Sociedad

Relacionan los comportamientos sedentarios frente a la televisión con un mayor riesgo de demencia

María Bonillo

Foto: Bigstock

Viernes 2 de septiembre de 2022

3 minutos

En cambio, los comportamientos sedentarios frente al ordenador tienen un riesgo más reducido

Relacionan los comportamientos sedentarios frente a la televisión con un mayor riesgo de demencia. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Viernes 2 de septiembre de 2022

3 minutos

Hasta el momento, un comportamiento sedentario está asociado con enfermedades cardiometabólicas y mortalidad, pero su asociación con la demencia no es tan clara. Ahora, investigadores de varias universidades de Estados Unidos han vinculado una vida sedentaria delante de la televisión con un mayor riesgo de demencia.

El estudio, publicado en la revista científica PNAS, ha evaluado durante una década a 146.651 personas, con una edad media de 65 años, para llegar a esta conclusión, analizando cómo una vida sedentaria puede influir en su salud mental.

Durante ese tiempo, 3.507 de los participantes fueron diagnosticados con demencia. A partir de ahí, los participantes completaron una serie de cuestionarios para determinar cuál era su actividad física y el tiempo que pasaban sentados, ya fuera viendo la televisión o utilizando el ordenador. Estas dos actividades ocupan gran parte del tiempo libre de los adultos, y están relacionadas con un mayor riesgo de enfermedades crónicas y mortalidad. 

De hecho, en los resultados, para los cuales se utilizaron datos del Biobanco del Reino Unido, los investigadores determinaron que la actividad física está relacionada con una menor probabilidad de desarrollar cualquier tipo de demencia. 

Relacionan los comportamientos sedentarios frente a la televisión con un mayor riesgo de demencia. Foto: Bigstock

En concreto, mayores niveles de comportamientos sedentarios cognitivamente pasivos (ver la televisión), se asociaron con un mayor riesgo de demencia, mientras que los niveles altos de comportamiento sedentario cognitivamente activo (utilizar el ordenador) se asociaron con un riesgo más reducido de desarrollar demencia. Estos resultados se mantuvieron independientemente de los niveles de actividad física. 

Por tanto, según los investigadores, reducir el tiempo que pasamos viendo la televisión y aumentar el tiempo de comportamientos sedentarios cognitivamente activos es fundamental para reducir el riesgo de enfermedad neurodegenerativa, independientemente de la actividad física que realicemos. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor