Sociedad

El plan de desescalada del Gobierno impide a los mayores el contacto social durante las cuatro fases

Andrés Ramos

Jueves 30 de abril de 2020

5 minutos

Simón asegura que todavía no han decidido la edad de corte de los grupos vulnerables

El plan de desescalada del Gobierno impide a los mayores el contacto social durante las cuatro fases

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este martes el plan de desescalada del coronavirus, una hoja de ruta que consta de cuatro fases y que se prolongará durante un mínimo de seis a ocho semanas, hasta mediados o finales de junio. Aunque el jefe del Ejecutivo evitó avanzar cuándo se podrá retomar el contacto social con personas diferentes a las que se convive, sí que se especifica en la letra pequeña de ese desconfinamiento. Y un detalle que llama la atención es que las personas mayores, que, como el resto de la población, podrán salir a dar paseos o hacer ejercicio a partir del 2 de mayo, no tendrán permitido –si no hay cambios– ver a sus seres queridos durante ninguna de las etapas de ese 'Plan de transición hacia una nueva normalidad'.

Según este documento difundido por el Ministerio de Sanidad, el contacto social entre personas que vivan en la misma provincia se podrá retomar a partir de la fase 1 (inicial), que se espera que comience el 11 de mayo. Eso sí, se especifica que tendrá que ser en "grupos reducidos" y "con personas no vulnerables ni con patologías previas". Dado que los mayores de 65 años entran dentro del grupo de personas vulnerables, no estarían incluidas, según el citado texto, entre los que pueden retormar el contacto social.

Lo mismo ocurre en la fase 2 (intermedia), que llegaría, como pronto, dos semanas después. En esta etapa, el contacto social se amplía a grupos más numerosos, pero nuevamente no están incluidos las personas vulnerables o con patologías previas. En la fase 3 (avanzada), que se iniciaría otras dos semanas más tarde si los indicadores lo permiten, se repite la misma situación. El contacto social está permitido, ya sin referencia al número de personas por grupo, pero se sigue exceptuando a las personas vulnerables o con patologías previas.

 

Documento Sanidad

Anexo II del plan de desescalada: personal

 

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, fue preguntado este miércoles en rueda de prensa por esta circunstancia y pidió esperar a los documentos específicos en los que continúan trabajando y que ofrecerán las instrucciones concretas. "Todo esto se va a ir definiendo. Estamos haciendo en horas o días lo que normalmente se hace en meses o años", indicó, al tiempo que no pudo precisar qué número de personas se va a considerar como grupo reducido o grupo más amplío. 

Preguntado concretamente por a partir de qué edad se consideran personas mayores y cuándo se va a poder visitarlas, Simón tampoco aclaró dudas. "Ahora mismo nuestros grupos más vulnerables son personas con patologías concretas y que tienen una letalidad superior a la habitual. Es muy superior en personas mayores de 80 años, bastante superior en personas mayores de 70 y, por debajo de esa edad, el incremento no es tan importante. Por tanto, no tengo claro cómo van a quedar las instrucciones concretas. Sí que es cierto que se considerará toda la información estadística y epidemiológica para establecer cuáles son los grupos vulnerables", explicó, para reconocer, a continuación: "La edad de corte siempre tiene una cierta arbitrariedad. ¿Por qué 65 no y 64 sí? Es difícil decidir el punto de corte concreto de los grupos de riesgo".

Tampoco el ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue más concreto en su respuesta a este asunto durante su intervención en la rueda de prensa posterior: "Los aspectos específicos se van a detallar en la correspondiente orden de cada fase. Me remito a la orden que en su momento dictaremos para que los terriorios puedan avanzar en las diferentes fases de la desescalada".

Por otra parte, el Gobierno no contempla la visita de familiares a mayores que se encuentren en residencias durante la fase 1. Por el contrario, sí prevé, a partir de la fase 2, –que arrancará como muy pronto a finales de mayo– las visitas de un familiar a personas con discapacidad en residencias y viviendas tuteladas, pero especifica que se podrán hacer salvo en el caso de las residencias de mayores. En la fase 3 –no antes del 8 de junio– sí establece una previsión de desescalada y revisión del modelo de residencias de mayores.

 

residencias

Anexo II del plan de desescalada: servicios sociales

 

Así pues, según el anexo de fases presentado por el Gobierno, habrá que esperar a la nueva normalidad para ver a los mayores en terrazas, en la calle o en sus domicilios. Sin embargo, está todavía por ver cuál será la edad de corte a partir de la cual se considerarán personas vulnerables y si se relajan las medidas que impiden tener contacto social a los mayores antes de llegar a la "nueva normalidad".

Estos son los detalles específicos de cada fase en lo referido al ámbito personal:

Fase 0

- Paseos de niños, mayores y convivientes.

- Atención de huertos familiares, de autoconsumo, municipales, siempre que estén en el mismo término municipal que el del domicilio, o uno adyacente al mismo y se adopten las debidas precauciones higiénicas o de distanciamiento social.

- Necesaria gestión de la demanda de movilidad (flexibilidad de hora punta, etc.) para evitar aglomeraciones.

- Refuerzo de mensajes y cartelería en zonas con posibles aglomeraciones (estaciones de tren, autobús, paradas de metro y autobús, aeropuertos, puertos, etc.) recordando distancia de seguridad, medidas de higiene, etc.

- Recomendación alta de mascarilla en transportes públicos y todo tipo de actividades fuera del hogar.

Fase 1

- Establecimiento de medidas para la protección específica de todos los grupos vulnerables en el desarrollo de las medidas de alivio.

- Contacto social en grupos reducidos para personas no vulnerables ni con patologías previas.

- Limitación de ocupación de los vehículos privados, salvo en personas que residan en el mismo domicilio que podrían ir juntos.

- Velatorios para un número limitado de familiares, con protocolos de distancia física y seguridad.

Fase 2

- Establecimiento de medidas para la protección específica de un número reducido de grupos vulnerables en el desarrollo de las medidas de alivio.

- Contacto social en grupos más amplios para personas no vulnerables ni con patologías previas.

- Se permiten los viajes a segundas residencias siempre que estén en la misma provincia.

- Bodas para un número limitado de asistentes

- Velatorios para un número menos limitado de familiares, con protocolos de distancia física y seguridad.

Fase 3

- Establecimiento de medidas para la protección específica de grupos vulnerables puntuales en el desarrollo de las medidas de alivio.

- Contacto social para personas no vulnerables ni con patologías previas.

- Velatorios para un número más amplio de personas, con protocolos de distancia física y seguridad.

- Bodas para un número más amplio de asistentes.

1
Nuchy Casas Hace 2 meses
El Gobierno no puede mantener confinado a un grupo de personas solamente por razón de su edad, eso iría contra sus derechos constitucionales. Podría aceptarse que los ya contagiados se mantuvieran alejados de grupos de población pero siempre con limitación de tiempo y circunstancias.