Internacional

Vivienne Westwood, la diseñadora más 'punk' y transgresora cumple 78 años

Victoria Herrero

Lunes 8 de abril de 2019

3 minutos

Sus diseños están cargados de potentes mensajes políticos y de denuncia social

Vivienne Westwood
Victoria Herrero

Lunes 8 de abril de 2019

3 minutos

Vivienne Westwood es todo un referente a nivel internacional. Y es que no todos los días una puede decir que ha formado parte del surgimiento del movimiento punk y de su característica estética. Por si fuera poco, esta poco convencional diseñadora ha logrado, en sus 40 años de carrera, redefinir la encorsetada moda británica. Todo gracias a un estilo inconfundible en el que no faltan los mensajes de tinte social y político en muchas de sus prendas o como parte de la escenografía de muchos de sus desfiles.  

Inconformista, irreverente, comprometida, agitadora. Así es Vivienne Westwood y así lo ha mostrado en su trayectoria personal y profesional a lo largo de sus 78 años, que cumple el 8 de abril. Toda una actitud que en ocasiones ha escandalizado a los grandes de la costura

La relación de Vivienne Westwood con los Sex Pistols

Junto con el segundo de los maridos de la diseñadora, Malcolm McLaren, fue con el que comenzó todo lo relativo al movimiento musical y social punk en tierras británicas. Y es que su pareja era el mánager del conocido grupo de música Sex Pistols, un referente e icono en esta corriente alternativa.

Vivienne Westowood y su relación con los Sex Pistols (bigstock)

Esta relación con la cultura underground se materializó en el año 1971 con la apertura de su conocida tienda de ropa Let it Rock (luego renombrada Sex y más tarde, y como se mantiene en la actualidad, World's End) en la céntrica calle londinense King's Road y donde la diseñadora comenzó a exhibir sus diseños extravagantes; al tiempo que iba desarrollando de forma paralela su carrera en el exigente mundo de la moda. 

Así, en el escaparate de este divertido y curioso establecimiento se pueden ver desde elementos fetichistas, pasando por cadenas, cremalleras, pinchos, tachuelas o imperdibles. Todo ello mezclado con símbolos tradicionales de la cultura británica como la falda de cuadros escoceses.

Una ropa que ha sabido interpretar adaptándolo a su gusto y mentalidad y donde destacan como señas de identidad sus llamativos zapatos de plataforma, que diseñó en los años 80, sus corsés o sus prendas hechas hasta de goma. Sin duda, un estilo alejado de todo tipo de convencionalismos que tan poco gustan a esta septuagenaria.