Cómo

¿Puedes cambiarte de compañía de teléfono móvil sin perder tu número?

Carlos Zapatero

Martes 2 de abril de 2019

3 minutos

El proceso de portabilidad es un derecho de cualquier persona que tenga una línea móvil

Teléfono móvil
Carlos Zapatero

Martes 2 de abril de 2019

3 minutos

Son muchos los factores que pueden hacer que queramos cambiar de compañía móvil. Desde una mala experiencia hasta el aprovechamiento de nuevas ofertas. Sin embargo, si no quieres perder tu número de teléfono, es importante que conozcas que es una gestión muy sencilla de realizar.

Más de medio millón de líneas cambiaron de operador en enero

Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, este pasado enero un total de 669.227 líneas cambiaron de operador. En el mismo periodo del año 2016, lo hicieron un total de 486.701, así que la cifra es creciente. Una progresión que identifica una clara tendencia: cada vez más usuarios cambiamos de compañía en busca de mejores condiciones, tanto en servicios como en tarifas. 

Es importante que conozcas que, como usuario de una línea móvil, la conservación del número de teléfono es un derecho que viene legislado desde la Unión Europea. Por tanto, el conocido proceso de portabilidad, que es el trámite mediante el que cambiamos nuestra línea de compañía manteniendo el mismo número de teléfono queda recogido en el marco legal de la UE.

El inicio de los trámites

Pese a que hace unos años este trámite podía alargarse en el tiempo durante dos semanas, actualmente es posible tenerlo efectivo en apenas 48 horas. Para comenzarlo, lo único que tienes que hacer es acudir a la compañía a la que deseas cambiarte y solicitar el inicio del proceso de portabilidad. Es posible realizarlo tanto presencialmente, en las tiendas físicas de dicha compañía, como a través de su página web. Y lo único que tenemos que hacer es cumplimentar el contrato con nuestros datos personales. Será tu nueva compañía la que se encargue de realizar todos los trámites relacionados con este proceso.

Si lo realizas en tienda física, la nueva operadora te proporcionará la tarjeta SIM de la compañía en el acto, que se activará el día en el que se realice la portabilidad. Si lo realizas por internet, tienes que esperar a que la tarjeta te llegue por correo. Que en ningún caso será después de que se haya realizado el cambio de operadora. En lo que dura la portabilidad, es posible que el día que se hace efectiva tu línea se quede suspendida durante unas horas. Sin embargo, siempre se hace de madrugada, para ocasionar las mínimas molestias posibles al usuario. 

Cuidado con los contratos de permanencia

Es importante que te informes bien de cuáles son los contratos de permanencia que tienes activos en el momento de hacer el cambio de operadora.  Si tienes un móvil pagado a plazos o has accedido a alguna promoción en tu anterior operadora, es habitual que tengas que hacer frente a las cuotas restantes, además de una penalización por haber roto el contrato antes de tiempo. Este importe se cargará automática en tu próxima factura y, en la mayoría de los casos, serás avisado por tu actual compañía antes de hacer efectivo el cambio de número.