Pérez Llorca, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón. El próximo en ofrecernos una conferencia, el próximo 3 de julio, será el ex vicepresidente del gobierno Alfonso Guerra y también será él quien protagonice la apertura de los Cursos de Verano de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (@UNED), de los que somos sede por cuarto año consecutivo”.

Escaño original del Congreso de los Diputados
Escaño original del Congreso de los Diputados

 

La sala de conferencias es un anexo integrado en el propio museo que está enclavado en un espacio muy especial junto al campanario de la iglesia vieja de Cebreros, la primera que hubo en el municipio. Es de mediados del siglo XIV, desamortizada desde el siglo XIX y a partir de ese momento tuvo tal cantidad de usos civiles que estaba en una situación de absoluta ruina. Por eso en aquella iniciativa municipal que dio origen al museo se aunaron dos proyectos, rendir homenaje al cebrereño más ilustre, Adolfo Suárez, y recuperar un espacio que a pesar de ser emblemático estaba en serio peligro. Sufrió un gran incendio en 1964 y empezaba a peligrar la estabilidad de la ruina, por eso se ubicó aquí el museo y se rehabilitó el espacio de forma que su importancia fuera acorde con la del propio presidente.

Condecoración Gran Cruz de Isabel la Católica
Condecoración Gran Cruz de Isabel la Católica

 

En la fachada principal del MAST luce una gigantesca lona instalada cuando Adolfo Suárez murió. En ella aparece la fotografía del expresidente y una frase. “La frase decidimos extraerla de los libros de firmas que completan los visitantes sobre el mostrador de entrada al museo. Es la frase que más veces se repite en el libro: ‘¡Gracias Adolfo!’. Esa añoranza y esa gratitud es lo que más nos tranasmiten las personas que visitan el MAST”, concluye Cristina Blanco.

Museo Adolfo Suárez

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?