Sociedad

Germán Frers, ingeniero naval que ha construido un velero con planos de 1943 heredados de su padre

Antonio Castillejo

Sábado 4 de septiembre de 2021

7 minutos

El barco lo diseñó su padre pero no pudo terminar el proyecto por culpa de la segunda Guerra Mundial

Germán Frers, un veterano ingeniero naval argentino que ha construido un velero con planos de 1943 - Foto de Ezequiel Diaz Ortiz (Gentileza de Zelmira Frers)
Antonio Castillejo

Sábado 4 de septiembre de 2021

7 minutos

En agosto el ingeniero naval argentino Germán Frers (Argentina ,1941) participó en la XXVI Regata Illes Balears Clàssics, una competición reservada para embarcaciones de época organizada por el Club de Mar de Mallorca (CDM), con la colaboración de la Real Federación Española de Vela (RFEV), la Federación Balear de Vela (FBV) y la Real Asociación Nacional de Cruceros (RANC). Una regata que forma parte del Campeonato de España de Barcos Clásicos y de Época y del Trofeo Clásicos Mare Nostrum. 

Frers partició con Recluta, un navío de 20 metros de eslora que naufragó hace 80 años, y que Germán Frers ha vuelto a construir fielmente a partir de sus planos originales cumpliendo así el sueño que su padre no pudo llevar a cabo.

La XXVI Regata Illes Balears Clàssics ha sido "la primera experiencia en regatas del actual Recluta. Ha resultado muy placentera. Hemos constatado que se trata de un barco competitivo. Seguramente la performance irá mejorando una vez que se resuelvan algunos inconvenientes que surgieron como resultado de la travesía desde Argentina a las Islas Baleares", apunta el ingeniero argentino de 80 años.

El Recluta original "fue diseñado y construido en Inglaterra por la prestigiosa compañía Camper & Nicholson", nos explica el armador argentino antes de aclarar que el barco participó el año 1943 en la regata entre Buenos Aires y Mar del Plata, una dura prueba en la que las embarcaciones "van al límite" y se navega muy cerca de la costa.

Germán y Zelmira Frers. Foto de Ezequiel Diaz Ortiz (Gentileza de Zelmira Frers)

 

Germán y Zelmira Frers. Foto de Ezequiel Diaz Ortiz (Gentileza de Zelmira Frers)

 

 

Germán Frers ha participado "desde joven en muchas ediciones de esa regata. Inicialmente en barcos de mi padre y más tarde en los de otros amigos o míos propios. Es una regata costera de unas 240 millas que suele ser dura debido a los frentes fríos del sur, como el famoso 'Pampero' que siempre se presenta para la ocasión", explica.

"El Recluta varó durante la regata, terminó en la playa y su pérdida fue total salvo por algunos elementos importantes como mástil y aparejo, así como equipos varios que fueron rescatados y recuperados del naufragio", explica Frers.

El accidente se produjo cuando durante la noche. El barco tocó fondo y viró, pero durante la maniobra uno de los tripulante cayó al mar y al regresar para recogerlo la embarcación quedó atrapada en la arena.

El Recluta. Foto: Juan Rojas (Gentileza de Zelmira Frers)

 

El velero clásico Recluta. Foto de Juan Rojas (Gentileza de Zelmira Frers)

 

 

Durante años la embarcación varada fue una atracción turística y la gente pagaba dos dólares por bucear hasta el pecio que, poco a poco, se fue deteriorando hasta desaparecer.

Charlie Badaracco, el armador del Recluta, el mayor yate que hasta ese momento se había construido en Sudamérica, recurrió entonces a Germán Frers padre para volver a construir la embarcación a partir de las partes del original que habían podido recuperarse del naufragio pero adaptándolo al diseño de Frers.

"El dueño original del Recluta le encargó a mi padre el diseño de un barco para reemplazar el original y utilizar los mástiles y equipos recuperados. La construcción fue iniciada pero la escasez de plomo y otros materiales necesarios debido al esfuerzo bélico de la segunda Guerra Mundial hizo que la construcción del nuevo casco fuera abandonada", nos cuenta Germán Frers

Germán Frers padre en la portada de El Gráfico 1595
Germán Frers padre en la portada de El Gráfico 1955. 

 

El Recluta se convirtió por tanto en un proyecto imposible que con los años Germán Frers padre no pudo ver realizado. Pero Germán Frers hijo sí logró culminar el sueño de su padre ocho décadas después.

Frers no tuvo, como sí le sucedió a su padre, la posibilidad de acceder a los materiales originales recuperados tras el naufragio, pero sí a los planos que su padre realizó y a partir de ellos ha construido el nuevo Recluta que ha participado en la regata balear de embarcaciones clásicas puesto que las reglas de este tipo de competiciones permiten participar a barcos recientemente construidos que sean réplicas exactas de los originales construidos antes de 1950.

"Los planos originales eran para mi muy conocidos porque durante mi juventud mi padre y yo acostumbrábamos a ver, comentar y estudiar planos de su autoría como una forma de estudio y autocrítica de esa época", comenta Germán que ha empleado "casi cuatro  años, incluyendo uno de cuarentena por la covid-19" y durante los cuales han oscilado "entre 15 y 20 personas que han trabajado en el proyecto incluyendo maestros de ribera, calafates, herreros , pintores, aparejadores mecánicos, etc."

Un proyecto de fiel reproducción que no ha estado exento de dificultades porque "todo ha cambiado en el mundo en estos últimos cien años y la industria naval no ha sido una excepción. Nuevos materiales, tecnologías y conocimientos generales y nuevas formas de vida son el resultados de este avance", explica Frers antes de aclarar que "después de muchos años de competencia en primer nivel he encontrado entre los barcos clásicos un nicho donde continuar regateando y divirtiéndome a un nivel menos exigente, con amigos y alguno de sus descendientes sin que me importen mucho los resultados. Y gozar del mar, la camaradería y las aventuras que son siempre  inevitables".

Germán y Zelmira Frers. Foto: Ezequiel Diaz Ortiz (Gentileza de Zelmira Frers)

 

Germán y Zelmira Frers. Foto de Ezequiel Diaz Ortiz (Gentileza de Zelmira Frers)

 

 

Por otra parte, todo el proceso de construcción ha sido documentado ha sido documentado a lo largo de los casi cuatro años que se han empleado en la recreación por Zelmira Frers, nieta e hija de los ingenieros navales, en un libro que el 2 de octubre llegará al mercado con el título de A través del Recluta que será presentado durante las regatas clásicas en St Tropez, y respecto al cual su autora ha querido "inmortalizar una pequeña parte de la hermosa historia del desarrollo naval argentino y a algunos de sus protagonistas”.

"La idea surgió de ella después de hacer una visita al astillero durante los inicios de la construcción. Zelmira que es arquitecta había navegado en el mediterráneo pero nunca había tenido relación con el diseño ni la construcción naval. Creo que algo intangible del proyecto la inspiró a fotografiar la construcción y luego publicar un libro. A mi este hecho me reporta una gran emoción", confiesa Germán Frers.

Sobre el autor:

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo

Antonio Castillejo es abogado y periodista. Comenzó su carrera profesional en la Agencia Fax Press dirigida entonces por su fundador, Manu Leguineche, en la que se mantuvo hasta su desaparición en 2009. Especializado en información cultural y de viajes, desde entonces ha trabajado en numerosos medios de prensa, radio y televisión. Actualmente volcado con los mayores en 65Ymás desde su nacimiento.

… saber más sobre el autor