Tres métodos para asar castañas

N. Abril

Jueves 12 de noviembre de 2020

3 minutos

Horno, sartén o microondas ¿Cuál prefieres?

Tres métodos para asar castañas
N. Abril

Jueves 12 de noviembre de 2020

3 minutos

Vamos a empezar por el final. Imagina que tienes en tu mano un cucurucho de castañas asadas, imagina que has pasado por uno de los puestos que nuestros castañeros tienen repartido en las ciudades españolas y su olor te ha llevado hasta su sartén. Ahora, deja de imaginar si todavía no has pasado por alguno de esos puestos o no tienes la oportunidad de hacerlo, mira qué fácil es asar unas ricas castañasSe trata de una receta sencillísima, si no tienes la fortuna de poder encender una buena fogata usa el horno de tu casa, una sartén o incluso el microondas.

Al horno, lo más recomendable

Si eliges el horno tendrás una receta fácil, fácil y rica, rica, como la del maestro Arguiñano que nos dice que compremos 600 gramos de castañas para repartir entre 4 y 6 personas. Para asarlas solo debemos tener en cuenta hacerles un pequeño corte a cada una de ellas para que no revienten. Después las colocamos en una bandeja apta para horno —que previamente hemos precalentado a 200o durante 10 minutos — y horneamos a la misma temperatura (200o) durante 20 o 25 minutos, moviéndolas un poco hacia la mitad del horneado.

Te aconsejamos colocar las castañas en la parte más baja del horno pero con calor arriba y abajo, incluso si quieres puedes hornear más de una bandeja tomando la precaución de aumentar un poco el tiempo de asado.

Para acabar, el televisivo cocinero que siempre pone su toque personal nos recomienda echar un poquito de sal por encima y listo, servir y comer.

¡Ah, cuidado no te quemes, pero tampoco dejes que se enfríen mucho o te costará pelarlas!

Mira cómo lo hace Carlos Arguiñano: 

 

Desde el punto de vista de la salud la mejor manera de preparar las castañas es asarlas y desde el punto de vista práctico la mejor forma de asarlas es en el horno de casa, ya que es fácil, sin esfuerzos o riesgos de quemarte y no provoca humo alrededor del asado.

Como los castañeros

Pero, eso no quiere decir que sea la única manera que tenemos de comer castañas asadas. De hecho, tenemos una muy típica: hacerlas en una sartén al más puro estilo de algunos castañeros en sus puestos otoñales.  Si te decides por esta opción y tienes cocina de gas, hazte con una sartén castañera o sartén de agujeros, que permiten que los alimentos (también puedes hacer frutos secos o mazorcas de maíz) se asen en contacto con las llamas.

bigstock Close Up Of Roasted Chestnuts  341652409

El método también es sencillo colocamos pequeñas tandas de castañas con un corte en la sartén sin tapar y a fuego fuerte. Cuando veamos que se van haciendo las movemos un poco para que se giren y se hagan por todas partes, evitando que se quemen por fuera y se queden crudas por dentro. Este proceso suele durar una media hora aproximadamente. El asado termina con un reposo de las castañas en la sartén con el fuego apagado y cubiertas por un trapo de algodón, lo que facilitará que se pelen más fácilmente.

Si tu cocina es de vitrocerámica o inducción también existen sartenes castañeras para asarlas, pero si no quieres comprarlas coge la sartén más vieja que tengas y en cualquier caso emplea la tapa para guardar la temperatura y mantener la humedad. En este caso, los tiempos cambian, en vitro será más de media hora y en inducción un poco menos. Lo que no cambia es el movimiento necesario de la sartén para que se hagan por todos los sitios.

Castañas para rápidos

El último método es el más práctico, rápido y, sobre todo, limpio. Sin embargo, no es el más fiel al sabor típico de la castaña asada, puesto que queda entre cocida y asada: el microondas.

El proceso comienza como los anteriores: con un corte pequeño en las castañas (hasta que veamos el interior). Después las colocamos en un recipiente apto para microondas y con tapa. El tiempo de preparado dependerá de la potencia del electrodoméstico. Por ejemplo, para 800W tres minutos; para 1000W dos minutos y para 600W alrededor de cuatro minutos. En cualquier caso, si ves que algunas no se han hecho bien, solo tienes que añadir medio minuto más.

Como ves elijas el método que elijas todos son muy sencillos y el resultado es unas ricas castañas para consumir inmediatamente o para conservar en la nevera y añadirlas en otros platos.

 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?