Sociedad

Solo ocho de las 23 máquinas donadas por Amancio Ortega a la sanidad madrileña están operativas

65ymás

Foto: COMUNIDAD DE MADRID / Europa Press

Domingo 20 de octubre de 2019

3 minutos

A mediados de 2020 se prevé la instalación de la última máquina

Solo ocho de las 23 máquinas donadas por Amancio Ortega a la sanidad madrileña están operativas

La Fundación Amancio Ortega hizo pública su aportación altruista en 2017 y firmó en diciembre de 2018 el convenio con la Comunidad de Madrid en el que realizaba una donación de 46,5 millones de euros para la lucha contra el cáncer. Una cifra que se acordó invertir en adquirir 23 máquinas para ayudar al diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Sin embargo, según informa la agencia Europa Press, sólo ocho de las 23 máquinas compradas están en funcionamiento actualmente.

La sanidad madrileña ha informado que tendrá operativos a finales de año 18 equipos de los 23 equipos de última generació equipos de los equipos de última generación contemplados para los hospitales de la región.

Así, a los ocho equipos que ya están funcionando se le sumarán los otros 10 que entrarán en funcionamiento en lo que queda de 2019, una vez que se completen las obras de instalación necesarias y las autorizaciones del Consejo de Seguridad Nuclear. Así, esa decena de equipos se ubicarán en el Gregorio Marañón, el Ramón y Cajal, el Hospital de La Paz, el Clínico San Carlos, el Hospital de Fuenlabrada y el Puerta del Hierro.

Concretamente, se tratan en global de 13 aceleradores lineales de altas prestaciones y de prestaciones especiales, cinco equipos de diagnóstico por imagen (una resonancia magnética, un PET y tres TAC-4D) y cinco equipos de tratamiento (cuatro braquiterapias de alta tasa y un planificador de alta tasa de próstata con braquiterapia electrónica).

Amancio Ortega

 

De los 13 aceleradores, uno de ellos es un "novedoso" sistema de radioterapia guiado por resonancia magnética de alto campo, el primero de España, que se instalará en La Paz cuyo coste es de 9 millones de euros. Y otro de los aceleradores, que se instalará en el Ramón y Cajal, dispone de un brazo robotizado para radiocirugía y radioterapia, adquirido por 4,1 millones de euros.

El director general de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid, Alejo Miranda de Larra, justifica los tiempos empleados en la materialización de la donación asegurando que el proceso de adquisición y puesta en marcha de estos equipos entraña su complejidad.

Por ejemplo, ha detallado que el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) realizó una planificación en base a la cantidad entregada por la Fundación Amancio Ortega y se determinó la adquisición de 23 equipos de alta tecnología, siguiendo para ello las pautas de la Ley de Contratos.

A partir de entonces, se emprendió ya el año pasado la licitación para la adquisición de los equipos, con detalle de las características técnicas. En base a este proceso, se adjudicaron los contratos para estos 23 equipos de los que ya están instalados ocho y los otros dos entrarán en funcionamiento a finales de este mes.

La previsión de la Consejería de Sanidad es que a finales de año estén en funcionamiento 18 de los equipos y otros cincos restantes entre principios y mediados del año que viene.

El último aseguran que se instalará a mediados de 2020 y es precisamente el sistema de radioterapia guiado por resonancia magnética de alto campo, un "hito para la sanidad madrileña" en palabras del director general, al ser el primer equipo que llega a España con estas características.

Entre sus virtudes permite hacer una resonancia en "tiempo real" y aplica pautas de tratamiento que generan un menor impacto en los tejidos sanos del paciente.

Aparte, Miranda de Larra ha detallado que la puesta en marcha de estos elementos implica un proceso puesto que son aparatos "muy pesados", que pueden alcanzar las tres toneladas y que requieren la adecuación de las estancias hospitalarias.

También se tiene que acondicionar las instalaciones al desplegar elementos aislantes pues son máquinas que emiten radiación. Por ello, se requiere una autorización del Consejo de Seguridad Nuclear y un periodo de prueba para testar los equipos.

Recientemente, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, comprobó el funcionamiento de este nuevo acelerador True Beam en el Hospital de Fuenlabrada, que tiene aplicación en prácticamente todo tipo de cánceres, aunque tiene un papel especialmente relevante en el abordaje de tumores de pulmón, mama, próstata, digestivos y de cabeza y cuello.

Con la incorporación del nuevo acelerador, el Servicio de Radioterapia Oncológica del Hospital de Fuenlabrada dispone de tres aceleradores en funcionamiento en horario de atención ininterrumpido de 8 a 22 horas, de lunes a viernes.

El número de pacientes tratados en el nuevo acelerador estará en torno a los 65-70 al día, variando dicho numero en función de la complejidad de la técnica de radioterapia externa empleada.

1
Angeles Hace 25 días
Hipoteca inversa