Sociedad

Las personas mayores ante el virus de la soledad

65ymás

Viernes 1 de enero de 2021

4 minutos

Cáritas ha preguntado a los mayores de su residencia en Zaragoza por este problema en plena pandemia

Soledad. Foto: Europa Press
65ymás

Viernes 1 de enero de 2021

4 minutos

Las personas mayores se han visto doblemente golpeadas por la COVID-19: sufren la forma más grave de la enfermedad, y las medidas de distanciamiento social tomadas para prevenir su propagación, empeoran la soledad no deseada en la que muchas de ellas se encuentran.

Cáritas contigo es el blog de Cáritas en el que la ONG publica regularmente informaciones sobre su acción social así como artículos de análisis y reflexión. En el primero de estos apartados podemos encontrar un una entrevista que se ha titulado como "Las personas mayores ante el virus de la soledad" y que ha sido realizada en la Residencia Santa Teresa (Cáritas Zaragoza) en la que han recabado la opinión de los que no pueden hablar, porque eso no quiere decir que no tengan voz, y les han preguntado por esa soledad para que expresen su visión sobreeste problema, la pandemia, las Navidades…

Cada pregunta ha respondida, a su manera sencilla, llana y sincera, por un residente diferente para que no hubiera un solo protagonista, sino que la entrevista fuese la suma de sus voces. Como un coro. Por su evidente interés y contenido humano pasamos a reproducirla de forma íntegra. 

Residencia Santa Teresa (Cáritas Zaragoza) Foto: Blog de Cáritas Zaragoza
Residencia Santa Teresa (Cáritas Zaragoza) Foto: Blog de Cáritas Zaragoza

PREGUNTA: ¿Recuerdas alguna situación como la de esta epidemia que hayas vivido alguna vez o que te hayan contado?

RESPUESTA: Esta situación que estamos viviendo ahora, la pandemia, tener que estar tanto tiempo en nuestro cuarto entre cuatro paredes, sin poder salir, sin venir visitas ni voluntarios…; esto yo no lo había conocido en mi vida. Esta situación no. Hemos vivido el sarampión o la tos ferina, pero no así. Yo sí oí a mi madre hablar de una [pandemia] en la que murió mucha gente, y varios de sus parientes del pueblo. Me hablaba de dos críos que tuvieron que ir al hospicio.

P.: Imagínate que un niño te pregunta ¿qué es la soledad? ¿Cómo la explicarías?

R.: La soledad es algo triste que tienes que pasar. Es lo peor que hay, porque no tienes con quién hablarla.

P.: ¿Recuerdas algún momento de tu vida en el que te hayas sentido sola?

R.: Muchos. Pero desde que ha muerto mi marido he estado más sola. Estás más sola y, aunque no lo quieras, lo pasas mal. Acostumbrada a estar tantos años con una persona, al quedarse sola se pasa mal.

P.: Cuando te sientes sola, ¿hay alguna cosa que te ayude?

R.: Cuando me siento muy sola me pongo a rezar. Hago sudokus, crucigramas… Me encanta leer, pero ahora no puedo por los ojos; ¡i siquiera con la lupa que tengo! A las personas que se sienten solas les diría que lean, que hagan cosas que les gusten, que distraigan la cabeza.

P.: Las Navidades son fechas donde se siente de manera más intensa la soledad. ¿Cómo las vas a celebrar?

R.: Pues antes las celebrábamos todos juntos, con mis hijos. Les hacía una cena especial y buenos dulces. Pero ahora estas son las primeras Navidades que paso en casa; sí, la residencia Santa Teresa es ahora mi casa y solo espero pasarlo lo mejor posible con mis compañeros. Sé que será especial.

P.: Oye, y si pudieras hablar con este virus y desahogarte, ¿qué le dirías?

R.: Le diría ¡eres un criminal! Hombre, es que está matando a mucha gente. Y me siento más sola. Estamos aquí muchas veces confinados en nuestra habitación. Echo de menos salir más al jardín, subir a las clases, ir a dar una vuelta y tomarme un cafetico. Echo de menos ver a más gente, a los voluntarios del fin de semana. Antes había mucho movimiento los fines de semana; ahora parece esto un cementerio. Ahora cada uno nos metemos en nuestra habitación, y no hay color, no se oye barullo. A los gobernantes les pediría que nos digan la verdad. Y deseo que pronto venga ya una vacuna que nos saque de estos apuros a todos. Porque hay tanta gente que se está arruinando… Esta pandemia repercute en todo; es una ruina. A otras personas mayores les diría que tomen todas las precauciones y cumplan las medidas: mascarilla, separación entre las personas, no juntarse muchas personas…; y una vez hecho, oye, ¡que sea lo que Dios quiera!

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor