Practicopedia

Deberes para nuestra mente en periodo de confinamiento

Anna Aumatell

Jueves 16 de abril de 2020

2 minutos

Plantarle cara a la situación actual pasa por no dejar que nuestra mente caiga en la rutina

pasatiempos: Deberes para nuestra mente en el confinamiento

El cerebro es un órgano que debe ser entrenado a diario para no perder destreza. Una afirmación que cobra mayor importancia entre los mayores y, aún más si cabe, en un periodo de confinamiento como el que estamos viviendo en el que los días pueden acabar pareciéndose demasiado con pocos estímulos para nuestra mente.  

Uno de los motivos que provocan perder vitalidad mental es caer en la rutina, hacer todo de forma automática y no pedir a nuestra mente que realice ningún esfuerzo provocando que ser ralentice, que no dé lo máximo de sí. Por este motivo, es muy importante ejercitarla, ponerle deberes como a los más pequeños para que siga activa y a buen rendimiento. Eso sí, al no estar en el colegio podemos hacer un poco de trampas y escoger actividades que sean agradables y nos apetezca hacer.

 

Cinco novedades literarias para leer en noviembre

 

Para empezar, proponemos apagar la televisión y dedicar parte de la jornada a la lectura. Un buen libro no solo nos entretendrá lo que facilitará que nos relajemos, sino que además es un fantástico ejercicio para nuestra mente: la activa, ayuda a la concentración y mejora nuestra memoria, sin olvidar que un rato de lectura antes de acostarnos facilita conciliar el sueño. 

Además, por si aún faltan razones para abrir un libro, muchos profesionales recomiendan la lectura como método preventivo de la degeneración cognitiva y de enfermedades derivadas como el Alzhéimer o el Párkinson.

 

Lista de tareas para hacer ahora que tienes tiempo (Bigstock)

 

Otra propuesta para romper con la rutina y ponerle tareas a nuestra mente es la escritura, es decir, adquirir el hábito diario de escribir unas líneas que nos obliguen a reflexionar, estructurar nuestros pensamientos y organizar qué queremos decir. El formato puede ser variado como un diario donde plasmar cómo nos sentimos, qué hemos hecho aquella jornada o fantasear sobre lo que haremos cuando podamos salir de casa.

Otra posibilidad es escribir cartas a amigos o familiares para hacerles saber nuestro estado o simplemente mantener una buena 'conversación' por escrito. Las limitaciones actuales del confinamiento dificultan el método tradicional del correo postal pero se puede recurrir al correo electrónico o, incluso, si nos resistimos a dejar el papel, siempre podemos hacerle una foto y enviarla por whatsapp. Por opciones que no sea ya que los beneficios están asegurados. 

Y, por último, os proponemos como deberes de confinamiento jugar, una forma fantástica de ejercitar nuestra mente. Los juegos clásicos de sobremesa como el parchís o el monopoly son grandes compañeros para llenar horas de una forma divertida y, a la vez, mantener activa nuestra mente. También son recomendables los pasatiempos como los crucigramas o los sudokus, ejercicios que diversos estudios han demostrado que permiten cerebros más agudos y un pensamiento más nítido.

0

No hay comentarios ¿Te animas?