Sociedad

José María, de 95 años, crea una imagen a tamaño real de Jesús Nazareno que se hace famosa

María Bonillo

Foto: Residencia de Mayores Fuente de la Peña

Miércoles 2 de junio de 2021

2 minutos

Lo hizo hace 16 años y ahora lo disfrutan todos sus compañeros de residencia

José María, de 95 años, crea una imagen a tamaño real de Jesús Nazareno que se hace famosa
María Bonillo

Foto: Residencia de Mayores Fuente de la Peña

Miércoles 2 de junio de 2021

2 minutos

La imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno siempre ha generado una gran devoción entre lo jienenses. Y es esa veneración lo que llevó a José María de Dios Gómez, un escayolista jubilado de 95 años, a elaborar él mismo una maravillosa obra de la que ahora disfrutan todos sus compañeros de la Residencia de Mayores Fuente de la Peña. 

Tenía su estudio frente al Camarín, y allí fue donde creó la imagen a tamaño real del Abuelo, una obra que le llevó más de ocho meses de trabajo. "Hace 16 años en mi taller pensé que sería buena idea hacer una recreación del Abuelo a tamaño real y me puse a ello", explicaba al diario Ideal

El jienense explicaba entre risas que cuando su mujer lo vio durante el proceso, le dijo que estaba loco porque incluso tuvo que hacer más pequeña la cruz y no representar los pies del cristo, ya que era la única manera en que pudiera tenerlo dentro de su casa. "Por desgracia mi mujer falleció antes de verlo terminado. Lo hice para tenerlo en mi casa pero finalmente me lo acabé bajando a una casa que tenemos en el Puente Jontoya, donde construí un salón para que jugasen mis nietos, y ahí lo guardaba".

José María, de 95 años, crea una imagen a tamaño real de Jesús Nazareno que se hace famosa

"Aquí siempre tiene compañía"

Durante los últimos años, fue su yerno quien cuidó la talla hecha de escayola y porexpan. Ahora, José María vuelve a tenerlo junto a él en la residencia, que es donde reside actualmente y donde se ha hecho muy popular gracias a esta figura. Incluso son decenas las personas que se han acercado a admirarla, afirmando que la exactitud de la réplica es "asombrosa".

Es más, para los residentes supone un regalo el poder acercarse a diario a rezar junto a él. "Yo suelo rezarle por las mañanas y por las noche y muchas veces me siento a su lado y le hablo de mis cosas. Traerlo aquí ha sido una apoteosis porque los compañeros lo han celebrado mucho. La verdad es que nunca le falta una persona que le esté rezando. Me alegro, porque en casa solo tenía mis padres nuestros pero aquí siempre tiene compañía", confesaba José María. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor