Sociedad

Los últimos shows de Toni, el enano 'stripper' de Benidorm al que los políticos quieren prohibir

65ymás

Lunes 12 de agosto de 2019

2 minutos

"Mi trabajo es muy digno y me voy a quedar sin él. ¿Eso no les ofende?", se pregunta

Los últimos shows de Toni, el enano 'stripper' de Benidorm al que los políticos quieren prohibir

Es valenciano, tiene 41 años y se llama Antonio Ivars Cardona, aunque todos los conocen como Toni, 'The Midget' ('El Enano'). Tras años convertido en uno de los 'stripper' más conocidos de Benidorm, con sus shows en El Chaplin, la discoteca más famosa de la ciudad alicantina, ahora este hombre con acondroplasia (enanismo) que no llega al metro treinta de altura está viviendo sus últimas actuaciones.

Y es que en España van a prohibirse este tipo de espectáculos. El pasado mes de febrero, justo antes de que se disolvieran las Cortes, los diferentes grupos parlamentarios se pusieron de acuerdo, y de forma unánime, aprobaron en el Congreso la necesidad de acabar con las "humillaciones" que sufren las personas con enanismo, considerando necesario realizar cambios normativos para impedir espectáculos como el bombero torero. Todavía no es ley porque aún no se ha formado Gobierno.

Toni, que cuenta con una legión de fans entre los turistas británicos que van a este discoteca de Benidorm, no está de acuerdo con esta decisión. "Que lo quieren prohibir porque les ofende. Y yo me voy a quedar sin trabajo. ¿Eso no les ofende?", señala a El Español

Desde los 18 años, Toni ha trabajado en espectáculos taurinos, en cuadrillas del corte del bombero torero, pero hace siete años conoció a los dueños de El Chaplin en una noche de fiesta y desde entonces dejó los ruedos para hacer 'striptease'. Algún periódico en papel británico, como el Daily Star, le ha dedicado recientemente una página entera a su caso y sus fans le piden a España que no lo prohíban. 

Toni

"A mí me gusta mi trabajo. Mucho más que cuando estaba con los toros. Aquí me divierto con la gente, me pongo un disfraz distinto cada noche, y hago reír al público. A mí no me humillan y no creo que se rían de mí. Se ríen porque hago cosas graciosas, que me las preparo en el espectáculo para eso. Para un artista cómico, lo mejor que le puede pasar es que la gente se ría, ¿no?", se pregunta.

Toni está intranquilo cara al futuro. “Pues me tendré que buscar otra cosa, pero yo siempre he trabajado en los espectáculos, que es lo que me gusta. Mi trabajo es muy digno. Cuando dicen que me busque un trabajo digno, ¿a qué se refieren? ¿A meterme ocho horas en una fábrica para cobrar menos?. Pues yo estoy mejor aquí en mi espectáculo", afirma. 

"Me gusta mi trabajo, me gusta la noche, me gano bien la vida y me siento respetado. Aquí hay mucho compañerismo. Trabajo con otro artista rumano que se llama Dimitri, nos llevamos de lujo y me hace algunos de mis trajes a medida. Los dos nos disfrazamos y vamos juntos. Él lleva unos zancos. El alto no le ofende a nadie, ¿no? Sólo el enano", concluye.

Toni Benidorm
0

No hay comentarios ¿Te animas?