Política

Las condiciones de Rivera a Sánchez para abstenerse en su investidura

65ymás

Lunes 16 de septiembre de 2019

4 minutos

El líder de Ciudadanos cita al PP para proponer una "solución de Estado" que evite nuevas elecciones

Pablo Casado y Albert Rivera en el Congreso de los Diputados

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha propuesto este lunes al presidente del PP, Pablo Casado, que ambos partidos se abstengan para facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno a cambio de que el líder del PSOE asuma tres compromisos relativos a Navarra, Cataluña y la economía española.

En rueda de prensa en la sede de Cs tras la reunión de la Ejecutiva Permanente, Rivera ha informado de que se había puesto en contacto con Pablo Casado, y se va a reunir con él esta tarde, para intentar pactar una "solución de Estado" que evite la repetición de las elecciones el 10 de noviembre, ante el "fracaso" de Sánchez a la hora de pactar con Podemos.

El planteamiento del líder 'naranja' es una solución "al límite" que resuelva el bloqueo político, ofreciendo a Sánchez la abstención de ambos partidos si acepta un "Gobierno constitucionalista en Navarra", si asume la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña en el caso de que Quim Torra no acate la sentencia del 'procés' y rechaza indultar a los líderes independentistas que sean condenados y si promete no subir los impuestos ni la cuota de los autonómos.

Según ha indicado, Casado ha aceptado la reunión, que se celebraría esta misma tarde en el Congreso, y le ha dicho que "está dispuesto a estudiar" su propuesta. Por eso, Rivera ha querido "agradecer su disponibilidad, su actitud y su posición".

Concretamente, el presidente de Ciudadanos quiere pedir a Sánchez "la ruptura de su pacto con (Arnaldo) Otegi, con Bildu, en Navarra" e iniciar unas conversaciones para que "gobiernen Navarra Suma y el PSE en una coalición negociada y seria". Esto permitiría "recuperar" esta comunidad -ahora gobernada por los socialistas junto a Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra- "para el constitucionalismo", ha añadido.

Pactar cómo se aplicaría el 155

El segundo compromiso que reclama al presidente del Gobierno en funciones es "no indultar" a los presos independentistas catalanes que resulten condenados por el Tribunal Supremo, además de acordar junto al PP y Cs la aplicación del artículo 155 en Cataluña si el presidente de la Generalitat "no acata la sentencia" del 'procés' y "quiere volver a la prevaricación, el desacato y la desobediencia".

Por último, Rivera pretende que Sánchez acepte revertir sus políticas económicas "suicidas" y se comprometa a "no subir los impuestos a las familias ni la cuota a los autónomos".

En relación con el artículo 155, Rivera ha defendido que ambos partidos deberían "planificar" y "pactar" junto al Ejecutivo "cómo, cuándo y de qué manera" debería aplicarse esta medida "si no hay acatamiento de las sentencias".

Puesto que el presidente catalán ya "está advirtiendo" sobre ese escenario, cree que no es aceptable "permanecer impasibles". Además, ha señalado que el 155 incluye un requerimiento previo al que Sánchez puede recurrir "en cualquier momento" y "puede hacer que Torra cumpla la Constitución".

"Una solución de Estado"

El plan Rivera es verse con Casado para definir los tres compromisos y pedir a Sánchez que los asuma "tanto por escrito como en su discurso de investidura". A su juicio, hay tiempo suficiente para poder constatar, durante la ronda de consultas del Rey con los líderes políticos -entre el martes y el miércoles- si finalmente podrá haber debate de investidura o no.

El presidente de Ciudadanos ha dejado claro que lo que plantea es "una solución de Estado, no de partido", por lo que la abstención tendrían que ofrecerla conjuntamente el PP y Cs. En cuanto a Unidas Podemos, prevé que votaría en contra de la investidura al no estar de acuerdo con el planteamiento de Rivera a Sánchez, y a Vox ni siquiera lo ha mencionado.

Rivera ha justificado el cambio de posición de Ciudadanos, que le ha planteado este mismo lunes a la Ejecutiva, porque "España está al límite". Según ha manifestado, Sánchez "ha fracasado en su intento de formar gobierno con sus socios", Unidas Podemos, tras "meses y meses peleándose" con Pablo Iglesias por el reparto de cargos en un futuro Ejecutivo.

A pocos días de que termine el plazo para que haya investidura -el 23 de septiembre-, el líder de Cs pretende evitar que el Estado "gaste 175 millones de euros en una repetición electoral", que continúe la parálisis en la aprobación de leyes en el Congreso y que se complique la situación en lo relativo a Cataluña y a la economía.

Sánchez debe apartar "la soberbia y el ego"

Sánchez podrá ser presidente si acepta tres condiciones "absolutamente asumibles para un constitucionalista", pero para ello debe decidir si sustituye "la soberbia por la generosidad y el ego por el sentido de Estado", ha declarado.

Rivera ha argumentado que la oposición debe "estar a la altura" permitiendo la formación de gobierno con una solución que garantiza que "los separatistas y los populistas no marcan la agenda económica y política" de España. "Nosotros nos movemos, somos generosos y sabemos ponernos de acuerdo con partidos distintos", ha destacado.

Cuando le han preguntado por qué no sugirió esta opción antes, cuando varios dirigentes de Ciudadanos, como Toni Roldán y Luis Garicano, abogaron por negociar con Sánchez, Rivera ha contestado que había que esperar "hasta constatar el fracaso" de las conversaciones entre el PSOE y Podemos. Además, ha aclarado que no busca "pedir sillas" en un Gobierno encabezado por Sánchez.

0

No hay comentarios ¿Te animas?