Sociedad

Muere Delia Giovanola, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, a los 96 años

María Bonillo

Foto: Abuelas de Plaza de Mayo

Martes 19 de julio de 2022

4 minutos

En 2015 pudo encontrar a su nieto Martín

Muere Delia Giovanola, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, a los 96 años. Foto: Abuelas de Plaza de Mayo
María Bonillo

Foto: Abuelas de Plaza de Mayo

Martes 19 de julio de 2022

4 minutos

Delia Cecilia Giovanola, una de las doce fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, fallecía este lunes a la edad de 96 años. Desde la Asociación ha mostrado su "más profunda tristeza por la partida de otra compañera", que participó en la búsqueda de los hijos nacidos en cautiverio de los desaparecidos durante la última dictadura militar argentina (1976-1983).

 

Fallece Delia Giovanola, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo a los 96 años. Foto: Abuelas de Plaza de Mayo

 

Nació en 1926 en la ciudad de La Plata, en Argentina, fue maestra de profesión y, junto a su marido Jorge Narciso Ogando, tuvo un hijo, Jorge Óscar Ogando, "el hijo deseado, querido, compañero y amigo", dijo Giovanola, según recogía la Asociación en su página web. Trabajó como bibliotecaria, al tiempo que tiempo se ascendía a vicedirectora y, después, a directora de escuela. 

En ese tiempo, su hijo se casó y tuvo su primera hija, de la que Delia cuidó cuando la pareja fue secuestrada en la madrugada del 16 de octubre de 1976, durante la última dictadura. La esposa de Jorge, Stella, estaba embarazada en ese momento, y dio a luz en un centro clandestino de detención el “Pozo de Banfield” el 5 de diciembre de 1976. "El parto, asistido por médico genocida Jorge Antonio Bergés, fue en la cocina del lugar, ella esposada, los ojos vendados y arriba de una chapa. Dos días después fue despojada de su bebé, que fue vendido a un matrimonio, y ella llevada al Pozo de Quilmes”, cuentan desde la Asociación. 

En busca de su nieto

Un año después, en 1977, Delia pasó a formar parte del grupo fundador de Abuelas de Plaza de Mayo, año en que se jubiló para dedicar todo su tiempo y esfuerzo a la crianza de su primera nieta y a la búsqueda de "los chicos", como ella los llamaba. “Cada vez que veía un chiquito lo seguía con la vista pensando ¿será mi nieto?. Era muy dura la búsqueda”, recordaba hace poco más de un año en el juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes y Brigada de Lanús.

Su nieta, Virginia, se unió a ella en la búsqueda cuando cumplió 18 años, sin embargo, se quitó la vida en 2011, a los 38 años, debido a una depresión. Fueron necesarios cuatro años más hasta que Delia encontró a su nieto, el 5 de noviembre de 2015. "¡Te encontré!", fueron las primeras palabras de Delia al hablar por teléfono con su nieto Martín. 

"Llena de vitalidad y de entusiasmo hasta el último suspiro, graciosa, irónica, espontánea, de convicciones firmes, vecina ilustre de San Martín, Delia era una de las últimas Abuelas fundadoras que quedaba", señalan desde la Asociación. “La vida me dio y me sacó, me castigó pero fui feliz”, dijo Delia. 

"A esta institución, Delia le dio todo. Todavía no caemos en la cuenta de que ya no está, pero el vacío que se siente es enorme. Se ha ido una mujer luchadora, militante de la memoria, la verdad, la justicia y la alegría. ¡Hasta siempre, querida Delia!", han sido las palabras de despedida de sus compañeras. Por duelo, las Abuelas de Plaza de Mayo han mantenido las puertas de sus sedes cerradas este martes 19 de julio.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor