Sociedad

La mayoría de los hogares vulnerables no conocen el bono social

Marta Jurado

Viernes 15 de marzo de 2019

1 minuto

Cruz Roja elabora una panorámica sobre la pobreza energética entre sus beneficiarios

La mayoría de los hogares vulnerables no conocen el bono social

La pobreza energética es una faceta más de la pobreza y afecta de una forma más intensa a los hogares más vulnerables. Esa es una de las principales conclusiones del último informe ‘La Vulnerabilidad asociada al ámbito de la vivienda y pobreza energética', elaborado por la Cuz Roja entre más de 18.000 familias a las que atiende.  

Cerca de la mitad de los hogares estudiados tienen dificultades para afrontar el pago de suministros, el 37% pasa frío en su hogar en invierno y el 44% calor en verano. Es decir, cerca de un 50% de la población atendida está en alguna de estas situaciones o en ambas. El 73,1% nunca ha recibido ayudas para el pago de gas y electricidad bien porque no cumplen los requisistos o porque desconocen las ayudas.

Las personas mayores destacan por las necesidades especiales que los caracterizan. Tal como muestra el estudio el 32,5% de los hogares precisan un mayor consumo energético, pasan muchas horas en la vivienda y ello supone mayor gasto de luz y calefacción; conviven con niños pequeños y bebés, con personas con discapacidad y/o enfermedades crónicas, con personas mayores con problemas de movilidad y con personas con necesidades especiales.

Distribución de pobreza relativaDistribución por sexo y edad de los encuestados por Cruz Roja

Fuente: 'Vulnerabilidad asociada al ámbito de la vivienda y pobreza energética en la población atendida por Cruz Roja’

Bono social y efectos de la pobreza energética en la salud

Tal como refleja el informe de Cruz Roja, el 83,3% de los encuestados está en riesgo de pobreza y exclusión social, más del 65% son mujeres y hay una importante presencia de hogares donde viven niños y niñas, familias mono-marentales, personas mayores y/o con discapacidad. Más de la mitad de las personas encuestadas afirma que la pobreza energética tiene consecuencias en su salud, como enfermedades respiratorias, reumatismo o artrosis.

La investigación también analiza el grado de uso y de conocimiento de los recursos y tarifas que existen para personas vulnerables: sólo el 19% utiliza el bono social y el 54% dice no conocerlo, y con respecto a la tarifa regulada PVPC, sólo un 3,5% la utiliza y el 90% dice desconocerla.

1
Santos Hace 8 meses
Se necesitaría mayor difusión. Cuando se quiere se puede.Buen artículo.