Internacional

Anna Wintour, dominando la moda con 69 años

Carlos Zapatero

Martes 26 de febrero de 2019

2 minutos

La incansable editora de Vogue continúa con su trabajo, al mando ahora de la dirección artística

Anna Wintour, dominando la moda con 69 años (Big stock)

La que es directora de la prestigiosa revista Vogue desde el año 1988, continúa su paso firme por una industria que ha hecho "suya" en las últimas décadas. Bajo esas características gafas de sol, con las que parece querer pretender ocultar sus pensamientos, y su clásico peinado estilo bob, el rostro de Anna Wintour en uno de los más reconocidos a nivel mundial.

La edición en las venas

Para entender la impronta de Anna Wintour (1949) dentro del sector editorial, debemos retroceder hasta sus orígenes. Su padre, Charles Wintour, estuvo 17 años, desde 1959 hasta 1976, al mando de uno de los periódicos ingleses más importantes, el London Evening Standard. Durante su trayectoria, fundó cabeceras como Working Woman Sunday Express, además de participar en muchas otras publicaciones. 

Quizá, de ahí podemos entender la inclinación de Anna Wintour por este sector. Antes de comenzar a trabajar para la edición norteamericana de Vogue, Wintour tuvo un corto periplo por la industria de la moda, formando parte de la edición de revistas como Harper’s BazaarHouse and Garden e, incluso, la edición inglesa de Vogue. Sin embargo, fue en el año 1988 cuando cumplió uno de sus grandes sueños, tener el control de la edición norteamericana.

Anna Wintour, dominando la moda con 69 años (big stock )

Su primera portada fue suficiente para ganarse a toda la industria. En una época en la que existía un debate en torno al mundo de la moda sobre la peligrosa imagen que esta industria estaba transmitiendo sobre lo que se consideraba saludable, utilizando modelos extremadamente delgadas, la editora utilizó a la modelo Michaela Bercu en noviembre de 1988. Debido a que había ganado algo de peso durante sus recientes vacaciones en su país natal, Wintour decidía alejarse de cualquier otra portada convencional visiténdola con unos jeans de la firma Guess y una chaqueta Christian Lacroix.

Era la primera vez que en una portada de Vogue se veían unos vaqueros. Este aumento de peso impidió que la modelo pudiera vestir con el traje completo y, casi sin querer, hizo de Vogue una revista mucho más natural y cercana al público. Enseñando parte de la barriga de la modelo, la portada fue tan controvertida que terminó convirtiéndose en la favorita de la editoria, como años más tarde reconocía.

Su vida, en un documental

En Netflix podemos encontrar un documental que narra la vida de la editora durante uno de los meses más fuertes para la industria de la moda: septiembre. En September Issue podemos ver cómo su figura es considerada toda una autoridad dentro de la industria.

90 minutos de duración en los que nos acercarnos al día a día de esta prestigiosa editora, también conocida como “Nuclear Wintour”, debido a su excesivo hermetismo, mientras cierra el número de septiembre del año 2007.

0

No hay comentarios ¿Te animas?