Sociedad

El discurso de Merkel al borde las lágrimas pidiendo prudencia a los alemanes en Navidad

65ymás

Jueves 10 de diciembre de 2020

3 minutos

"El precio que pagamos es de 590 muertos al día", recuerda la canciller

El discurso de Merkel al borde las lágrimas pidiendo prudencia a los alemanes en Navidad
65ymás

Jueves 10 de diciembre de 2020

3 minutos

La pandemia del coronavirus ha dejado en las últimas 24 horas en Alemania 23.679 casos nuevos y 440 muertos, con lo que el total se eleva a 1,24 millones de personas contagiadas y 20.372 víctimas mortales, según el balance publicado este jueves por el Instituto Robert Koch (RKI), la agencia gubernamental alemana encargada del control de las enfermedades infecciosas.

Las regiones alemanas más afectadas por la pandemia son Renania del Norte-Westfalia (298.431 casos y 4.226 fallecidos), Baviera (243.797 contagiados y 4.621 muertos) y Baden-Wurtemberg (174.948 positivos y 3.229 víctimas mortales). En Berlín el balance se eleva a 74.552 personas contagiadas y 749 decesos.

En este contexto, la canciller de Alemania, Angela Merkel, reclamó este miércoles, al borde las lágrimas, un sacrificio adicional a los ciudadanos germanos en las fiestas navideñas para frenar la expansión del Covid-19.

"Tenemos que hacer un esfuerzo más", subrayó la jefa del Gobierno alemán, en un discurso ante la Cámara Baja del Parlamento alemán (Bundestag), en Berlín. Merkel explicó que el camino correcto para frenar la pandemia pasa por reducir los contactos entre personas y señaló que aunque los colegios seguirán abiertos, las vacaciones escolares se adelantarán y se mantendrán cerrados los comercios no esenciales. "Ya hemos pasado demasiados meses con el virus y hemos aprendido que podemos hacer algo en su contra", destacó.

Las últimas restricciones impuestas en Alemania, que incluyen el cierre de bares, gimnasios y cines, mientras siguen abiertos los colegios y algunos comercios, no han conseguido frenar hasta la fecha el aumento de contagios de coronavirus. Otros países europeos como Francia y Reino Unido han impuesto confinamientos más severos y actualmente están levantando progresivamente las restricciones.

 

 

Por otra parte, Merkel afirmó que la vacunación contra el coronavirus comenzará en el primer trimestre de 2021, pero advirtió de que el país no podrá completar durante el invierno el proceso de inmunización, por lo que no cambiará la evolución de la pandemia.

“Sé lo duro que es, sé el amor que hay en los puestos de vino caliente y gofres de la calle, pero no es compatible con lo que acordamos: solo comida para llevar a casa", dijo la canciller, dando una cifra: “Lo siento, lo siento desde el fondo de mi corazón, pero el precio que pagamos es de 590 muertos al día".

"¿Qué dirán las personas cuando recuerden un episodio sin precedentes en un siglo si no podemos encontrar una solución?", planteó visiblemente emocionada Merkel. "Si tenemos demasiados contactos antes de Navidad y resulta que es la última Navidad con los abuelos, habremos perdido una oportunidad", avisó. "Deberíamos ser cuidadosos para no destruir demasiadas vidas humanas y mantener la economía funcionando", concluyó.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor