Sociedad

¿Mala gestión? ¿Poca información? Lo que se sabe del incendio en el vertedero de Zaldibar

65ymás

Miércoles 19 de febrero de 2020

5 minutos

Los principales focos han sido extinguidos

Lo que se sabe del incendio en el vertedero de Zaldibar

El pasado 6 de febrero dos trabajadores fueron sepultados por un desprendimiento de residuos en un vertedero en el municipio de Zaldibar, en País Vasco. Tras constatar la presencia de amiantoen la zona, se suspendieron las labores de búsqueda. Asimismo, también dificultó toda la operación un incendio en la parte alta del vertedero fruto de la combustión de metano, que ha durado hasta este martes 18 de febrero. Actualmente, los principales focos se han logrado extinguir y prosiguen las labores de búsqueda de los trabajadores. Además de complicar las labores de rescate, este incendio ha provocado un nube de humo y ceniza que se ha desplazado por los muncipios aledaños, Ermua y Eibar, provocando el miedo, incomprensión e indignación de los vecinos, muchos de los cuales no han podido hacer vida normal en la calle durante estos 13 días.

Y es que durante estos días, la información ha llegado a cuenta gotas a los habitantes de estos pueblos y hasta varios días después del incidente no se desplazaron altos cargos del Gobierno Vasco a la zona. Por ello, en este clima de incertidumbre este diario se ha preguntado, ¿qué es lo que realmente se sabe a día de hoy sobre el incendio de Zaldibar?

 Miles de personas denuncian la gestión de las administraciones en el derrumbe de Zaldibar y reclaman dimisiones

Focos extinguidos

El director de la Agencia Vasca del Agua (URA), Ernesto Martínez de Cabrero, que ha afirmado que, sobre las 20.30 de este pasado lunes y "después de una tarde muy intensa, quedaron vencidos los frentes más importantes de todo el incendio" en el vertedero. No obstante, Martínez de Cabrero ha admitido que las brasas "se pueden reproducir" y hay "unos pocos rescoldos que pueden humear", por lo que se da por "resuelto" el fuego "desde la precaución". "La reproducción del incendio hay que tenerla siempre en consideración", ha añadido.

Información a los vecinos

El lunes una Comisión Técnica se reunió con los vecinos de las distintas localidades para explicarles los pasos que van a seguir para superar la crisis. Sin embargo, muchos de los habitantes han mostrado su descontento por que no se hayan tomado medidas antes, han criticado la falta de información hasta fechas muy recientes y se han pedido explicaciones al los miembros del Gobierno sobre las cantidades de amianto en el vertedero, según asegura en un artículo eldiario.es.  También han mostrado su inquietud ante la toxicidad del aire y los posibles efectos en la salud. 

 Derrumbe en Zaldibar (Bizkaia)

Miedo por la calidad del aire

Y es que, hechos como que se suspendiese un partido de fútbol, que se recomiende no hacer deporte al aire libre o tener especial precaución con niños o embarazas, han generado cierta inquietud en la población de estos municipios. Algo que, desde la institución autonómica, aseguran que es comprensible. 

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, ha dicho entender "las dudas de los vecinos" y "su inquietud" por la situación generada tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar, pero ha asegurado que "no estamos ante una situación de alerta".

De igual modo ha destacado que la "exposición por un periodo corto de tiempo" al aire contaminado a causa del incendio del vertedero, que según los análisis contiene "valores elevados de dioxinas y furanos", "no supone un riesgo para la salud". No obstante, ha dicho que "no hay un límite definido a partir del cual se puede decir que son perjudicial para la salud estos compuestos" y, por lo tanto, "hay que aplicar el principio de precaución, es lo que hemos hecho". 

Análisis del agua

Respecto a la evaluación de los riesgos medioambientales en la salud, ha explicado que "ningún análisis ha mostrado contaminación en el agua de consumo", pero, ante el riesgo de una "posible contaminación de los manantiales", salud pública, "sólo como medida de precaución, aconsejó a los cinco caseríos más próximas al vertedero no usar agua de manantial para el consumo humano, ni para animales ni para la agricultura", y se les está surtiendo agua mediante un camión cisterna. 

Una medida que responde a la publicación del informe de seguimiento de la calidad del agua del entorno del vertedero de Zaldibar realizado por la Agencia Vasca del Agua, URA, desde el derrumbe hasta el pasado 11 de febrero, que ha detectado un aumento de la cantidad de amonio y presencia de los metales cadmio, níquel y selenio desde el inicio de los controles del caudal de los lixiviados, las partículas que arrastran los líquidos vertidos desde la zona del desprendimiento.  

Reacción del Gobierno Vasco

También el lehendakari ha reaccionado ante esta situación y ha comparecido de forma extraordinaria en el Parlamento Vasco. Iñigo Urkullu ha defendido la actuación "inmediata" y coordinada de su Gobierno ante la situación "inédita e imprevisible" del derrumbe del vertedero de Zaldibar y ha recordado que lo hace de forma subsidiaria porque le correspondía a la empresa Verter Recycling, a la que se le han abierto expedientes sancionadores. Además, ha anunciado que se realiza una auditoría "completa que permita aclarar todos los extremos, exigir responsabilidades y mejorar protocolos de actuación".

Tras asegurar que ha estado en "permanente contacto" con los familiares de los dos trabajadores desaparecidos, cuya búsqueda es su "prioridad", ha lamentado los errores que se han podido cometer, y ha hecho un llamamiento a la sociedad y a los partidos a "la unidad" y a no utilizar esta "tragedia" contra "el adversario político".

 

 El lehendakari preside la mesa técnica sobre Zaldibar

Críticas de la oposición a la gestión

Por otro lado, los grupos de la oposición han reclamado al lehendakari, Iñigo Urkullu, que rinda cuentas por la falta de "empatía", de "liderazgo" y de "transparencia" del Gobierno autonómico ante esta crisis.

Los principales representantes parlamentarios de EH Bildu, Maddalen Iriarte; Elkarrekin Podemos, Lander Martínez; y el PP, Alfonso Alonso, han coincidido, en sus intervenciones iniciales, en el pleno de la Diputación Permanente del Parlamento Vasco, en sus críticas a la gestión del lehendakari y de los consejeros de Medio Ambiente, Seguridad y Trabajo respecto al derrumbe del pasado 6 de febrero.

Iriarte ha denunciado que el lehendakari y sus consejeros comparecen en el Parlamento "tarde y obligados" por la oposición, y les ha reclamado que sean "transparentes en sus explicaciones. 

La portavoz de EH Bildu ha destacado la "gravedad" de lo sucedido en Zaldibar. Iriarte ha calificado lo sucedido de "tragedia humana", "crisis sanitaria" y "desastre ecológico". Además, ha denunciado que la forma en la que el Gobierno Vasco ha gestionado este asunto ha supuesto, también, una "crisis de credibilidad" para el Ejecutivo. La portavoz de EH Bildu ha acusado a Urkullu de incurrir en una "falta de empatía" respecto a las familias de los trabajadores desaparecidos y del resto de personas afectadas por el derrumbe.

Por su parte, el portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, ha criticado la "falta de sensibilidad y de liderazgo" del lehendakari y de los consejeros con responsabilidades relacionadas con la gestión de esta crisis. Al igual que Iriarte, ha subrayado que la comparecencia de Urkullu y de su equipo ante el Parlamento Vasco haya producido solo cuando se han visto "obligados" a ello por parte de la oposición. Martínez ha destacado que el derrumbe no ha sido algo que se ha producido "por casualidad" ni un desastre "inevitable", sino que ha resultado "la consecuencia posible de una cadena de negligencias administrativas que ha terminado de la peor manera".

El representante de Elkarrekin Podemos ha recordado que "miles" de personas que residen en las zonas próximas al vertedero siguen viendo "amenazada" su salud, y ha censurado que la gestión del Gobierno Vasco sigue presentando "lagunas".

Por su parte, el presidente del PP, Alfonso Alonso, ha acusado al Ejecutivo autonómico de haber tratado de "minimizar" la gravedad de lo ocurrido, y de haber empezado a reaccionar solo cuando "la presión fue creciendo". "Hay miles de personas que se sienten engañadas y estafadas", ha manifestado Alonso, que ha subrayado que los habitantes de la zona afectada por el derrumbe sienten "indignación" y han perdido la "confianza" en las administraciones.

 
0

No hay comentarios ¿Te animas?