Política

Presidente de UDP Cataluña: “A los mayores catalanes ya no les gusta hablar tanto de independencia”

Antonio Castillejo

Viernes 18 de octubre de 2019

3 minutos

Para Ángel Marco, presidente interino de UDP Cataluña, "las revueltas están en la cresta de la ola"

Presidente de UDP Cataluña: “A los mayores catalanes ya no les gusta hablar tanto de independencia”

Ante la excepcional situación que se está viviendo en Cataluña como consecuencia de la sentencia judicial sobre el Procés, hemos recabado las opiniones de Ángel Marcos Martín, presidente interino de la Federación Catalana de la Unión Democrática de Pensionistas de España (UDP), que reúne a 13 asociaciones con implantación en las cuatro provincias catalanas en las que militan cerca de 8.000 personas.

Ángel Marcos, presidente de UDP Cataluña
Ángel Marcos, presidente de UDP Cataluña

 

PREGUNTA: ¿Cómo están viviendo en Cataluña los mayores las consecuencias de la sentencia del Procés?

RESPUESTA: Hay algunos jubilados que son independentistas y otros que no. Los independentistas son los que han ido a la movida y los que no lo somos nos hemos quedado en casa condenando y estando en contra del fondo y de la forma de las protestas. Este cacao no nos gusta nada y no es un cacao que se vaya a acabar, remitirá sí, pero va para largo. Los independentistas no pararán.  

P.: En una ocasión usted nos dijo que el problema de los mayores en Cataluña era el mismo que el de la sociedad catalana, la división. ¿Se ha ensanchado esa división?

R.: Sí, pero como todavía no se han acabado los disturbios, al contrario, estamos en la cresta de la ola, aún no nos hemos reunido con los compañeros de las demás asociaciones que conforman la Federación, cuando lo hagamos podremos valorarlo mejor. 

P.: También nos explicó que el sentimiento independentista estaba creciendo entre los mayores catalanes ¿Sigue siendo así? ¿Ha variado la tendencia con los disturbios?

R.: Se ha estabilizado. Además, ya no les gusta hablar tanto de la independencia, para evitar follones pasan. Hablan de fútbol, de lo que sea, pero de la independencia no.

P.: ¿El dinero que se está gastando en sofocar las revueltas podría destinarse, por ejemplo, para atender a los 250.000 dependientes catalanes?

R.: Por supuesto, pero pasa lo mismo que con la subida del 0,9 en las pensiones. Esto del IPC también también se puede manipular muy fácilmente. Por eso hablamos siempre de IPC real, porque ponen en la misma cesta las joyas de perlas y las patatas.

P.: ¿Cuál es la opinión general sobre quién está detrás de los disturbios y el llamado ‘Tsunami Democrático’?

R.: Quim Torra, con la boca pequeña y a última hora de la noche, condena la violencia. Yo pienso que es un montaje oficial. Aunque también, siendo objetivos, habrá alguno que no tiene ninguna ideología pero disfruta con la marcha y armando follón. Hay gente para todo.

P.: ¿Se sabe si ha habido algún mayor herido en las revueltas?

R.: De momento no, pero puede pasar, porque insisto en que ahora estamos en la cresta de la ola. Cuando podamos hablar con los compañeros ya les preguntaremos si están todos sanos o no.

P.: ¿Hay muchos mayores en las marchas sobre Barcelona?

R.: Son gente de fuera de Barcelona, de otras comarcas y sí, se van sumando cada vez más.

P.: ¿Qué le parece que la demanda de viajes del IMSERSO a Cataluña tenga aún un 70% de plazas disponibles?

R.: No es extraño. Además, estos viajes son patrocinados por organismos de la administración central y los independentistas más radicales hacen que los balnearios de Cataluña no quieran saber nada del Imserso.

P.: ¿Qué opinan los mayores de la parálisis del Parlament?

R.: Ah, ¿pero es que hay Parlament?. No hay Parlament, eso es cualquier cosa menos un parlamento, porque allí hay que ir a hablar solo de lo que les interesa a los independentistas como ya vimos en una de las últimas reuniones que quisieron hacer una cosa totalmente ilegal y desde los socialistas hasta el PP salieron fuera del hemiciclo.

P.: ¿Espera que cambie la situación tras las elecciones o seguirá todo igual? 

R.: Creo que todo quedará igual y encima tendremos que decir aquello de ‘virgencita que me quede como estoy’, porque como parece ser que la economía se está ralentizando y como las pensiones, que todos nos merecemos, es un buen mordisco que se le da a los presupuestos, la verdad es que hay mucho peligro.
 

0

No hay comentarios ¿Te animas?