Alimentación

¿De dónde vienen el seitán y otras “carnes vegetales”? ¿Son más saludables?

Mariola Báez

Miércoles 8 de mayo de 2019

3 minutos

Siguen siendo grandes desconocidas pese a que el consumo de este tipo de alimentos crece en España

Seitán (Bigstock)
Mariola Báez

Miércoles 8 de mayo de 2019

3 minutos

Seitán, tofu y tempeh son tres alimentos que hace unas décadas era difícil encontrar en cualquier supermercado. Las cosas han cambiado y ahora cada vez más personas deciden eliminar de su dieta aquellos productos de origen animal, especialmente la carne.

Es una opción personal, porque no está demostrado que una dieta vegetariana o vegana resulte más saludable (ni menos) que otra que incluya alimentos procedentes de animales, tal como apunta la plataforma Nutrimedia (Observatorio de la Comunicación Científica de la Universidad Pompeu Fabra). Tampoco está comprobado que este tipo de dietas acabe provocando carencias nutricionales, siempre que se tenga en cuentan la importancia de obtener la suficiente proteína, vitaminas y minerales de alimentos alternativos o incluso de suplementos específicos.

Las carnes vegetales que podemos incluir en la dieta

Las carnes vegetales se han convertido en uno de los complementos básicos de los que las personas que no toman productos de origen animal pueden obtener importantes nutrientes. La carne, tal como señala la Fundación Española de Nutrición (FEN), juega un papel importante en la alimentación a la hora de proporcionar proteína de alto valor biológico y también vitaminas del grupo B, en especial la B12. Es necesario un estricto control en la dieta vegana, con menús establecidos como los que propone la Unión Vegetariana Española (UVE), para evitar posibles carencias.

El seitán o el tempeh no son alimentos exclusivos para vegetarianos. Se trata de productos, con múltiples propiedades beneficiosas, que puedes incluir en dieta aunque no te resistas a un buen chuletón de vez en cuando.

El seitán está elaborado a base de gluten, la proteína del trigo, por lo que no es apto para las personas celiacas. En  la actualidad, lo tienes en multitud de tiendas de alimentación, porque dadas sus buenas cualidades en la cocina, gana adeptos entre la población en general. De él destaca su alto contenido en proteína y su textura muy similar a la carne, firme y jugosa, por lo que, admite preparaciones cárnicas de todo tipo (guisos, plancha, albóndigas, empanados, elaboración de embutidos…).

Esta carne vegetal es una excelente alternativa para personas, que no son vegetarianas, pero no les gusta demasiado la carne o presentan problemas a la hora de masticar y/o de tragar. Además, no contiene grasas (colesterol) y su nivel de sodio, aunque puede variar de unos preparados a otros, es siempre muy bajo, por lo que también podría ser recomendable para personas con hipertensión.

El seitán está considerado la carne vegetal por excelencia y cada vez son más los que se apuntan a probar sabrosas recetas hechas con esta proteína del trigo. Otras opciones son el tofu, elaborado con leche de soja y el tempeh, alimento originario de Indonesia, que se obtiene de habas de soja fermentadas. Las opciones para una dieta variada y equilibrada, sin carne, se amplían.