Sociedad

Qué debes saber del Carnaval de Cádiz

Marco Herrera

Miércoles 6 de febrero de 2019

3 minutos

Es con diferencia la fiesta más popular del año en la ciudad y atrae a miles de turistas

Cádiz, destino de carnaval (Creative Commons)

Cádiz vive su semana grande del Carnaval tras celebrarse la Final del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas. La ciudad andaluza recibe durante toda la semana a miles de turistas que llegan desde todos los puntos del país y abarrotan las calles de la Tacita tanto de día como por la noche en los diferentes actos que se organizan cada día.

Semana grande

La semana grande llega a Cádiz cuando su gente ya lleva semanas ambientando la ciudad para recibir su fiesta más popular. Actos como la Pestiñada popular, la Erizada popular, la presentación del Carnaval en Madrid o los ensayos de las agrupaciones llevan a los gaditanos a calentar motores. El jueves anterior al miércoles de ceniza se celebra el tradicional encendido del alumbrado, dando comienzo así la semana grande del Carnaval, que perdurará 10 días. 

El viernes se celebra la Final del Concurso de Agrupaciones Carnavalescas y se elige a la Diosa del Carnaval. Pero es el sábado cuando empieza la semana que más gusta a los locales, con la lectura del pregón desde el Ayuntamiento en la Plaza de San Antonio, el Carrusel de Coros por Puerta Tierra y los concursos de romanceros

El domingo de carnaval es el día grande para los más apasionados de esta fiesta popular, con el gran carrusel de coros por la avenida principal de la ciudad, la cabalgata magna y los fuegos artificiales en la conocida Playa de la Caleta, junto al barrio de La Viña. Hay que recordar que toda esa semana es fiesta en la capital gaditana, por lo que niños y mayores pueden acudir a los actos. El lunes continúa el carrusel de coros y el martes llega la Quema del Dios Momo, el dios de los escritores y poetas al que se rinde homenaje frente al ayuntamiento de la ciudad.

Carrozas de domingo de Carnaval en Cádiz (BigStock)

El viernes de carnaval se celebran distintos conciertos por la ciudad y el carrusel de coros pasa al corazón del carnaval gaditano, el barrio de La Viña, en pleno casco histórico. El sábado de piñata se celebra el ya clásico homenaje al comparsista y la panizada popular, en la que se sirve de comer gratuitamente a los asistentes. El domingo de piñata cierra con el otro gran carrusel de coros, la quema de la Bruja Piti y otra nueva cita gastronómica con el frito popular gaditano, en el que se sirven productos típicos de la zona fritos, acabando el día de nuevo con fuegos artificiales en la Playa de la Caleta.

Acabada ya la semana grande, el segundo domingo de Cuaresma, se celebra el Carnaval de los jartibles, donde de nuevo saldrán agrupaciones y se disfrazarán, en menor número, muchos gaditanos. Este acto ha ido ganando enteros con el paso del tiempo y cada vez se organizan mayor número de actos para ese día.

Historia del concurso

El concurso data de hace casi dos siglos, concretamente de 1821, que es la fecha de lo que hoy día se considera la primera agrupación. Se trataba de una cuadrilla llamada Cuadrilla de gallegos, aunque por la lejanía en el tiempo el resto de datos y fechas son confusos y no se establece otra fecha clave para el concurso hasta 1884. De entonces sí hay constancia ya que el alcalde de entonces de la Tacita de Plata, Eduardo Genovés, exigió un permiso a las agrupaciones que tuvieran intención de cantar en la calle.

Fueron 18 las agrupaciones que salieron a cantar y de entonces data el tango más antiguo del que hay conocimiento, cantado por Las Viejas Ricas y que entonaban el "que eres Taza de Plata, Cádiz, aseguran". Otros historiadores avalan que Las Viejas Ricas no era el nombre de real de la agrupación, sino la forma en que la gente las identificó, llamándose realmente La Moda Elegante.

Coro Don Taratachín en el Teatro Falla (Europa Press)

 

Pocos años más tarde, en 1887, el Ayuntamiento ofrecerá un premio en metálico a los ganadores del concurso, que evaluaba tanto sus disfraces como su repertorio musical. Paradójicamente el premio era la recaudación por las multas a las agrupaciones que no pasaban la censura en algunos de sus cánticos. Será nueve años más tarde cuando se dé el primer paso hacia los carnavales modernos con el coro Los Claveles, creado por uno de los nombres más importantes de la historia del Carnaval, Antonio Rodríguez Martínez, El Tío de la Tiza.

Es desde entonces hasta la Guerra Civil cuando se vive uno de los mejores momentos históricos del concurso, por la gran cantidad de agrupaciones que se presentaban y por la calidad en las composiciones de las mismas. Con la llegada de la Dictadura Franquista, Franco prohibirá todo tipo de fiestas y concursos de carnaval hasta 1948.

0

No hay comentarios ¿Te animas?