Tecnología

Arkikus muestra cómo eran las ciudades y los monumentos hace siglos

Carlos Losada

Foto: Binary Solutions

Sábado 21 de diciembre de 2019

6 minutos

Esta nueva aplicación creada en España permite ver el pasado en tiempo real

Arkikus muestra cómo eran las ciudades y los monumentos hace siglos
Carlos Losada

Foto: Binary Solutions

Sábado 21 de diciembre de 2019

6 minutos

Si cada vez que hiciéramos turismo por alguna zona monumental tuviéramos la posibilidad de observar cómo era antaño todo aquello que tenemos frente a nuestros ojos, posiblemente lo agradeceríamos y aprovecharíamos la ocasión para echar un vistazo al pasado. A fin de cuentas no es lo mismo ver los restos de un monumento que construido en todo su esplendor. Pues bien, eso es lo que pensó un grupo de jóvenes desarrolladores compuesto por tres arquitectos (Íker Ordoño, Arantxa Satrústegui, Gonzalo Álava) y un arqueólogo (Javier Ordoño), autores de una de esas apps que están llamadas a dejar un importante poso si cuentan con el apoyo suficiente.

Su nombre es Arkikus y tal y como la describen en la página web de Binary Solutions se trata de una “aplicación sencilla e intuitiva para visitar lugares patrimoniales en diferentes épocas de su historia mediante imágenes 360º y la realidad virtual”. Además, proporciona la “opción de observar el patrimonio tal y como era a través de cualquier dispositivo móvil, mediante la superposición de reconstrucciones virtuales realistas sobre las ruinas existentes”.

Primeras recreaciones

Después de hacerse con el Premio a la Mejor Idea de Negocio en un concurso de ideas de la Universidad Politécnica de Madrid, Arkikus comenzó a tomar forma y en la actualidad ya han recreado el Convento de Santa Catalina en Álava, el Castillo de San Vicente sito en La Rioja y el que por ahora es el proyecto más ambicioso: un recorrido por las calles de Vitoria, denominado Vitoria-Gasteiz 1850.

Arkikus

No obstante, como es evidente tratándose de una idea tan notable, el objetivo es aumentar esos lugares que se visitan en el presente sin perderse nada de su pasado. Para ello, el trabajo que realizan se cimenta en diversas fases.

Una de las más importantes es la investigación de cómo era cada lugar siglos atrás. Para ello deben contar con el apoyo de los gestores locales de Patrimonio, pues de ese modo se pueden hacer con mapas, imágenes en blanco y negro y demás documentos que ayudan en la posterior recreación virtual. Asimismo, también resulta esencial una adecuada investigación arqueológica con el objetivo de que los resultados sean lo más reales posibles.

A continuación, tras toda esta labor, llega el momento de realizar la reconstrucción en tres dimensiones y para ello deben ir al lugar con el objetivo de comprobar que el usuario va a tener una experiencia adecuada. Y es que la misión principal de Arkikus es que el turista o el visitante tenga la mejor experiencia posible, observando a la perfección cómo ha cambiado el lugar donde se halla a lo largo de los años.

Arkikus

Los lugares elegidos… por ahora

Como hemos apuntado, el equipo que se encarga de Arkikus ya han llevado a cabo diversas recreaciones. La primera de ellas es el Monasterio de Santa Catalina, cuyas ruinas albergan en la actualidad un jardín botánico en el que se encuentran casi un millar de especies tanto autóctonas como de todos los continentes y que además ha sido declarado Parque Estelar pues se trata de un lugar perfecto para disfrutar al máximo de la observación astronómica.

En cuanto a la estructura del convento, la torre original fue construida en el siglo XIII, aunque sería un tiempo después cuando los monjes agustinos construyeron el monasterio, adosando una iglesia y el claustro. Así fue hasta 1835, año en el que se llevó a cabo la Desamortización de Mendizábal y los monjes se marcharon, quedando el monasterio en el abandono y poco a poco en la ruina.

Arkikus

El otro lugar que se puede ver en el pasado es el Castillo de San Vicente, situado en la localidad riojana de San Vicente de la Sonsierra, concretamente en un alto desde el que se observa perfectamente el valle del Ebro. Situado en un recinto amurallado donde también es posible encontrar la ermita de San juan de Arriba, la iglesia de Santa María la Mayor, esta fortaleza data del siglo XII, cuando el reino de Navarra lo levantó para proteger sus fronteras con la vecina Castilla.

Arkikus

Vitoria-Gasteiz 1850

El tercer lugar que podemos visitar con Arkikus es la capital de Álava, la cual podemos recorrer como si estuviésemos paseando a mediados del siglo XIX, justo antes de que derribaran los principales portales que estaban destinados a proteger las murallas.

“Todos los contenidos digitales integrados en la aplicación móvil han sido elaborados a partir de las principales fuentes gráficas, documentales y arqueológicas disponibles en la actualidad para los espacios reconstruidos o, en caso de no existir para ciertos elementos, utilizando paralelos arquitectónicos y/o decorativos de proximidad cronológica, geográfica y estilística, buscando la mayor fidelidad histórica posible. Las reconstrucciones incluidas muestran una interpretación del entorno patrimonial consensuada con diferentes especialistas a fecha de creación de la aplicación, sin perjuicio de que futuras investigaciones puedan sugerir nuevas lecturas”, explican los desarrolladores.

Arkikus