Sociedad

¿Un verano entre mamparas?: diseñan pantallas anticoronavirus para playas y restaurantes

65ymás

Viernes 17 de abril de 2020

3 minutos

Una empresa italiana pretende de esta forma mantener la distancia de seguridad

¿Un verano entre mamparas?: diseñan pantallas anticoronavirus para playas y restaurantes

A nadie le queda duda ya de que en este verano nada será igual por culpa del coronavirus. Aunque en poco tiempo pueda comenzar la desescalada del confinamiento, las imágenes, tan habituales de la época estival, de fiestas patronales, festivales de música y playas o paseos marítimos atestados de gente parecen una quimera a día de hoy por culpa de la pandemia. En este sentido, hace sólo unos días, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, desaconsejaba hacer reservas de vacaciones ante la imposibilidad de hacer pronósticos fiables.

Sin embargo, una empresa italiana ha querido adelantarse a lo que nos puede esperar y ha desarrollado una solución para mantener la distancia de seguridad en uno de los lugares más concurridos en esta época: las playas. Se trata de cubículos de plástico transparente que aíslen a los bañistas en cada tumbona. El proyecto está todavía en estudio, pero se trata de dispositivos portátiles fabricados con hierro o aluminio y pantallas de policarbonato o plexiglas, lo que protegería a los bañistas de la tos y los estornudos de sus vecinos de tumbona.

Tendrían unas dimensiones de 4,5 metros por lado y un acceso de un metro y medio de ancho, dentro del cual se situaría la tumbona, la sombrilla o cualquier elemento, aunque el tamaño se podría adaptar. "Después de observar el uso de estas estructuras divisorias en hospitales y residencias de mayores, hemos pensado que también podrían usarse en las playas", explica a EFE el responsable de ventas de la empresa Nuovaneon, Marco Giusti.

Hasta ahora Nuovaneon ya ha recibido solicitudes de varias empresas hoteleras, según explica Giusti, para quienes trabajan con proyectos personalizados a la espera de nuevas normativas oficiales que regulen el acceso a las playas. La empresa, especializada en montar expositores para el sector de la cerámica, tuvo que cerrar al empezar la crisis del coronavirus, pero encontraron un nuevo filón de negocio en este tipo de estructuras.

Volvieron a abrir recientemente para fabricar pantallas protectoras para el personal sanitario, o estructuras de protección en restaurantes y oficinas, lo que ha tenido un gran éxito, señala Giusti."Primero nos llegaron solicitudes de los ayuntamientos y empresas para los que trabajamos normalmente, pero ahora tenemos muchos clientes nuevos. Hemos ampliado el negocio", apunta.

Las pantallas divisorias se usarán en bares y restaurantes para separar a los distintos comensales, en oficinas públicas o incluso en parques de bomberos, según el responsable de la empresa, que asegura que el Ministerio de Interior ya les ha solicitado este material.

El uso de estos cubículos en las playas, sin embargo, está todavía en el aire, ya que el Gobierno y las administraciones regionales todavía no han especificado si podrán abrir en verano y en caso de que lo hagan, con qué restricciones, cuando en Italia todavía estará en vigor el confinamiento general al menos hasta el 3 de mayo.

Giusti admite que están esperando a las "normativas oficiales" para saber cómo podrán fabricar estos dispositivos, por lo que por el momento están trabajando con hipótesis con las empresas hoteleras. La empresa de Módena (norte), fundada hace 30 años y con 60 trabajadores, ha vivido con esta nueva situación un renacer económico inesperado.

Pasar días en las playas

En España habrá distanciamiento en las playas

En España, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ya anunció que habría que guardar distanciamiento social hasta en la playa cuando estas se reabran. En una entrevista en el diario El País, la ministra aseguró que es importante mantener las recomendaciones sanitarias, "vamos a tener que interiorizar lo que ya estamos haciendo ahora, el lavado de manos, el distanciamiento social incluso en las playas".

Maroto añadió que "hasta que llegue la vacuna nada va a ser como antes. Las aglomeraciones van a tener limitaciones para mantener la distancia de seguridad. No vamos a poder comprar igual, en los espacios de trabajo vamos a tener que convivir con distancias de seguridad… No es que no vayamos a poder comer juntos, o ver una película, podremos, pero habrá un tiempo en que lo tengamos que hacer un poco más separados".

1
Elisa Nuez Patiño Hace 5 meses
No me extraña que hayan ideado este bodrio los italianos pues teniendo en cuenta que en todas sus playas hay que pagar para entrar, quieren seguir aumentando ingresos a cuenta del Covid. Esperemos que en nuestro país no ocurra esto. Mejor quedarse en casa que tostarse en un zulo.