Practicopedia

Cómo hacer una pizza sin horno en 5 minutos

65ymás

Lunes 1 de junio de 2020

2 minutos

Cómo hacer una pizza sin horno en 5 minutos

Viernes, los niños en casa, ¿peli y pizza? Suena bien el plan.

¿Qué tal si le ponemos un poco más de diversión y hacemos la pizza nosotros mismos? Todo lo que tenga que ver con hacer masas y amasar a los niños les encanta y, además de entretenerlos nos sirve para que se familiaricen con los alimentos y con la cocina. De hecho, esta vez la “clase de cocina” llega hasta el final, pues te proponemos que cambies el horno por una sartén y de esa forma verán cómo hacer una pizza de principio a fin.

¿Preparados? Vamos con la masa

  • 150 gr de harina
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharada de aceite de oliva suave
  • 4 gr o una cucharadita de levadura en polvo
  • Sal

1. Pon en un bol la harina, la levadura y la sal y lo mezclas todo bien. Después, haces un hueco en el centro y echas el agua y la cucharada de aceite. Lo remueves todo hasta que consigas una masa que se pegue un poco en las manos.

2. Coloca la masa sobre el espacio de trabajo que estará previamente enharinado para favorecer el amasado y amasa. Este momento es ideal para los más pequeños si te están ayudando.

En aproximadamente 2 minutos tendrás una masa más elástica que ya no se pega a las manos. Tienes que hacer una bola y dejarla reposar durante 10 minutos tapada con un paño de cocina o con papel film transparente.  

3. Pasados los 10 minutos la destapas y ya puedes empezar a estirar la masa con un rodillo y si quieres tú y tus ayudantes podéis terminar de darle la forma con las manos (aunque la propia sartén también nos va a ayudar con la forma y el tamaño). Procura que la masa no quede ni demasiado fina —que se puede romperá—, pero, sobre todo, no demasiado gruesa, para que se cocine bien.

4. Es el turno de la sartén. Elige una antiadherente para tu pizza, echa un chorrito de aceite (el justo para que al extenderlo por la sartén y que quede impregnada toda la superficie y algo de los bordes). Coloca la masa y termina de darle la forma hasta que se ajuste bien a la base de la sartén.

bigstock A Frying Pan With Dough Standi 359465830

Para gustos... los ingredientes

En este momento la imaginación al poder y el gusto a la pizza. Es el turno de los ingredientes y por lo tanto tú mandas. Lo más habitual es cubrir la masa con una salsa de tomate y queso mozzarella rayado. Después, todo vale: aceitunas, atún, tiras de bacon, tiras de jamón de york, salchichas, chorizo, pepperoni, orégano… seguro que los minichefs tienen muchas sugerencias.

Unos ingredientes que pueden ir cortados en tiras, en daditos, rayados, desmenuzados, espolvoreados… la decoración también es cosa tuya.

5. Una vez elegidos los ingredientes y colocados en nuestra masa calentamos todo a fuego medio. En este paso es fundamental tapar la sartén para atrapar el calor y que se cocine la parte superior de la pizza. Si no dispones de una tapa apropiada para la sartén puedes utilizar papel de aluminio. En apenas 5 minutos, sí 5, menos que cualquier pizza de las que metemos al horno, tendrás tu (vuestra) fabulosa pizza casera en sartén.

6. Por último, no corras o te quemarás. Saca la pizza de la sartén y déjala reposar un poquito y… ¡que empiece la peli que la cena está servida!

Por cierto, fácil y barata (si no te has puesto exquisito con los ingredientes).

Por si no te lo hubiésemos explicado bien, o prefieres verlo, compartimos contigo la receta de la cocina fácil con Parmelia de la que ¡somos muy fans!

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?