Sociedad

El Gobierno y las CCAA no llegan a un acuerdo sobre el nuevo modelo de residencias

Pablo Recio

Miércoles 25 de mayo de 2022

5 minutos

Posponen la votación del nuevo modelo a junio sin una fecha concre

El Gobierno y las CCAA no llegan a un acuerdo sobre el nuevo modelo de residencias
Pablo Recio

Miércoles 25 de mayo de 2022

5 minutos

Page, contra el Gobierno por el nuevo modelo de residencias: "Pone en riesgo miles de empleos"

 

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 no ha logrado pactar con las comunidades autónomas el nuevo acuerdo para la Acreditación y Calidad de Centros y Servicios del SAAD en el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema de Atención a la Dependencia celebrado este miércoles. 

En concreto, el Ejecutivo asegura que "confía en poder tener un acuerdo a lo largo del próximo mes", aunque no han detallado una fecha concreta.

Por ahora, solo ha trascendido la oposición pública al texto de una comunidad, Castilla-La Mancha, cuyo presidente, Emiliano García-Page, ha criticado la propuesta del Gobierno desde el punto de vista financiero. "La ingenuidad ya se ha acabado. O hay dinero, o hay trigo, o predicar queda en humo", ha afirmado.

El documento remitido por el Gobierno a las regiones, al que ha tenido acceso 65YMÁS, incluía cambios en las residencias de mayores tales como la creación de unidades de 15 personas en los centros con ambiente hogareño –no podían tener más de 120 plazas y el 65% de la habitaciones debían ser individuales–; el aumento de las ratios de personal; la participación de las familias en la toma de decisiones; la coordinación con los servicios de salud y la eliminación de las sujeciones, entre otras medidas.

Los casos de Covid en residencias de mayores siguen aumentando en 10 comunidades

 

Estas eran las principales novedades del borrador presentado por el Gobierno:

Ambiente "hogareño"

Un punto clave de esta reforma era la transformación de los centros en hogares. Y para ello, el documento aseguraba que, la vida de las residencias se iba a organizar en pequeñas unidades, con un máximo de 15 personas, sala de estar, comedor, un espacio para la preparación de comidas y conexión y dispositivos para el acceso a Internet.

Intimidad

En segundo lugar, en esa misma línea, también se iban a modificar las habitaciones, primando la intimidad, puesto que el acuerdo establecía un 65% de habitaciones de uso individual en las plazas públicas de los centros de nueva construcción y, además, todas las habitaciones tendrían acceso a baño adaptado. Además, las personas y sus familias serían invitadas a participar en la personalización de las habitaciones, promoviendo al máximo la incorporación de mobiliario y enseres personales.

Participación

Otro punto clave en el nuevo modelo era la participación de las familias en los apoyos y cuidados: se establecían canales de comunicación permanentes, que formarían parte de la cartera de servicios del centro, y se celebrarían reuniones periódicas para intercambio de información.

Situación geográfica

El nuevo modelo daba igualmente importancia a dónde se situarían las residencias de nueva construcción. En concreto, deberían estar, con carácter general, en suelo urbano con acceso a espacios próximos de actividad social y comunitaria. Además, no debían tener más de 75 plazas en zonas rurales, 90, en localidades de densidad intermedia y 120, cuando estén ubicadas en ciudades densamente pobladas.

Atención a domicilio mejorada

La finalidad principal del acuerdo era lograr que las personas dependientes puedan estar en su domicilio el mayor tiempo posible y posponer su entrada en una residencia. Por esta razón, el trabajo en la ayuda a domicilio se organizaba preferentemente en pequeños equipos de profesionales de proximidad que atendían a las personas de una misma área territorial, minimizando los tiempos de desplazamiento; trabajando con una lógica y enfoque comunitario; compartiendo la información relevante y promoviendo un enfoque de intervención centrado en la persona.

Ratios de personal

Otro de los objetivos del texto del nuevo acuerdo era profesionalizar la atención. Para ello: se aumentarían las ratios de personal de residencias, que pasarían del 0,39 al 0,51 en 2029; se fijaría un 5% de la jornada de las auxiliares de la Ayuda a Domicilio para labores de coordinación con trabajadores sociales, familias o profesionales de la salud; los cuidadores autónomos quedarían encuadrados en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y no en el sistema especial y se exigiría una cualificación profesional que acredite competencias al personal de atención directa. 

Los casos de Covid en residencias de mayores siguen aumentando en 10 comunidades

Coordinación entre Salud y Servicios Sociales

El texto entregado por el Gobierno también daba importancia a la coordinación socio-sanitaria, clave para el control de la salud de los dependientes, e incluía el establecimiento de instrumentos permanentes de coordinación para que todos pudiesen tener información sobre el paciente.

Cero sujeciones

Asimismo, el documento daba un plazo de tres años para implementar completamente los planes de atención libre de sujeciones y coerciones en los centros de día y residenciales.

Atención personalizada

En penúltimo lugar, el texto del acuerdo presentado por el Gobierno a las comunidades aseguraba que cada persona tendría un plan personal de atención y de apoyos que recogiese sus preferencias y voluntad respecto a cómo quiere vivir, a las cuestiones que son significativas para ella de forma que se respeten por parte de quienes participen en su sistema de cuidados y apoyos.

Evaluación

Y finalmente, el acuerdo introducía un sistema común para la evaluación de la calidad de los servicios, para verificar que el nuevo sistema se implantase correctamente y sostenía que todos los cambios iban a contar con los fondos suficientes para poder llevarse a cabo y que deberían estar aplicados en 2029, como tarde.

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor