Cómo

Cómo hacer un bálsamo labial en casa con ingredientes naturales

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 24 de junio de 2019

2 minutos

Cuidar y proteger tus labios es importante y puedes hacerlo con un productos elaborados por ti

Bálsamo labial

Unos labios bonitos y cuidados dependen en gran medida del uso de un protector labial específico, que los proteja a diario de las agresiones externas. Tal como indica la Fundación Piel Sana (@pielsana_aedv), en esta zona, esencial de nuestro rostro, la piel es extremadamente fina y resulta sensible a las condiciones meteorológicas (frío, viento, altas temperaturas...). Sequedad, descamación, grietas, quielitis angular (boqueras) son algunas de las patologías que pueden afectar a nuestros labios y que pueden prevenirse con el uso cotidiano de un bálsamo apropiado.

Cómo hacer un bálsamo natural que hidrate y proteja tus labios

Si te apuntas a la cosmética natural, puedes probar a elaborar tu propio bálsamo labial en casa. Para hacerlo. necesitas un ingrediente base, una sustancia con propiedades emolientes que además actúe como emulsionante y sirva para ligar el resto de componentes. La cera de abeja reúne estas condiciones y puede ser una base perfecta.

Tu labial va a requerir entre 6 y 10 gramos de cera de abejas natural (depende de la cantidad que quieras obtener). El primer paso consiste en derretirla, lentamente, al baño María, para, seguidamente, ir añadiendo el resto de ingredientes que desees.

Como ejemplo, una combinación que da excelentes resultados y resulta especialmente recomendable para labios secos y agrietados, consiste en incorporar, a mitad del proceso,  3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (unos 15 gramos) y una pequeña cantidad (media cucharada) de aloe vera. Este último ingrediente, por sus propiedades antibacterianas y cicatrizantes, va perfecto.

Si quieres además de protección para tus labios, un extra de nutrición, añade a la cera de abejas, una cucharada de miel y unas gotas de vitamina E (encontrarás preparados en farmacia). La miel nutre y suaviza los labios y el efecto antioxidante de la vitamina mejorará el aspecto general de su fina piel a las pocas semanas de uso.

Si lo prefieres, también puedes hacer tus labiales añadiendo otros productos naturales como parte de la base. La manteca de karité es una excelente opción, ideal para proteger los labios de los agentes externos proporcionándole, además, una profunda hidratación. En el momento en que la cera esté derretida, incorpora la manteca, removiendo despacio hasta que consigas la consistencia de una crema.

En este caso, también puedes añadir los ingredientes que prefieras: una cucharada de aceite de almendras dulces, unas gotas de aceite esencial de caléndula, ideal para labios dañados, esencia de naranja, sique quieres que tu labial tenga ese aroma y sabor…

Cuando la preparación esté terminada, vierte el contenido en un tarro de cristal mientras esté templada, antes de que solidifique. Espera a que se enfríe y ya tienes un bálsamo natural que podrás utilizar durante mucho tiempo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?