Actualidad

La tragedia silenciada: 4.030 personas murieron en casa por Covid en 2020

Pablo Recio

Viernes 12 de noviembre de 2021

5 minutos

El INE publica las cifra de mortalidad del coronavirus de ese año

El dato de la vergüenza: 4.030 personas murieron en casa por Covid en 2020
Pablo Recio

Viernes 12 de noviembre de 2021

5 minutos

Durante la primera ola de la pandemia, en la primavera de 2020, centenares de personas murieron en sus domicilios en las zonas más castigadas por la Covid, muchos de ellos, en soledad y sin recibir ningún tipo de atención médica por la saturación de los hospitales y de los servicios de Salud Pública. 

Así, en ese momento, fueron demasiado frecuentes los casos de personas que pasaban horas intentando contactar con su médico tras desarrollar síntomas compatibles con la infección, y que no lograban hablar con ningún sanitario en días.

De estos, buena parte pasaron la infección sin demasiados problemas, aunque probablemente con cierta angustia, porque se trataba de una enfermedad nueva para todos y los medios se hacían constantemente eco de las miles de muertes semanales que se registraban en todo el país.

Pero hubo una parte de ellos, los menos, que fallecieron en sus casas antes de recibir ninguna atención –por la saturación y la falta de test– y, otros, tras haber sido dados de alta de los hospitales sin estar del todo recuperados –no se sabía muy bien que podía haber recaídas a la semana de infectarse–. 

De ello dieron testimonio los propios bomberos de Madrid durante el confinamiento total. Por aquel entonces, sus portavoces reconocían que había aumentado en un 57% el número de intervenciones en domicilios, en los que se sospechaba que alguien había fallecido, fuese por la causa que fuese –luego, se ha ido discriminando quienes podían tener Covid y cuáles no–.  

Muertos con Covid o síntomas compatibles en domicilios en 2020

Fuente: INE. Gráfico interactivo, pulsa sobre cada provincia para ver el número de fallecidos en domicilios en 2020.  

 

Fallecidos, en soledad

Pero sin duda lo más duro fue que gran parte de estos fallecimientos fueron en soledad y, tal y como indicaba el propio Ayuntamiento de Madrid a este diario en la primavera de 2020, normalmente, los cuerpos que se encontraban eran de personas mayores. 

"Nos ha cambiado a todos la vida. La tipología de intervenciones no es la misma. Se han reducido mucho los accidentes de tráfico o incendios de naves, pero han aumentado las aperturas de puertas de personas mayores que vivían solas. Muchas estaban encerradas en sus casas y no tenían con quién hablar. Y al fallecer en soledad, nadie se daba cuenta, hasta que empezaba a oler", relataba a este periódico Juan Luis Sierra, portavoz del Sindicato de Bomberos de la Comunidad de Madrid (@bomberosinforma) en abril de 2020.  

Asimismo, añadía el bombero, por aquel momento se encontraban con todo tipo de casos. Algunas eran personas que habían fallecido con neumonía –por lo que les contaban–, pero otros, morían con otras patologías. "Hay de todo, aunque no somos médicos para saberlo. Pero por el alto porcentaje de personas mayores contagiadas por Covid-19, hay muchas posibilidades de lo hayan podido estar", apuntaba.

Las cifras

Ahora, más de un año después, poco a poco se va a aclarando más lo que sucedió en las casas en aquellos meses, aunque queda mucho por estudiar sobre esta realidad poco conocida y ciertamente eclipsada por la tragedia vivida en las residencias de mayores. 

Y lo último en darse a conocer es la cifra, en 2020, de muertos con Covid en los domicilios, por provincia. Un número, publicado el Instituto Nacional de Estadística en el que suman los decesos con el virus o con síntomas compatibles, que da escalofríos.

De esta manera, en total, 4.030 personas habrían muerto en sus domicilios con Covid ese año, lo que supondría el 5% de los decesos totales para ese periodo.

Un porcentaje muy inferior a los números de decesos en hospitales –más de 52.000– o dentro de las propias residencias –unos 17.000–, pero que refleja las consecuencias de la desatención, de la falta de test, de la soledad no deseada, de no conocer bien cómo funcionaba el Covid y de la saturación del sistema hospitalario por la avalancha de casos en la primavera de 2020. 

Y el ejemplo más claro del impacto que tuvo la primera ola en la sociedad, son los datos de fallecidos en domicilios de las provincias de Madrid y Barcelona, 685 y 608, respectivamente, lo que supondría el 4 y el 5% de los decesos con Covid totales en ese año. Y la gran mayoría de muertes serían achacables a la oleada de casos de primavera de 2020. 

Captura de pantalla 2021 11 11 a las 13.22.37
Fuente: INE, datos de 2020. 

Más allá de Madrid y Barcelona

Sin embargo, algo que pasó más desapercibido para la opinión pública por aquel entonces y que tampoco se dio a conocer hace un año, cuando los medios preguntaban reiteradamente al Ministerio de Sanidad por estos datos, es que en el resto de comunidades también murieron personas con Covid en sus domicilios, aunque sus sistemas hospitalarios no sufriesen una saturación comparable a la vivida en Madrid o ciertas partes de Cataluña. 

Y es que cabe destacar que, en ciertas provincias, el porcentaje de decesos en domicilios por Covid frente al total de muertes por el virus es mayor que en los dos casos anteriormente citados.

Por ejemplo, en Cuenca, es del 13% (74 de 557), o en Huelva, del 12% (20 de 171).

Aun así, habría que analizar caso por caso para ver a qué se debe esta diferencia y en base a qué criterios se determinan las muertes en domicilio en estas provincias y cuándo tuvieron lugar, si en la primera o en la segunda ola. 

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor