Practicopedia

Cómo conseguir que tu perro deje de pedirte comida

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 20 de agosto de 2019

2 minutos

Este gesto de tu mascota puede resultar muy molesto y generar cierta frustración en el animal

Cómo conseguir que tu perro deje de pedirte comida

Esta es una de las imágenes que más se repite en los hogares donde reside un can. Este gimotea, se sienta a tu lado o te mira fijamente mientras comes, con el objetivo de que te des por vencido y le ofrezcas parte de tu suculento condumio. Para muchos se trata de un gesto adorable, pero para otros es una actitud molesta e incómoda que debe finalizar de una vez por todas. Sin olvidar el sufrimiento y la frustración que también padece el animal.

Sin embargo, aunque es aconsejable tomar cartas sobre el asunto, no debes considerar este hecho como un signo de mala educación o desobediencia de tu mascota. Debes tener en cuenta que los perros llevan en su instinto proveerse de alimentos y que provienen de una especie cazadora, por lo que esta conducta está en su naturaleza. La responsabilidad de que aprenda a no pedir comida recae únicamente sobre ti. ¿Cómo puedes hacerlo?

Mejor prevenir que curar

Si tu perro todavía es un cachorro o apenas ha comenzado vuestra convivencia, lo mejor para evitar de raíz este problema es no darle nunca comida cuando estés en la mesa. De esta manera, no se creará en él la expectativa de que va a recibir un bocado cuando tú también estés comiendo. Aunque parezca un consejo de lo más obvio y sencillo, lo cierto es que también es muy complicado de aplicar. 

Para conseguir un éxito rotundo, todos los miembros de la familia debéis actuar por igual, tampoco podéis hacer excepciones y debéis alertar a las visitas de que está terminantemente prohibido dar parte de su comida al perro, pues este es un animal que se acostumbra muy pronto a lo bueno y un simple despiste puede perjudicar toda su formación.

Cómo conseguir que tu perro deje de pedirte comida

Cómo evitar que el perro te pida comida

En cambio, si te has saltado alguna de estas tres normas y el perro ronda la mesa cada vez que os sentáis a comer, debes poner en práctica otra serie de pautas:

  • A la hora de comer, coloca la cama o la mantita de tu perro a una distancia prudencial de la mesa. Cuando este se acerque con su habitual petición, le dirás que no con un tono firme y decidido, y le redirigirás a su cama. Una vez conseguido, podrás premiarle con un trocito de comida, así le enseñarás a que no debe levantarse ni estar cerca de la mesa cuando estéis comiendo. Repite este ejercicio tantas veces como sea necesario y el perro aprenda cuál es su lugar.
  • Ignorarlo, aunque se vuelva muy pesado, es otra actitud que debes adoptar inmediatamente. Lo importante es que no note tu debilidad, sino sabrá que existe una pequeña posibilidad de que le des comida. ¡Mantente fuerte!
  • Si tu perro se alimenta varias veces al día y una de ellas coincide con la vuestra, puedes probar a darle de comer antes de que os sentéis en la mesa. Así tu mascota ya estará saciada y su apetito le mantendrá más alejado de vuestra comida.
0

No hay comentarios ¿Te animas?