Sociedad

Final inesperado para los perros de La Palma atrapados entre las coladas del volcán

María Bonillo

Foto: Facebook: @lealesorg

Lunes 25 de octubre de 2021

8 minutos

Antes del rescate, los podencos desaparecieron de la zona, encontrando huellas humanas y un mensaje

Final inesperado para los perros de La Palma atrapados entre las coladas del volcán
María Bonillo

Foto: Facebook: @lealesorg

Lunes 25 de octubre de 2021

8 minutos

La noticia de los seis perros atrapados en el recinto de una vivienda de La Palma, en la localidad de Todoque, como consecuencia de las coladas de lava del volcán Cumbre Viejaha preocupado a miles de personas, organizaciones y empresas, que han aportado su esfuerzo y dinero para poder rescatarlos. Sin embargo, el final que ha tenido esta historia ha sido cuanto menos sorprendente y confuso, para nada esperable. 

Lo que comenzó hace apenas dos semanas con unas imágenes captadas por un dron de lo que parecía ser un gato atrapado en un estanque rodeado por coladas de lava, derivó en una campaña en redes sociales para alertar a las autoridades y equipos de rescate, hasta que se descubrió que no se trataba de ningún gato, sino de seis perros.

La plataforma Leales.org, la web para buscar o difundir animales perdidos en adopción, escogió a Aerocámaras, empresa líder en trabajos con drones, para el rescate de estos seis podencos, una noticia que rápidamente se hizo eco no solo en España, sino también fuera de nuestras fronteras.

 

Operación "compleja"

Aerocámaras fue "la única empresa de drones en España" que pudo diseñar un pionero sistema de red de captura y suelta en caso emergencia para animales de hasta 20 kilos, aproximadamente, según explicaba Leales.org en su cuenta oficial de Facebook, un plan que, anunciaron, sería propuesto por la organización animalista a las Comunidades Autónomas para que fuese contemplado en los planes de evacuación de animales en catástrofes donde peligrase la vida de los rescatadores. 

Concedidos los permisos necesarios para realizar la operación de rescate, el equipo se trasladó al puesto desde donde se trataría de llevar a cabo la operación que la plataforma caracterizó de "compleja". "En el centro de la red va un cebo en forma de comida húmeda, donde uno y no dos perros deben entrar y es cuando el dron se eleva y queda atrapado sin posibilidad de salir hasta no volver a aterrizar", explicaban en sus redes. "En caso de quedarse la red bloqueada, tiene un sistema automatizado de liberación; un exclusivo invento de la empresa gallega especialista en drones".

 

 

Hasta el momento en que se efectuara el rescate, se alimentó a los animales a través de los drones, al mismo tiempo que se inspeccionaba la zona, una acción que también serviría para que los perros se acostumbrasen a los drones para su posterior rescate, según indicaban desde Aerocámaras. Prepararon este rescate con el único objetivo de "ayudar a los animales de manera altruista y para demostrar que los drones pueden servir de ayuda en situaciones de emergencias y rescates".

Por su parte, la asociación Leales.org, creó una campaña con el propósito de recaudar fondos para cubrir los gastos de la logística del rescate, así como la alimentación de los perros y las protectoras de animales.

Sin rastro de los perros

Una vez con todos los permisos concedidos y las pruebas realizadas de forma satisfactoria, el resultado de la operación de rescate no fue el esperado. Fue la empresa Aerocámaras quien informó que tras un vuelo de reconocimiento realizado por la zona, no se encontraron rastro de los perros. En un primer momento, Leales.org consideró que se debía al horario, ya que "por lógica, los animales no se quedan expuestos al sol, sino que tienden a refugiarse hasta que baje la temperatura". 

El pasado jueves 21 de octubre, Eurocámaras informaba que se habían encontrado huellas "que aparentan ser de personas dentro de la zona de exclusión", lo cual podría explicar la ausencia de los perros. También se hayó una lona con un mensaje, que en un principio no se vio porque estaba dada la vuelta, que decía: "Fuerza La Palma. Los perros están bien. A Team"

 

Final inesperado para los podencos de La Palma atrapados entre las coladas del volcán

 

Aerocámaras consideró el vídeo real, sin embargo, no pudieron confirmar la identidad de quienes colocaron la pancarta ni de el estado de los perros. Más tarde, un Club de caza afirmaría que el mérito del rescate de los perros sería de los cazadores, aunque no se mostraron vídeos de prueba. Su principal prioridad era confirmar que los animales se encontraban bien. 

Leales.org advirtió de que los rescatadores anónimos podrían ser acusados de saltarse una zona de exclusión impuesta por las autoridades e instaban a los veterinarios de La Palma a denunciar si "algún anónimo" les llevaba a revisión podencos como aparecían en los vídeos difundidos.

Rescate anónimo y clandestino

"Hay una investigación abierta por parte de las autoridades y darán con los responsables que han puesto en peligro a los animales, sus propias vidas y las vidas de los posibles rescatadores que debían asistirlos en caso de quedar atrapados por la lava solidificada o nuevas que podían crearse mientras accedían a una zona restringida", explicaban desde Leales.org en relación al rescate realizado de forma anónima y clandestina, evitando la posibilidad de un rescate que "podría ayudar a miles de animales en el futuro".

Este sábado, la empresa Leales.org recibió fotos y vídeos de los podencos, indicando que "algunos son ellos, pero el vídeo es de antes del volcán y en compañía de cazadores, que los grababan para enseñarlos a otros cazadores". Aunque la empresa declara quedar "parcialmente tranquilizada", recordaban que para demostrar el día de cualquier vídeo se debía mostrar el periódico del día, para despejar todas las dudas. 

 

 

El caso de los ya mundialmente conocidos como "perros de los estanques del volcán de La Palma" ha sido considerado como el caso animalista más mediático de la historia de España, según indicaba Leales.org.

"La Plataforma Leales.org se congratula por haber contribuido a la salvación de animales y agradece la necesaria participación y colaboración de las tres vulcanólogas alemanes que, con sus drones comunicaron a esta plataforma la existencia de los animales, así como a la empresa Aerocamaras Especialistas Drones por aceptar profesionalmente el encargo de su intento de rescate mediante un dron de carga modificado", escribían desde su Facebook.

"Los podencos fueron clandestinamente retirados de la zona de los estanques cercados por la lava del volcán de La Palma por uno desconocidos que, a día de hoy, siguen ocultos en el anonimato y no han comunicado si se tratan de activistas animalistas radicales o pertenecen al entorno del titular de los animales usados para la caza", concluían.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor