Internacional

18 años de los atentados a las Torres Gemelas: 5 consecuencias posteriores

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Miércoles 11 de septiembre de 2019

3 minutos

Las repercusiones de este atentado fueron mucho más allá de las políticas, bélicas y diplomáticas

Torres Gemelas de Nueva York antes de los atentados del 11S

Nadie ha olvidado la sobremesa del 11 de septiembre de 2001. Cuando todos nos disponíamos a almorzar o estábamos ya en el postre, los informativos abrían con lo que parecía ser un accidente en Nueva York, en el que un avión había chocado contra una de la Torres Gemelas. Pero tan solo unos minutos más tarde y con todos los noticiarios en directo, un segundo avión impactaba contra la otra torre y lo que en un principio se creyó un accidente giró rápidamente hacia un acto terrorista en pleno corazón del país más poderoso del mundo.

Al desastre en vidas humanas, más de 3.000 muertos, se unió un clima de hostilidad entre algunas naciones que eran señaladas por el entonces Presidente americano George W. Bush como cómplices o directamente patrocinadores del atentado. Pero sus repercusiones fueron mucho más allá de las políticas, bélicas y diplomáticas, ya que al haber empezado todo con pasajeros infiltrados en vuelos comerciales, la propia población sufriría las secuelas de aquel horror en forma de exhaustivos controles de seguridad ante la desconfianza de los estados en que se volviera a repetir otra masacre parecida. Repasamos cinco de las consecuencias de aquel desastre.

Bomberos en la Zona Cero del World Trade Center de Nueva York el 11 de septiembre de 2001
Bomberos en la Zona Cero del World Trade Center de Nueva York el 11 de septiembre de 2001

Seguridad mucho más estricta en los aeropuertos

Antes del 11 de septiembre de 2011, no existían tan largas colas en los aeropuertos ni controles de seguridad tan exhaustivos. Se creó la Administración de Seguridad del Transporte y las estrictas medidas de seguridad no han disminuido en los 18 años que han pasado desde que se concibió. Las puertas de cabina en los aviones ahora también están protegidas para mantener a los pilotos seguros, y el proceso de inspección ha aumentado en escrutinio y tamaño.

La nueva tecnología ha evolucionado para hacer que sea aún más fácil para los funcionarios de seguridad de los aeropuertos encontrar materiales restringidos y los métodos de detección avanzados y las verificaciones de antecedentes han acelerado los viajes. En general, los vuelos se han vuelto más seguros como resultado de los ataques. Pero también ha habido quienes se han preocupado de que la mayor seguridad discrimine a determinadas razas y credos.

Control de seguridad en el Aeropuerto de Seattle
Control de seguridad en el Aeropuerto de Seattle (EE.UU.)

Fue creado el Departamento de Seguridad Nacional

El Departamento de Seguridad Nacional (en la serie Homeland puede verse bien cómo funciona) se creó 11 días después de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Es una oficina organizada por funcionarios designados que supervisa la estrategia nacional y la seguridad nacional. Fue creado para proteger al país contra otro ataque terrorista a gran escala mediante el uso de la recopilación de información y las investigaciones dirigidas por el departamento.

Este departamento es responsable de las tareas antiterroristas, así como de la seguridad nacional y la prevención de desastres. Ha crecido exponencialmente desde su creación, convirtiéndose en el tercer departamento de gabinete federal más grande.

Departamento de Seguridad Nacional
Departamento de Seguridad Nacional

Tropas estadounidenses en Afganistán

Uno de los efectos más persistentes de los ataques del 11 de septiembre ha sido la guerra en curso en Afganistán. Poco después de los ataques, Estados Unidos bajo el Presidente George W. Bush comenzó a bombardear Afganistán debido a que el Gobierno dirigido por los talibanes se negó a entregar al presunto líder terrorista Osama Bin Laden.

Para noviembre, varios países, incluidos los Estados Unidos y el Reino Unido, habían formado la Alianza del Norte y habían tomado el control de la capital, Kabul. Pero casi dos décadas después, los americanos todavía tienen tropas en el país que trabajan para ayudar al gobierno a reconstruirlo y estabilizarlo. El Presidente Trump anunció en 2017 que aumentaría el número de tropas en Afganistán en 3.000 soldados, elevando el número total a 14.000.

Talibanes en Afganistán en 1996
Talibanes en Afganistán en 1996

Han crecido las deportaciones

Después del 11 de septiembre, la administración Bush incrementó las deportaciones y aumentó las restricciones de inmigración en respuesta a los ataques. Según ABC News (@ABC), las deportaciones se han duplicado en la última década y de 2001 a 2012, hubo aproximadamente un aumento del 400% en deportaciones de criminales. Es importante tener en cuenta que si bien la mayoría de las personas deportadas fueron acusadas de un delito, no necesariamente fueron condenadas por ello.

Añadió nuevos términos a nuestro vocabulario

Antes del 11 de septiembre, probablemente nunca escuchaste nada sobre una "Guerra contra el Terror", pero en los días, semanas y meses posteriores a los ataques, esa frase se hizo común, junto con algunas otras. "Los Talibanes", "El eje del mal" o "Alerta terrorista" fueron términos que surgieron y se hicieron directamente populares a partir del 11 de septiembre.

0

No hay comentarios ¿Te animas?