Cultura

Una exposición sobre Olga Picasso en el Museo Picasso de Málaga

Mariola Báez

Domingo 10 de marzo de 2019

1 minuto

La primera mujer del genial pintor centra una exposición sobre su obra en el periodo de entreguerras

Exposición de Olga Picasso en el Museo Picasso

Siempre discreta y desconocida para muchos, Olga Khokhlova fue la primera esposa de Pablo Picasso. Ambos se casaron en 1918, tras conocerse en Roma en 1917, cuando ella era bailarina del ballet ruso y él se encargaba de crear los decorados del ballet Parade.

La exposición, que podrá verse en el Museo Picasso de Málaga hasta el próximo 2 de junio, recoge más de 350 objetos a través de los cuales se puede reconstruir e imaginar la historia personal de la pareja y la influencia de Olga en la vida y en la obra del artista durante los 18 años que fueron matrimonio.

La muestra se centra en Olga, musa del pintor durante años y madre de su hijo Paulo, y en cómo su propia figura evoluciona al mismo tiempo que cambia la relación con el genial malagueño y también el mundo que les rodea.

Una exposición distinta para acercarnos a la vida y obra de Picasso

Cartas, fotografías, documentos e incluso objetos que la bailarina rusa conservó durante años tras su separación y que, tras su fallecimiento, heredó su hijo Paul dan cuerpo a una exposición que también muestra obras maestras como Olga pensativa, Paulo vestido de arlequín o Bañista con pelota, que Picasso pintó mientras compartía su vida con Olga.

Se trata pues de una exposición diferente en la que lo artístico y lo humano van unidos y la pintura se convierte en el mejor reflejo de la influencia de una mujer que marcó la vida y también una parte importante de la obra del pintor.

Olga Picasso, la exposición, es fruto de la colaboración de distintas instituciones internacionales, entre ellas el Museée National Picasso – Paris y la Fundación Almine y Bernard Ruiz Picasso para el Arte. En su tierra natal, la vida y el arte de Picasso vuelven a sorprender, dejándonos contemplar una muestra de la obra del pintor y una de sus facetas, tal vez menos conocidas: su vida cotidiana con Olga y con el pequeño Paulo. Sin duda, una oportunidad única de acercarnos a la obra de este genio, desde otra perspectiva. Se trata de una exposición itinerante, que ya se ha presentado en París y en Moscú, y que también llegará a Madrid cuando finalice su periplo malagueño, el 18 de junio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?