Sociedad

Tributo a la bata, el divertido homenaje a la prenda icónica de nuestras abuelas

65ymás

Domingo 16 de agosto de 2020

2 minutos

Seis mujeres mayores, modelos de excepción en el proyecto fotográfico de Lucía Herrero

Tributo a la bata: divertido homenaje a la prenda icónica de nuestras abuelas

La tanta veces denostada y hasta ridiculizada bata es una pieza de vestir que define un tipo de mujer muy particular y también un tiempo muy específico. La suelen/solían llevar mujeres pertenecientes a una generación que va a desaparecer; matriarcas de una sociedad regida por leyes patriarcales, en un entorno familiar y devotas del cuidado de los demás. ¿Quién no tiene una abuela o una madre que usa la bata para todo? 

 

Homenaje a la bata

 

 

Modelos octogenarias

 

Ahora, la fotógrafa Lucía Herrero realiza un homenaje a estas matriarcas y a la prenda icónica que durante décadas han vestido. El proyecto se llama Tributo a la bata, un proyecto "vivo" que se inició hace años en Villarmienzo (Palencia), pero ha ido añadiendo capítulos en otros puntos de la geografía española y estos días retoma fuerza en las redes sociales. Las modelos de estas fotografías son Constancia, Resu, Conchi, Nati, Maruja y Tiste, seis mujeres mayores de Villarmienzo, todas del pequeño pueblo palentino. 

 

Batas a rayas

 

Homenaje a las matriarcas

Batas de lunares

 

Las fotografías de Lucía Herrero están llenas de vitalidad, humor y luz, y estos días se han hecho famosas en las redes sociales, donde tanto la bata como sus seis modelos están despertando un enorme interés. En ellas aparecen mujeres mayores que encarnan a esas matriarcas de generaciones pasadas que fueron criadas para criar y cuidar.

 

 

La fotógrafa inició este proyecto tras conocer a Constancia en el pueblo de Villarmienzo, y un año después regresó allí con su equipo y, con la ayuda de su tía Conchi, ésta se convirtió en una de las modelos de sus fotos y le presentó al resto de mujeres, todas mayores de 80 años.

Divertidas y surrealistas

 

Bata de estrellas

 

Las fotografías tienen cierto regusto surrealista y recuerdan incluso a las mujeres de pueblo características del cine de Pedro Almodóvar. Las batas que visten estas mujeres octogenarias son de todo tipo, coloridas, con o sin mangas, más o menos hasta la rodilla, batas que son ya casi reliquias con cada nuevo año que transcurre.

 

La fotógrafa buscar financiación para poder continuar con esta iniciativa artística. De momento, estas mujeres de Villarmienzo y sus batas están muy vivas en las redes sociales y además forman parte de una exposición itinerante que la productora de eventos culturales Terra Espléndida tiene previsto presentar internacionalmente. 

 

No sin mi bata
2
JOSE ANTONIO PADILLA RIBERO Hace 1 mes
¡Extraordinaria idea, con buen gusto y calidad artística impecable y portentosa creatividad!Enhorabuena a Lucía Herrero...
Marga Hace 1 mes
Muy divertido,muy guapas todas!