Sociedad

Efectos secundarios del Orfidal, el ansiolítico más vendido en España

Laura Moro

Foto: Bigstock

Lunes 30 de mayo de 2022

4 minutos

Solo se puede tomar con receta médica y su abuso puede tener consecuencias graves

Efectos secundarios del Orfidal, el ansiolítico más vendido en España
Laura Moro

Foto: Bigstock

Lunes 30 de mayo de 2022

4 minutos

El Orfidal es el ansiolítico más vendido en España, según la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles. Al tratarse de un tranquilizante combate el nerviosismo y la ansiedad, y también se usa frecuentemente para hacer frente al insomnio. 

Para poder tomarlo nos lo tiene que recetar un médico, y su abuso puede tener consecuencias graves como que nuestro cuerpo cree resistencia y nos deje de hacer efecto. También puede generar el síndrome de abstinencia, y en casos muy extremos, la pérdida de consciencia e incluso la muerte.

Antes de empezar a tomar este ansiolítico es necesario saber que no se puede ingerir si se padece  insuficiencia respiratoria severa, apnea del sueño o una enfermedad grave del hígado. Tampoco si se tiene alergia a su principio activo, el lorazepam, o al resto de sus componentes (lactosa, celulosa microcristalina, amberlita y estearato de magnesio).

Efectos secundarios

Alerta sanitaria: ordenan la retirada de un medicamento para los problemas de próstata

Entre sus efectos secundarios se encuentran:

  1. Trastornos de la sangre y del sistema linfático como trombocitopenia (disminución de las plaquetas de la sangre), agranulocitosis (disminución de neutrófilos, un tipo de glóbulos blancos de la sangre) y pancitopenia (disminución importante de todas las células de la sangre).
  2. Alteraciones del sistema inmunológico como reacciones de hipersensibilidad y anafilácticas/anafilactoides (alérgicas).
  3. Trastornos endocrinos como el síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética.
  4. Alteraciones del metabolismo y de la nutrición como la hiponatremia (falta de sodio).
  5. Trastornos psiquiátricos como la confusión, depresión, desenmascaramiento de depresión, el cambio de la libido (deseo sexual), disminución de orgasmos. Desinhibición, euforia, ideas e intentos de suicidio, reacciones paradójicas como ansiedad, agitación, excitación, hostilidad, agresividad, furia, alteraciones del sueño/insomnio, deseo sexual y alucinaciones.
  6. Alteraciones del sistema nervioso como sensación de ahogo, ataxia (descoordinación motora y problemas en el habla), mareos, temblor, disartria (dificultad para articular palabras), dolor de cabeza, convulsiones, amnesia, coma, alteraciones de la atención/concentración, trastorno del equilibrio.
  7. Trastornos oculares como problemas visuales (visión doble y visión borrosa).
  8. Trastornos del oído y del laberinto como vértigo.
  9.  Alteraciones vasculares como hipotensión (disminución de la presión sanguínea).
  10. Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos como insuficiencia respiratoria, apnea, empeoramiento de la apnea del sueño. Empeoramiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  11. Trastornos gastrointestinales como náuseas o estreñimiento.
  12. Trastornos hepatobiliares como ictericia (coloración amarillenta del blanco del ojo y de la piel).
  13. Alteraciones de la piel y del tejido subcutáneo como angioedema (hinchazón bajo la piel de la lengua, glotis o laringe que puede producir una obstrucción de las vías respiratorias que puede ser mortal) o alopecia (caída del cabello).
  14. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo como debilidad muscular.
  15. Trastornos del aparato reproductor y de la mama como impotencia.
  16. Alteraciones generales y alteraciones en el lugar de administración como sensación de ahogo, astenia (fatiga, cansancio) o hipotermia (disminución de la temperatura del organismo).
  17. Exploraciones complementarias como aumento de la bilirrubina, aumento de las transaminasas y aumento de la fosfatasa alcalina (enzimas del hígado).

Frecuencia de aparición

  • Muy frecuentes: al menos 1 de cada 10 pacientes
  • Frecuentes: al menos 1 de cada 100 pacientes
  • Poco frecuentes: al menos 1 de cada 1.000 pacientes
  • Raras: al menos 1 de cada 10.000 pacientes
  • Muy raras: menos de 1 de cada 10.000 pacientes
  • Frecuencia no conocida: no puede estimarse a partir de los datos disponibles

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor