Sucesos

Aparece muerto tras hacerse millonario con la lotería

María Bonillo

Foto: Bigstock

Viernes 23 de septiembre de 2022

3 minutos

Ganó casi 9 millones de dólares, pero no cambió su estilo de vida

Fallece tras ser secuestrado un hombre que se hizo millonario después de ganar la lotería. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Viernes 23 de septiembre de 2022

3 minutos

Jonas Lucas Alves Dias, un brasileño de 55 años, fallecía el pasado 14 de septiembre tras ser encontrado herido de gravedad en la Rodovia dos Bandeirantes, una carretera de Hortolândia, en Brasil, casi dos años después de haber ganado 9 millones de dólares (unos 9.240.000 euros) en la lotería nacional del país (Mega-Sena). Había sido secuestrado el día anterior, según recogían diferentes medios nacionales, pero no sobrevivió. 

Por el momento, de los cuatro sospechosos de participar en el crimen, dos han sido detenidos: Rogério de Almeida Spínola, con antecedentes penales, fue arrestado en una ciudad a 35 kilómetros de donde fue encontrada a la víctima; y Rebeca Messias Pereira Batista, detenida en la misma ciudad, supuesta titular de la cuenta que recibió el dinero de la víctima durante su secuestro. 

Según la Policía Civil, el ataque fue motivado por el dinero que ganó Jonas Lucas en 2020, que llevó a un secuestro, extorsión y violencia "extrema", para conseguir hacerse con el dinero. En total, los delincuentes trataron de obligarle a sacar unos 3 millones de reales, casi 600.000 dólares, de su cuenta bancaria, pero el banco no autorizó la operación.

 

Fallece tras ser secuestrado un hombre que se hizo millonario después de ganar la lotería. Foto: Bigstock

Salía a comprar el pan todos los días

La víctima no cambió sus costumbres después de hacerse millonario, sino que siguió viviendo en la misma casa en la ciudad brasileña con sus dos hermanos. Tal y como recogen los medios brasileños, muchos vecinos estaban al tanto de su fortuna, pero Jonas Lucas siguió acudiendo a los mismo lugares que visitaba antes de ganar el dinero, como si nada hubiese cambiado, aunque algunos conocidos le aconsejaron cambiar su estilo de vida para aumentar su seguridad. 

Por tanto, era fácil conocer sus rutinas: salía a comprar el pan todos los días a la misma panadería a las 5:30 horas. El día que fue secuestrado se encontraba realizando ese mismo trayecto. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor