Sociedad

El Padre Ángel oficia este martes un funeral-homenaje para las 59 víctimas no reclamadas

65ymás

Martes 28 de julio de 2020

1 minuto

El funeral tendrá lugar a las 20:00 horas

El Padre Ángel oficia este martes un funeral-homenaje para las 59 víctimas no reclamadas

El Padre Ángel oficiará este martes un funeral-homenaje en la iglesia de San Antón para las 59 víctimas del coronavirus no reclamadas, ha informado Mensajeros por la Paz en un comunicado.

Los cuerpos de los fallecidos han permanecido durante tres meses custodiados por la Comunidad de Madrid en espera de que algún familiar o amistad los reclamase. La ONG ha informado de que han sido "enterrados con la dignidad que merecían y de manera colectiva en una zona designada a tal efecto en el Cementerio Sur de Madrid".

El funeral tendrá lugar a las 20:00 horas. El Padre Ángel ha sostenido que la soledad es la "enfermedad más trágica del tiempo actual". Con las palabras de Teresa de Calcuta siempre presentes, cuando decía que la soledad mata más que el hambre, el religioso ha destacado que estas personas "murieron solas y solas han dado el paso sin que nadie reclame siquiera sus cuerpos".

De los 59 cadáveres de víctimas del Covid en Madrid que nadie reclama, 19 procedían de residencias

 

"Por este motivo creo que es necesario un funeral homenaje a todos ellos, que tenían nombre y apellidos. Queremos reivindicar su dignidad desde la iglesia de San Antón. Todos tenían una historia de vida detrás", ha destacado.

A esta celebración se unirá el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán.

La Comunidad de Madrid, a través de su consejería de Justicia, Interior y Víctimas, asume el entierro de los cuerpos de 59 personas fallecidas durante la crisis del Covid-19 en el cementerio Sur de Madrid, conocido como cementerio de Carabanchel, al no haber sido reclamadas por ningún familiar.

Desde el cierre de los depósitos provisionales del Palacio de Hielo de Majadahonda y del de Madrid, estos fallecidos han permanecido en el Instituto de Medicina Legal que el Ejecutivo regional gestiona en el barrio de Valdebebas, en la capital.

El fallecimiento de estas personas se produjo antes del 21 de abril, en plena pandemia, y sus restos permanecieron en alguno de los depósitos de cadáveres habilitados por la Comunidad de Madrid debido al aumento exponencial de la mortalidad y a las dificultades de los servicios funerarios para retirarlos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?