Sociedad

El papel de los mayores de 60 años en la sociedad: "Con la jubilación perdemos la identidad"

Raúl Arias

Viernes 15 de octubre de 2021

5 minutos

Expertos debaten sobre el rol de los mayores en el mundo laboral y el tercer sector

El papel de los mayores de 60 años en la sociedad: "Con la jubilación perdemos la identidad"
Raúl Arias

Viernes 15 de octubre de 2021

5 minutos

Tener más de 60 años no supone aceptar un rol pasivo en la sociedad, ya se siga trabajando o se esté jubilado.

Esta es la tesis que defendieron en el I Congreso de Economía Plateada (@EconomiaSilver) celebrado en Mérida el presidente de Seniors Españoles para la Cooperación Técnica en Álava (@Secot_), Javier Fernández, Alberto Bokos de Plataforma 50 y la directora de ATEGAL (@ategal), Paula Sande, todos ellos, responsables de organizaciones que fomentan el voluntariado, el envejecimiento activo o el talento sénior en las empresas. 

Qué hacer tras la jubilación

Y es que, según el presidente de SECOT Álava, con la jubilación se pierden "cosas", pero no el talento. Por ello, envejecer no significa abandonarse y decidir optar por la jubilación y por no seguir trabajando no significa convertirse en un sujeto pasivo. 

En primer lugar, explicó, la jubilación da más tiempo para dedicarse a las parejas, amigos, hijos, nietos o familiares.

Además, no sólo aporta más ratos para la familias y cercanos sino también para los prójimos, es decir, la sociedad, a través, por ejemplo, del voluntariado. Una actividad, que no sólo es beneficiosa para el conjunto de los ciudadanos, sino también para la salud física y mental propia.

Con todo, matizó, cada persona tiene que encontrar su vía y responder a la siguiente pregunta: "¿Qué queremos ser los mayores de mayor?". 

Y no es algo fácil, prosiguió, ya que "con la jubilación perdemos un poco la identidad".

Formarse

Por otra parte, existe la opción –no incompatible– de dedicar tiempo, tras la jubilación, para uno mismo. Y una de las actividades estrella es la formación.

De ello dio testimonio la directora de Aulas Sénior Ategal, Paula Sande, que sostuvo que para su organización es esencial “poner a los mayores en el centro” en cada una de las actividades a realizar ya que, como expuso, se mueven buscando adaptarse a los cambios “con pasión”.

Y este tipo de actividades formativas deben adaptarse al perfil del mayor, ya que son muy diversos y “hay que ser muy conscientes de esa diversidad para no ser exclusivos”,  puesto que son exigentes porque “no se conforman con cualquier cosa”, confían mucho en las personas y en el trabajo y “son personas generosas, comprometidos y resilientes”. 

 

Alargar la vida de trabajo

Finalmente, otra opción es alargar la vida laboral. Y a eso se dedica Alberto Bokos, uno de los creadores de la Plataforma 50, cuyo objetivo es prolongar el paso de las personas por las empresas porque, como afirmó, “la longevidad tiene capacidad transformadora”.

No obstante, en España queda mucho por hacer al respecto, ya que la empleabilidad de las personas entre 55 y 64 años en España crece menos que en otros países, “aunque si consiguiéramos más empleabilidad en los colectivos sénior generaríamos más riqueza”.

Y esto lleva a la “paradoja del envejecimiento”, porque aunque la silver economy es una oportunidad, “aún cuesta mucho ponerse en marcha, abrir vías entre agencias públicas y privadas”.

Por tanto, y en el momento actual, “es necesario empoderar a las personas y tomar conciencia de esta realidad”.

Además, concluyó, que haya plantillas sénior también supone una mayor productividad, lejos de lo que se podría pensar y prueba de ello son diversos estudios realizados por parte de empresas que apostaron por fomentar el talento de los empleados más mayores y su permanencia en las empresas, indicó.

Sobre el autor:

Raúl Arias

Raúl Arias es periodista especializado en Política, Economía y Sociedad. Licenciado en la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en diferentes medios de tirada nacional, siempre pegado a la actualidad.

… saber más sobre el autor