Practicopedia

¿Cómo puedo forrar los armarios de manera sencilla?

Ruth Macarrón

Foto: Bigstock

Domingo 16 de febrero de 2020

1 minuto

Tres trucos para que queden perfectos por dentro y por fuera

Cómo forrar los armarios de manera sencilla

No hace falta ser un manitas para llevar a cabo pequeñas mejoras en los muebles que tenemos en casa. Restaurar una silla o cambiar el color de un pequeño mueble auxiliar son algunas de las cosas que puedes hacer para cambiar por completo el look de esas piezas que tienes por casa y se han quedado desactualizadas. Con un poco de maña también puedes forrar un armario, cajones o la trasera de un aparador para dejarlo de revista. Si te gusta la decoración, toma nota de estos sencillos trucos:

Cómo forrar los armarios de manera sencilla

Con papel pintado

Usar papel pintado para forrar los armarios es la manera más fácil de dejarlos impecables sin necesidad de gastar mucho. Cualquier papel de empapelar pared puede servirte. Tendrás que tomar las medidas de los lienzos a empapelar y cortar el papel al mismo tamaño. Para pegarlo, usa una cola especial o la pistola de pegamento para fijarlo a la pared y procura no dejar aire que forme antiestéticos bultitos.

Para forrar los cajones con papel pintado, haz primero una plantilla con papel de seda o del papel vegetal que se usa para cocinar en el horno, que es fino y se adapta bien a la forma. Una vez tengas la plantilla marcada, repítela en el papel pintado y después recorta y pega.

Un papel pintado bonito también queda espectacular en la parte trasera de una vitrina, e incluso puede servirte para cambiar los armarios por fuera, si su carpintería ha pasado de moda o están en mal estado.

Con vinilo

En el mercado encuentras unos vinilos autoadhesivos  que son perfectos para forrar los armarios de manera sencilla. Vienen disponibles en muchos tamaños, que puedes recortar para adaptar a la medida que necesites, y lo mejor es que no necesitas usar pegamento para fijarlos. Los encuentras en todo tipo de estampados y su colocación es muy rápida y sencilla.

Con tela

Quizá la técnica más complicada es la que emplea tela para forrar los armarios, como antaño. Ten en cuenta que la superficie debe estar revestida en el interior de un contrachapado que te permita fijar la tela con grapas, usando una grapadora especial como la que emplean los tapiceros. No es imposible, pero requiere cierta técnica. Y el resultado es tan espectacular que merece la pena.

0

No hay comentarios ¿Te animas?