Sociedad

Un lesionado medular baja de su silla y se arrodilla para pedir matrimonio a su rehabilitadora

Laura Moro

Lunes 31 de mayo de 2021

3 minutos

Joaquín y Lucía se conocieron en el hospital

Un lesionado medular baja de su silla y se arrodilla para pedir matrimonio a su rehabilitadora
Laura Moro

Lunes 31 de mayo de 2021

3 minutos

Joaquín y Lucía son los protagonistas de esta historia, donde el amor supera todas las barreras. 

Su relación comenzó en plena pandemia cuando él, que tiene una lesión medular debido a un accidente laboral que tuvo en enero de 2020, fue derivado a una clínica de neurorehabilitación de Jerez de la Frontera, para poder continuar su tratamiento.

Aquel 4 de agosto cambió por completo la vida de Joaquín. Ese día conoció a Lucía, su fisioterapeuta. La conexión fue inmediata, y a mediados de septiembre intercambiaron los teléfonos, y desde entonces esta historia ha estado llena de lucha y superación, que ha vivido uno de sus momentos más emotivos: una pedida de mano en El Puerto de Santa María, que se ha hecho viral.

Joaquín se puso de rodillas, con la ayuda de su familia, para darle a Lucía una sorpresa: “Estoy muy emocionada, muy ilusionada, era una cena para despedir a un compañero y me encontré con la sorpresa”, recuerda Lucía en una entrevista a Nius.

Una sopresa que llevaba tres semanas planeando Joaquín, que solo tiene palabras bonitas para su futura esposa:  “Ella es mi mundo, es un apoyo fundamental para que yo siga adelante. Si no es por ella, no creo que yo hubiese salido de esto”.

Emocionado recuerda el día en que empezó todo: “Mira qué coincidencia, cuando la conocí, en su estado de Whatsapp ponía: todo ocurre por algo”. Y es que ahora Joaquín piensa que aquel accidente laboral que le cambió la vida, hizo que conociera al amor de su vida: "Al final te das cuenta que la vida continúa", añade.

Accidente laboral

El 2 de enero de 2020 Joaquín, técnico de prevención de riesgos laborales se acercó a una obra a hacer su trabajo. Cuando estaba informando a los trabajadores, una viga, sujeta por una grúa, cayó sobre su cabeza y le provocó un daño en 9 vértebras.

Tras pasar seis meses en Toledo, fue trasladado en agosto a Jerez de la Frontera: "La primera vez que lo vi me pareció muy atractivo, con unos ojos muy bonitos y muy simpático”,confiesa Lucía, que cuando lo mira no ve la silla de ruedas, ni las limitaciones.

Una historia que demuestra que donde hay amor no hay barreras, ni prejuicios. A Joaquín y a Lucía les espera una vida entera por delante: “Queremos celebrar la boda en septiembre, coincidiendo con nuestro primer aniversario”.

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor