Política

Rosa Díez: "Lo ocurrido en las residencias muestra la incapacidad y el sectarismo del Gobierno"

Antonio Castillejo

Martes 9 de marzo de 2021

9 minutos

"El de Sánchez es un gobierno que no ha sabido atender a las personas mayores"

Rosa Díez: "Lo ocurrido en las residencias muestra la incapacidad y el sectarismo del Gobierno"" - Foto: Europa Press
Antonio Castillejo

Martes 9 de marzo de 2021

9 minutos

Rosa Díez nació en Sodupe (Vizcaya) en mayo de 1952. Entre 1977 y 2007 militó en el PSOE, partido en cuyas listas fue diputada foral de Vizcaya, parlamentaria vasca, miembro del Gobierno Vasco y miembro del Parlamento Europeo. En 2007 fue una de las fundadoras de Unión Progreso y Democracia (UPYD), con el que llegó al Congreso de los Diputados (2008-2016) y del que fue portavoz desde su creación hasta julio de 2015. Fue también cofundadora de ¡Basta Ya!, la plataforma cívica que obtuvo en el año 2000 el Premio Sájarov del Parlamento Europeo por su defensa de los derechos humanos.

Ha publicado ya seis libros, Porque tengo hijos, Merece la pena: una vida dedicada a la política, Es lo que hayLos aventureros cuerdos. Ocho años de rebelión magenta y el, por ahora último y recién llegado a las librerías, La demolición. La gran traición de Sánchez a la democracia.

Rosa Díez   La demolición

PREGUNTA: ¿Qué va a encontrar el lector en La Demolición?

RESPUESTA: Va a encontrar un montón de datos sobre las decisiones que ha ido tomando el gobierno de Pedro Sánchez y que una tras otra demuestran que el gobierno tiene la férrea voluntad de demoler el sistema del 78 y pasar de la democracia amparada por la constitución a un modelo totalitario en el que no tenga ningún tipo de control democrático. Desde el parlamento a la justicia pasando por la libertad de prensa, de opinión de cátedra… es decir, todos los poderes en los que se ancla un sistema democrático. Lo que se busca es liquidar de facto la constitución y el sistema del 78 para pasar de un estado de derecho a un modelo totalitario en el que el poder se ejerza sin ningún tipo de control.

P.: ¿Denos alguno de esos datos que, asegura, demuestran esa voluntad del gobierno de liquidar el estado de derecho?

R.: Por ejemplo, uno de los elementos más importantes para pervertir la democracia es pervertir el lenguaje. Perviertes el lenguaje para pervertir la democracia y a partir de ahí degradas las instituciones. ¿Cuando se pervierte el lenguaje?, pues por ejemplo cuando a los terroristas les llamas progresistas o se llama errores a delitos juzgados y sentenciados cometidos por Junqueras y sus compañeros de viaje. Lo mismo cuando se llama progresistas o izquierdosos a los que perpetraron un golpe de estado contra la democracia. O llamar memoria histórica al intento de reescribir la historia moderna de España para que las nuevas generaciones ignoren que vivimos en una democracia gracias a la generosidad y la altura de miras de nuestros mayores que fueron capaces de sellar la España rota y de volver a unir a los españoles en torno a un proyecto común. Como es una perversión llamar gobierno de progreso al que surge de la coalición entre socialistas, comunistas, bolivarianos y apoyados en terroristas y golpistas. Capítulo tras capítulo voy poniendo en negro sobre blanco todas estas cosas y demuestro que mientras estamos preocupados por la pandemia, privados de libertades, ellos gobiernan España acelerando ese proyecto desintegrar el sistema del 78.

P.: Habla de que a los terroristas se les llama progresistas, pero un presidente de gobierno llegó a hablar del “movimiento vasco de liberación”...

R.: Aquella frase José María Aznar fue, evidentemente, una metedura de pata, pero es una frase dicha un día mientras que el gobierno de Sánchez no dice frases, organiza con ellos el gobierno de Navarra, el gobierno de España, los presupuestos. Pacta con ellos y les reconoce como interlocutores especiales y les llama progresistas. Estamos ante una estrategia en la que a los enemigos jurados y mortales de la democracia, el gobierno de Sánchez les ha convertido en socios prioritarios.

P.: ¿Y cómo se ha podido llegar hasta aquí?

R.: Porque Sánchez es un hombre que ha demostrado en la práctica su absoluta falta de prejuicios y de escrúpulos. Un hombre que no tiene otra ideología que el poder, conseguir el poder con quien sea y como sea. Y no es que yo lo diga sino que esto él lo ha demostrado y ha traspasado todas las líneas rojas, incluso las que Zapatero no se atrevió a traspasar como pactar con terroristas para hacer gobiernos con ellos. Sánchez quiere el poder sin control y por eso nombra una Fiscal General del Estado que deja de serlo para convertirse en la abogada defensora del gobierno y además va a degüello contra la jefatura del estado.

P.: ¿Contra la jefatura del estado va él o su socio de gobierno?

R.: No. A su socio de gobierno le ha nombrado él. Esta es una de la batallas propagandísticas que Sánchez, a través de su jefe de propaganda Ivan Redondo, va ganando porque su estrategia es hacernos pensar que las cosas malas que ocurren es porque Iglesias es un loco y parezca que el pobre Sánchez tiene soportar a Iglesias. Pero no hombre, no, Sánchez eligió a Iglesias como socio y lo hizo porque quiso.

P.: ¿Se puede obviar que Bildu no tiene juicios pendientes pero sí tiene más 200.000 votos que suponen casi el 19% del electorado vasco?

R.: Hitler también tenía votos detrás. Tienes votos detrás pero tienes esos votos. No tiene obligación de pactar con quien cada día demuestra que sigue siendo enemigo de la democracia. Tienen votos igual que el gobierno de España está elegido por los españoles, tienen una legitimidad de origen pero no una legitimidad de ejercicio, como tampoco la tiene Bildu. Si tú les eliges como socio es porque quieres limpiar la historia de ETA y tú te estás ensuciando. Bildu está en  el parlamento, pero ¿por qué no le haces un cinturón sanitario a unos tíos que están avalando los crímenes de ETA?

P.: Habla de cordón sanitario, ¿qué opina de la llegada de VOX al parlamento con 52 diputados y cordón sanitario? 

R.: VOX es un partido, no solo formalmente sino también de ejercicio, democrático, constitucional con el que puedes tener las diferencias que quieras desde el punto de vista ideológico pero no tacharle de inconstitucional n i de enemigo de la democracia. Todo lo contrario de quienes dan un golpe o asesinan para tener poder. Tiene que ver con la perversión de la que hablamos antes y con algo que este gobierno utiliza a tope y que son los principios de la propaganda de Goebbels  que ya explicaba que era muy importante juntar a todos los adversarios  en uno solo y convertirles en enemigo que es exactamente lo que hace Sánchez con las derechas, el trifachito, la derecha extrema, la extrema derecha… Mira por donde, el enemigo de la democracia ara Pedro Sánchez es la derecha y no el golpismo ni el terrorismo ni el comuni8smo ni el bolivarianismo… No, el enemigo, según él es la derecha democrática que no ha cometido atentados contra la democracia y que si es corrupta lo es tanto como la izquierda. No quiero calcular quien es más corrupto que quien, pero estoy convencida de que no hay corrupción mayor  que el terrorismo y el golpismo porque además de corrupción económica es corrupción democrática. Y quien pacta con ese tipo de corruptos no tiene ningún derecho a llamar corrupto a nadie.

P.: También habla de golpismo, pero ¿cómo ve la situación actual de un independentismo que al parecer está separado en dos bloques?

R.: Yo creo que harán gobierno porque tienen un objetivo común que no es otro que romper la comunidad de ciudadanos españoles en Cataluña y de los catalanes con el resto de los españoles. Que es el mismo objetivo por el cual pacta y hace sus acuerdos Sánchez a nivel nacional. Ese objetivo común es más fuerte que cualquier otra cosa. No me cabe duda de que se pondrán de acuerdo y tratarán de repetir el golpe como ya han prometido, más allá de que cuando ellos prometen el golpe, Sánchez les promete indultos.

P: ¿Y cuál es su opinión sobre la actitud del rey emérito?

R.: El rey emérito me importa bastante poco. Me importa el jefe del estado que es nuestro rey y con el que me siento muy identificada y tiene todo mi apoyo como jefe del estado por lo que es, por lo que representa , por supuesto, por lo que ha hecho desde que es el jefe del estado. En el libro recojo íntegramente su discurso de octubre de 2017 que le convirtió en la esperanza para mí y para la inmensa mayoría de los españoles y en el enemigo de aquellos que son enemigos de la nación democrática.

P.: ¿Y sobre sus hijas?

R.: Sus hijas ni siquiera son parte de la familia real. Lo que sus hijas hagan con su dinero y en su vida privada me puede parecer bien o mal, pero me parece intrascendente para la cuestión importante que es en la que estamos. Es un intento de desviar la atención. A mi me preocupa que se hayan perdido no sé cuántas decenas de miles de vacunas, me preocupa eso como me preocupa que solo se haya vacunado al 5 % de la población, como me preocupa que ni siquiera haya un criterio de valor general para toda España cuando lleguen  las vacunas y que mientras tanto y por el camino se hayan vacunado un montón de cargos públicos de todos los partidos, pero fundamentalmente del partido socialista y del gobierno más los que n o conocemos. Eso es lo que me preocupa, lo que hagan dos ciudadanas que no forman parte de la Casa Real, que se gastan su dinero vacunándose fuera de España me parece completamente intrascendente.

P.: Nos ha hablado de las vacunas, pero ¿qué opinión le merece la gestión de la pandemia y su impacto en las residencia de mayores?

R.: Este es otro ejemplo de hasta qué punto la propaganda ha sustituido a la información en España, que no esté todos los días abriendo todos los días el máximo responsable de lo que ha ocurrido en las residencias que es el vicepresidente Pablo Iglesias que ha demostrado la máxima incompetencia. Lo ocurrido en las residencias españolas es una muestra más de la incapacidad y del sectarismo de este gobierno. Es el sectarismo más absoluto la distribución de los recursos, de los bienes y de los medios para aquello que a ellos les parece más interesante a la hora de apalancarse en el poder. Este gobierno es el mayor propagador de bulos y de mentiras de la historia de la democracia. Nos mintió acerca de la importancia de la pandemia y nos mintió cuando ya estábamos alertados por instituciones internacionales y cuando otros países ya habían tomado decisiones. Nos mintió sobre la gravedad, sobre la necesidad de llevar mascarillas, sobre las decisiones que se tomaban y sobre quien la avalaba. Es un gobierno que miente de forma permanente y no ha sabido atender a las personas que más lo necesitan, a las personas mayores que son los más merecen y necesitan esa atención. Es un ejemplo más de hipocresía y de falta de vergüenza. El máximo responsable de lo que sucedió en las residencias es Pablo Iglesias que al día siguiente de declararse el estado de alarma salió en la televisión diciendo: “Ahora me encargo yo” y al que nunca más se ha vuelto a ver.

P.: ¿Qué va a suceder con la pandemia y la Semana Santa?

R.: El gobierno se reserva el estado de alarma para ir avanzando en su proceso de liquidación de controles democráticos para hacer lo que le da la gana por la vía de los reales decretos y para no actuar con un criterio nacional en aquello en lo que el gobierno de España tiene que tomar una posición nacional como han hecho todos los gobiernos de Europa. E igual que hubo 17 navidades habrá 17 semanas santas. Todo por la desidia y la desvergüenza de un gobierno que ha decidido no mancharse y que echa las culpas a las comunidades autónomas a pesar de que estamos ante un virus que se cobra vidas humanas.

P.: ¿Realmente hay en la política española tanto resentimiento,  mediocridad y ambición como parece?

R.: En España no había resentimiento entre los españoles. La llamada clase política está impulsada por un gobierno que ha hecho de la ruptura, la confrontación y la división su forma de gobernar. Y como esa es su estrategia fundamental, eso lo empapa todo. Todas las leyes que se han hecho lo han sido con el objetivo de que el parlamento se quebrara por la mitad y colocar a un lado a los buenos y al otro a los malos, ya sean leyes de educación, sobre eso que ellos llaman memoria histórica o sobre derechos de las mujeres, de los menores o incluso sobre temas laborales. Lo fundamental para el gobierno es dividir, es quebrar. No ha habido en toda la historia de la democracia una cantidad de mediocres tan grande haciendo leyes que afectan a todos los españoles.