Practicopedia

Todo lo que necesitas saber sobre el certificado de eficiencia energética

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 19 de julio de 2019

3 minutos

Si piensas alquilar o vender una vivienda, es imprescindible solicitarlo en la mayoría de los casos

Certificado energético
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 19 de julio de 2019

3 minutos

El certificado de eficiencia energética es un documento que incluye información sobre las características de consumo y ahorro de energía que presenta un inmueble. Puede referirse a un edificio completo o bien a una vivienda individual. Este certificado surge como respuesta al cumplimiento de la legislación de la Comunidad Europea y es exigible, desde 2013, a cualquier persona que pretenda alquilar o vender una propiedad inmobiliaria, salvo contadas excepciones.

¿Qué información contiene? ¿Cómo puedes obtenerlo?

El Ministerio para la Transición Ecológica (@mitecogob) establece la obligatoriedad de contar con este certificado en la mayoría de situaciones de venta o alquiler. En realidad, el certificado es un informe que refleja una valiosa información sobre la situación de una vivienda a nivel energético. El estado de los cerramientos, las instalaciones eléctricas o de gas, las calderas, los elementos aislantes del frío y el calor, y el consumo de energía que requieren los electrodomésticos presentes son algunos de los aspectos fundamentales que un técnico cualificado valorará a la hora de emitir su informe.

Certificado energético

Toda esa información servirá para dotar a la vivienda objeto de estudio de una “etiqueta energética”, muy similar a la que puedes ver en cualquier electrodomético que adquieras. Esta representa una escala de la A a la G, siendo la A la mejor calificación, es decir, la casa más eficiente, y la G la menos. El análisis de la situación de la vivienda siempre es interesante, porque va a incluir recomendaciones sobre posibles mejoras que pueden lograr que dicha propiedad resulte más eficiente.

No disponer o presentar el certificado en caso de venta o alquiler puede suponer multas de hasta 6.000 euros. Las excepciones a esta obligatoriedad legal debes consultarlas según la comunidad autónoma donde se encuentre la vivienda, pero, en general, están exentas las viviendas de menos de 50 metros cuadrados útiles y aquellas que se destinan a alquiler vacacional (menos de 16 semanas al año).

Obtener el certificado es un trámite sencillo. Solo tienes que ponerte en contacto con un técnico o empresa autorizada para llevar a cabo la inspección. Es importante saber que, tras la revisión “in situ” y la emisión del informe, este debe quedar inscrito en el correspondiente registro de cada Comunidad Autónoma, algo que ya se puede hacer vía telemática.

En cuanto al coste, no hay un precio fijo, por lo que toca solicitar presupuesto a varias empresas, ya que las oscilaciones son importantes. Hablamos de una variación de 30, 50 o 70 euros, depende.